Estudiante con cáncer murió esperando que Icetex le condonara deuda

Altos costos de intereses en un crédito del ICETEX le acrecentaron la enfermedad a Eliana Ardila Parra, madre cabeza de hogar con tres niñas. Envió carta al propio Presidente Santos, a Ministra Parody y al nuevo director de la entidad, pero no fue escuchada. ICETEX violó Decreto de condonación por enfermedad grave y pasó deuda a su hermana Sol Ardila, a quien le embargó sueldo.

 El caso que le sucedió a la estudiante Eliana Piedad Ardila Parra no le pasa a muchos compatriotas frecuentemente, pero se puede repetir. Esta es la historia de una ciudadana que falleció, agobiada por un terrible cáncer, esperando que El Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX) cumpliera su propia ley y le condonara (o perdonara) una deuda engrandecida a punta de intereses, por padecer una enferemedad terminal.

Eliana Ardila
Eliana Ardila

Eliana sacó un crédito de estudio con el ICETEX por 9 millones de pesos para terminar su carrera de educación básica primaria con énfasis en artística en la Universidad El Minuto de Dios, la cual no pudo terminar porque se enfermó y, por eso, tampoco pudo continuar pagando su préstamo. La coodeudora o fiadora del préstamo era su hermana Sol Ángel Ardila Parra.  Lo peor del asunto es que Eliana murió el pasado 1 de septiembre y el Instituto nunca les certificó a ambas en qué se aplicaron los pagos que hicieron ella y su pariente cercana a dicho crédito, cuánto dinero iba a capital o a intereses, y mucho menos, cuál era el monto total del préstamo a la fecha. Al contrario, durante mucho tiempo su enfermedad se agravó por la presión de las empresas cobradoras que contrató la entidad estatal para hacer efectivas las deudas de los estudiantes.

Sus inquietudes las pueden confirmar en este Derecho de Petición:

- Publicidad -

Derecho de Peticion 001

Derecho de Peticion 003
Como se pudo observar en su solicitud,  Eliana Ardila Parra le pidió al entonces presidente del ICETEX, Fernando Rodríguez Carrizosa, sin éxito, que le condonaran la deuda por padecer de una grave enfermedad, lo cual está establecido en el Acuerdo 29 del 2007, artículo 44, punto B, el que estipula el perdón de un crédito por invalidez (en este caso un cáncer terminal), que se acredita con certificado expedido por una autoridad competente como un EPS, tal como lo hizo esta mujer con los soportes de la empresa prestador Salud Total. Miren la norma que rige los créditos en el Instituto:

Condonacion_de_deuda_por_enfermadad_profesional-_A

Cuando La Otra Cara conoció este triste episidio de la realidad colombiana,  Eliana Ardila ya casi no podía hablar y estaba postrada en su humilde vivienda en el barrio El barrio El Quiroga, en el sur de Bogotá, donde vivía con sus tres hijas, agobida por intensos dólores y fiebres debido a un tumor malgino en la pelvis  y otras partes del cuerpo como la cadera y los pulmones, que se trataban con radioterapias y quimioterapias, un tipo de cáncer que la consumía. Allí era paladiada por su inseparable hermana Sol Ángel Ardila Parra. Por eso, su querida pariente fue quien nos reveló todo el drama que ambas padecieron, luego de que aquella sacara un crédito educativo en el Icetex para progresar en su vida, la cual no disfrutó.

Esta es la historia médica de Eliana, avalada por la Clínica Salud Total, para que fuera valorada por más de cuatro especialistas en el Instituto Nacional de Cancerología:

HISTORIA CLINICA No.03

HISTORIA CLINICA NO.04

 

 

 

 

HISTORIA CLINICA No.01

Sin embargo, Eliana tenía fe de que iba a superar ese terrible mal y así lo hacía saber en su cuenta de Facebook:

Facebook de Eliana

Dramático relato de su hermana

Así contó Sol Ángel a nuestra revista el caso de Eliana, cuando esta aún estaba viva.

“Mi hermana Eliana, de 40 años, se ha desempeñado como docente de primaria en un colegio del barrio Quiroga, en el sur de la Capital. Es madre cabeza de hogar desde hace como 3 años de tres niñas de 11, 14 y 15 años. Ella estaba estudiando en la Universidad Minuto de Dios y luego se cambió a la del Tolima (porque le resultaba menos costoso y porque tenía la opción de graduarse más rápido). Yo siempre la he ayudado económicamente, incluso le estaba pagando la matrícula en la Universidad”.

 “Cuando mi hermana se comenzó a enfermar, a mediados del 2013, empecé a pagarle consultas médicas particulares al ver que los tratamientos de la EPS no funcionaban, creo que desde ahí nuestra vida cambió”.
 
“Luego el 1 de diciembre de 2014, nos informaron que tenía cáncer y asumí con mi otra hermana Jeymmy) los gastos económicos de mi hermana Eliana y los de las niñas. Pero el ICETEX me notificó de la retención de mi sueldo o un acuerdo de pago, pero les dije que no podía por la situación planteada. En este momento mi hermana Eliana está grave en urgencias en el Hospital Cancerológico; mis papás, que vivían en Villavicencio (Meta), arrendaron su casa allá y están viviendo con ella y las niñas y entre todos asumimos gastos, porque para completar el asunto, Eliana no se había separado legalmente de su esposo y por eso no se ha tramitado la pensión por invalidez en Porvenir.  Mi hermana ha estado tan sedada y en mal estado, por eso, no se ha podido formalizar el divorcio”.
 
“Estamos pasando por un momento muy difícil y económicamente insostenible. Yo por mi trabajo, ayudo a mi familia y recibo sólo la mitad del sueldo, pues la otra parte está destinada a pagar un crédito por libranza y no tenemos más recursos”, así relató Sol Ángel el drama de hermana.
La respuesta fue embargarle el sueldo
“Cabe anotar que le mandamos un Derecho de Petición al ICETEX, apoyados por la Asociación Colombiana de Usuarios de Préstamos Educativos (ACUPE), que es una ONG que apoya a los estudiantes en diferentes aspectos, firmado por la misma Eliana,  para que nos contarán cómo se aplicaron los pagos que hicimos y cuánto era la deuda de mi hermana a la fecha, además pidiéndoles que le condondaran la deuda porque tenía una efermedad muy grave”.
Sol Ángel Ardila

“Después de la prórroga de 15 días para resolver esta petición,  esa entidad del Gobierno no le contestó a Eliana lo que le solicitamos, pero en cambio, si envió la solicitud de retención de mi sueldo a la Dirección General del Instituto Nacional de Medicina Legal, donde trabajo, para que responda como codeudora, para dejarme con los brazos cruzados, porque así no podía sostener a mi familia y menos ayudar con el tratamiento de Eliana. Esa fue la respuesta del ICETEX. De ahí, en adelante no le volvieron a escribir cobrándole a mi hermana. La retención del sueldo no se ha hecho efectiva porque les pedí una prórroga a Medicina Leal debido a mi crítica situación “, narró acongojada Sol Ángel Ardila su experiencia con el Instituto.

Esta es la carta de respuesta del ICETEX, al Derecho de Petición de Eliana sobre el perdón de su deuda. En ella se puede ver la retención del sueldo de su hermana Sol Ángel:
Retencion del Sueldo
 
Retencion del Sueldo1

 Carta al Presidente Santos y la Ministra Parody

El Secretario General de ACUPE, Fernando Luis Calao González, le envió un Derecho de Petición al propio Presdidente de Colombia, Juan Mnauel Santos, al Ministra de Educación, Gina Parody, y al nuevo director del ICETRX, exponiéndole el caso de Eliana y solicitándoles que hagan cumplir la norma mediante la cual se le condona  la deuda a esta beneficiaria enferma.

Fernando Luis Calao González
Fernando Calao
Las peticiones de Calao tampocó fueron escuchadas a favor de la mujer que al final falleció. Se espera que ahora sí le perdonen a Eliana su crédito (del cual no se sabe el monto), según lo estiupula el Acuerdo 29 en el Artículo 44, punto A,  para casos de muerte.
Estas son sus cartas al Jefe de Estado y la Mineducación:
Denuncia al Presidente y Ministra Icetex
Denuncia al Presidente y Ministra Icetex1

 

Padojicamente, el ICETEX gasta grandes recursos en publicidad y entrega contratos millonarios, a dedo, a empresas amigas para que les cobren sus deudas a los estudiantes colombianos, pero no se humanizó con esta cliente que murió esperando una respuesta.

 

Por Sixto Alfredo Pinto

Director Revista La Otra Cara

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario