Tormenta jurídica por investigación de Uribe en la Corte Suprema

Alvaro Uribe
Álvaro Uribe Vélez

 
Uribe dice que es una persecusión política del Fiscal Montealegre, el Presidente Santos, el ex paramilitar “Don Berna” y el jefe de las Farc “Timochenko”. 

Todo está listo para que la Corte Suprema de Justicia determine si investiga o no al ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, por su presunta colaboración y financiación de grupos paramilitares, cuando era Gobernador de Antioquia, luego de una solicitud de la Fiscalía General de la Nación.

Esto se produce porque fueron hechos antes de ser el Primer Mandatario de la Nación y no tenía fuero especial de Presidente, periodo que solo debe ser investigado por la Comisión de Acusaciones e Investigaciones de la Cámara de Representantes. Recordemos que la Corte es la encagargada de procesar y juzgar en nuestro país a los aforados gobernadores.

La Fiscalía se basó en el testimonio que dio el extraditado jefe paramilitar Diego Fernando Murillo, alias  “Don Berna”, desde Miami, Estados Unidos, quien ratificó que la masacre de El Aro (Antioquia) fue ordenada por el máximo líder de las Autodefensas, Carlos Castaño Gil, y que conocía de testigos que sindicaban a miembros del Estado de haber participado en ella y al entonces gobernador de es departamento Álvaro Uribe, en 1997.

El 22 de octubre de 1997, un total de 15 personas que residían en el corregimiento El Aro, perteneciente al municipio de Ituango, perdieron la vida en estado de indefensión a manos de grupos paramilitares.  La versión de Diego Fernando Murillo fue revelado en un artículo de La Otra Cara  llamado “El sopresivo ventilador de Don Berna”.

El propio Fiscal General, Eduardo Montealegre, afirmó que la Corte debe considerar si hay mérito suficientes para investigar al exmandatario colombiano.

Por su parte, el actual Senador Uribe Vélez, jefe del Partido Centro Democrático, dijo través de su Twitter, que está “acostumbrado a infamias” sobre todo en épocas electorales y aseveró que es una persecusión política del Fiscal Montealegre. A su juicio, contra él hay un “eje”, que lo conforman, además del Fiscal, el  propio Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos; el paramilitar “Don Berna”  y el máximo comandante de la guerrilla de las Furzas Armadas Revolucionarias de Clombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverry, alias “Timochenko”.

Este caso ha desatado una tormenta jurídica sin antecedentes en el país, pues nunca un Jefe de Estado había sido procesado por sus atuaciones antes de llegar al primer cargo de la Patria y con la posibilidad de ir a la cárcel.

El abogado Ramiro Bejarano defendió al Fiscal Montealegre y manifestó: “cuando un funcionario recibe una información sobre una noticia criminal y él no es competente lo que tiene que hacer es simplemente compulsar copias para que la autoridad competente inicie las correspondientes indagaciones”.

Pero aclaró que la Corte puede archivar de una vez por todas el proceso contra Uribe, si no encuentra pruebas contra él.

“Si la Corte Suprema de Justicia simplemente dicta un inhibitorio esa decisión puede reabrirse si mañana aparecen nuevas pruebas, pero si la Corte abre una investigación y exonera al doctor Uribe o a quien quiera, declara que no hubo delito o que no lo cometió, en ese evento esa decisión haría tránsito a cosa juzgada”, explicó Bejarano.

Por su parte, Jaime Granados, el abogado defensor de Uribe, sostuvo que la actuación de la Fiscalía al momento de pedir a la Corte Suprema que investige al actual Senador es desleal porque el ente acusador no puso a disposición del alto tribunal de justicia los testimonios de exparamilitares que han sostenido que el entonces Gobernador de Antioquia no tuvo participación la masacre de El Aro.

“Le estamos pidiendo a la Corte Suprema que le solicite a la Fiscalía el envío de las declaraciones rendidas por los protagonistas de la masacre de El Aro, quienes ya declararon que el expresidente y su familia no tenían conocimiento de esos hechos, nos parece desleal que la Fiscalía no haya remitido esa información a la Corte Suprema, o que por lo menos haga pública esa información”, señaló Granados.

El tema da para todo en el ámbito juridico del país, porque hay algunos sectores que comentan que el caso de Uribe hasta podría llegar a ser investigado por la llamada justicia transicional que se está debatiendo en el Congreso de Colombia para juzagar a los miembros de la subversión que firmen el acuerdo de paz con el Gobierno Nacional.

Ente ellos, la Senador de la Alianza Verde, Claudia López, quien aseguró: “Esta justicia también será para los promotores del paramilitarismo y también será para los agentes del Estado que han cometido actos criminales…ese es el gran merito de este acuerdo de justicia…”.

Lo cierto es que si Uribe llegara a ser procesado y juzgado por la Corte, el hecho marcaría un hito en Colombia.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario