La Cámara de Comercio certificó que Mockus sigue siendo Representante de Corpovisionarios y por eso estaría inhabilitado

A pesar de esa prueba reina, el Consejo de Estado pretende absolver cómo sea al exalcalde de Bogotá.

Por Sixto Alfredo Pinto.

parece que en el Consejo de Estado en el caso del actual congresista del Partido Verde Antanas Mockus Sivikas, se estaría planeando aplicar aquel dicho popular que reza: “la justicia es para los de ruana”, pero nunca para los copartidarios políticos de los magistrados.

Fuentes muy confiables del Alto Tribunal le comentaron a nuestro portal que un grupo mayoritario de togados, rehusando a obrar en Derecho, piensan absolver cómo sea a Mockus. Solo unos verdaderos honorables magistrados salvarán el voto.

- Publicidad -

Contra el exalcalde de Bogotá cursan dos demandas en el Consejo de Estado interpuestas por los expertos juristas Eduardo Padilla Hernández y Víctor Velásquez Reyes. Una, es para su pérdida de investidura como Senador de la izquierda colombiana y la otra es contra el acto administrativo del Consejo Nacional Electoral (CNE) que avaló a Mockus como parlamentario electo por los Verdes en las pasadas elecciones del 11 de marzo de 2018.

El argumento principal de este proceso es que Mockus está inhabilitado para ser elegido congresista de la República porque tenía contrato vigente con el Estado al momento de su inscripción como candidato, a través de su Fundación Corpovisionarios, de la cual es todavía su reconocido Representante Legal.

Mockus debería ser declarado inelegible porque con su empresa Corpovisionarios tuvo negocios con dineros públicos dentro de los seis meses anteriores a la fecha de la elección de Congresistas en Colombia, lo cual está expresamente prohibido por las leyes de la Patria, entre elllas, el Artículo 179 de la Constitución Política.

Por su parte, Mockus ha reiterado en los poderosos medios de comunciación nacionales en los cuales tiene una amplia tribuna, que no está inhabilitado porque cedió la Representación Legal de Corpovisionarios a un amigo de confianza que trabajaba con él en dicha empresa.

“Actualmente no ejerzo ningún cargo en la Corporación Visionarios por Colombia, pues presenté renuncia a mi cargo como Presidente el 19 de marzo de 2018”, dijo Mockus en su declaración y manifestó que sí tuvo conocimiento del contrato porque estuvo presente en el informe de gestión de proyectos que hicieron los directivos. Ver El Heraldo.

Se le olvidó al exalcalde que la única forma para hacer ese trámite legal de renunciar a la Representación Legal es radicando un acta de ls empresa con las mencionadas resoluciones en la Cámara de Comercio.

Sin embargo, la citada entidad certificó mediante una carta membreteada y dirigida al mismo Consejo de Estado que NO EXISTEN esas resoluciones o actas de Corpovisionarios con la renuncia de Mockus.

“Al respecto y encontrándonos dentro del término legal establecido, me permito informarle que una vez consultados nuestros registros se evidenció que las resoluciones númnero uno (1) del 2006 y número tres (3) de 2014, a las que se refiere en su comunicación, no se encuentran inscritas en esta entidad registral en la CORPORACIÓN VISIONARIOS POR COLOMBIA,  identificada con el NIT. 830093146-6”, enfatiza la Cámara de Comercio en una comunicación dirigida a Ethel Sariah Mariño Mesa, Secretaria de la Sección Quinta del Consejo de Estado.

La prueba fue solicitada luego de la última audiencia del proceso, a principios de febrero de 2019, por parte del magistrado Alberto Yepes, miembro de la Sección Quinta y ponente del caso. La respuesta llegó recientemente al Consejo y debemos resaltar que es la primera vez que una autoridad solicita dicha certificación a la Cámara de Comercio.

La certificación de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Lo cual es un prueba reina de que Mockus sigue siendo a la fecha de hoy el Representante Legal de su empresa y está claramente inhabililitado. De lo contrario que aporte al Consejo de Estado el acta de la Cámara de Comercio donde se confirme que él cedió esa Representación Legal de Corpovisionarios, lo cual no ha hecho, según el expediente que reposa en el Alto Tribunal.

Es decir, Mockus le mintió a las Autoridades Electorales, a sus votantes, a la prensa y a los colombianos… Sería un mal ejemplo para la democracia del país no castigar esta conducta dolosa de un hombre que basa su discurso político en la moral, la honestidad y las buenas costumbres.

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario