La Propuesta de Rodolfo Hernández y su Valentía

Compártelo:

Por: Eduardo Padilla Hernández (1) y Sixto Alfredo Pinto (2).

El Ingeniero Rodolfo Hernández, sostiene que “la corrupción es una enfermedad que sólo puede curarse con cirugía sin anestesia”.

Este empresario santandereano, oriundo del municipio de Piedecuesta, cerca de la capital Bucaramanga, nació y creció en medio del fuego cruzado de la violencia partidista, entre liberales y conservadores, que se originó a raíz del asesinato del caudillo Jorge Eliécer Gaitán, acaecido el 9 de abril de 1948, en Bogotá.

De su padre, Luis Hernández, heredó el sentido de pertenencia por su tierra, el amor incondicional por su familia y el altruismo por la comunidad. Y de su madre, Cecilia Suárez, aprendió algunos principios, de Confucio, que le han ayudado a sobrevivir hasta el día de hoy: “Cuatro cosas es necesario extinguir en su inicio: Las deudas, el fuego, las enemistades y la enfermedad”.

Está casado con Socorro Oliveros, de cuya unión nacieron cuatro hijos: Mauricio, Luis, Rodolfo y Juliana. Esta última fue secuestrada en el año 2004, y de ella no se volvió a tener noticia. Este lamentable hecho, que lo convirtió a él y a su familia en víctimas de la violencia, le dio fuerza y valor para llegar a la alcaldía de Bucaramanga, con el propósito de dejarle a las nuevas generaciones bumanguesas el legado más digno que un ser humano puede dejar a otros: “Una vida justa, feliz, con oportunidades, mejor que la que nos ha tocado vivir a nosotros”. Y, en efecto, derrotó a las maquinarias politiqueras y ganó las elecciones, asumiendo como alcalde el 1 de enero de 2016.

Durante su gestión acumuló mucha experiencia en medio de las dificultades. Asevera que recibió la administración con graves problemas de corrupción, endeudada y comprometida en gastos superfluos y en contrataciones innecesarias. Además de pagar las deudas y sanear las finanzas, denunció las irregularidades y la ausencia de la Contraloría sobre esas anomalías, lo cual contribuyó a que la Fiscalía General de la Nación iniciara el correspondiente proceso contra los funcionarios de la anterior administración.

Por todas estas vicisitudes, él afirma que “la corrupción es el mayor impuesto al salario que nos toca pagar a todos los colombianos”.  Agrega que “es plata que sale de nuestros bolsillos y entra al bolsillo de los corruptos”.

Rodolfo Hernández, en sus 43 años de experiencia laboral, empresarial y profesional, nunca ha tenido contrataciones con el Estado.

A partir del 29 de julio de 1971, luego de hacer sus primeras obras de construcción de vivienda popular en Piedecuesta, fundó la empresa constructora H.G. (Hernández Gómez y Cía. Ltda.), llevando a cabo obras en Piedecuesta, Floridablanca y Bucaramanga. Luego hizo extensiva la construcción de vivienda de interés social en Socorro, Barbosa, Girón, Barranquilla y Bogotá.

Rodolfo Hernández, es uno de los personajes más influyentes del país y tiene una retórica que lo ha hecho célebre; ha esgrimido en su vida pública y privada, tres principios imprescindibles: “No mentir, no robar, no traicionar”. También sostiene que, para confrontar la corrupción, hay que perder dos cosas: “El miedo y la incredulidad”.

Precisa, además, que, en este momento histórico que vive Colombia, se necesitan personas dispuestas a contribuir con su compromiso y con sus ideas para cambiar la realidad de corrupción dictatorial por una realidad de ética democrática. Asimismo, apunta que la lucha contra la corrupción es difícil; porque esta práctica malévola está enquistada de tal forma en nuestras instituciones que cuando se aniquila un “virus”, ya hay otro que está penetrando de la manera más insospechada.

Hernández les hace un llamado a todos los colombianos de bien, en el sentido de mantener sus principios de no transar con la corrupción, ni con el aparato del establecimiento politiquero que se ha infiltrado en la política, en la justicia, en la actividad privada, en los medios de comunicación y en las organizaciones sociales que tratan de defenderse de estas perversas infiltraciones.

El ingeniero Hernández, enfatiza que se requiere de un movimiento cívico poderoso, que empuñe la bandera de la ética y la transparencia, para que levante su voz ciudadana contra la plaga de la corrupción, con el fin de poder derrotar la maquinaria politiquera que se ha repartido el poder durante décadas, utilizando los recursos públicos para perpetuarse. Pero advierte que hay que tener mucho cuidado, porque lo peor que le podría pasar a Colombia es que terminemos eligiendo corruptos encubiertos en el discurso de la anticorrupción.

Rodolfo Hernández dice, con desparpajo y sin ambages, que la plata con la que se quedan los corruptos es plata que disminuye sustancialmente los presupuestos de las obras y las coberturas urgentes de vivienda, salud y educación que necesitan todos los colombianos, porque los miles y miles de millones que pasan a manos del establecimiento politiquero para financiar sus campañas en un perverso circuito que utiliza los dineros públicos para comprar voluntades en las elecciones y para repartir puestos cuando se llega al poder es la causa de la pobreza y de la falta de empleo de millones de colombianos y el origen de todas las violencias y toda la inseguridad; pues la corrupción es la mayor fuente de desempleo y lo que evita que podamos llegar al Estado de Bienestar.

“El Estado de Bienestar se logra estimulando las pymes, estimulando a los emprendedores, generando empleo a través de la incorporación de los sectores actualmente marginados del circuito económico y haciendo que el consumo interno mejore sustancialmente nuestro PIB” (El Producto Interno Bruto -PIB- es una medida del valor de la actividad económica de un país. Básicamente calcula cual fue la producción en bienes y servicios que se hizo en un periodo de tiempo específico, generalmente en un trimestre o en un año, en las fronteras de un País).
El Estado de Bienestar se logra habilitando tierras para que los pequeños y medianos productores agrícolas puedan impulsar las economías regionales convirtiéndose en el motor del consumo y de las exportaciones”, explica Hernández.

Mire una de las propuestas de Hernández en video:

YouTube video

Todo el mundo tiene conocimiento del plan diabólico que trama la corrupción; pero son muy escasas las voces valientes que se atreven a hablar del tema, como lo hace Hernández y otros pocos que circulan en las redes sociales. A nivel mundial uno de los que se destacan es el presidente ruso, Vladimir Putin, quien dice que la corrupción no sólo está desafiando la ira de Dios, sino también la ira de él.

El ingeniero Hernández es la aternativa más frentera que tiene Colombia para derrotar la corrupción.

(1) Presidente Asociación Red Nacional de Veedurías (Aso-Red).

(2) Director del Portal La Otra Cara.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario