Las 68 ONG mundiales que apoyan el Acuerdo


 

Durante los cuatro años de negociaciones de paz en La Habana,  los países de Cuba y Noruega fueron garantes del proceso, mientras Chile y Venezuela fungieron como acompañantes. Los cuatro ayudaron a mediar cuando las cosas se pusieron difíciles y, junto al Comité Internacional de la Cruz Roja, facilitaron tareas logísticas. Con el tiempo, Estados Unidos, el Vaticano, la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) apoyaron los diálogos, enviaron delegados a la mesa o se comprometieron a aportar recursos para la implementación de lo pactado.

Ahora, en una carta abierta al mundo, 68 Organizaciones No Gubernamentales defensoras de los Derechos Humanos de América Latina, África y Asia decidieron sumarse al respaldo internacional al proceso de paz. En el documento, ONG de México, Argentina, Venezuela, Paraguay, Perú, Ecuador, Chile, Brasil, Costa Rica, Egipto, Honduras, Guatemala, Uruguay, Kenia, Indonesia, Sudáfrica, Nicaragua y Bolivia declararon que respaldan el “SÍ” en el Plebiscito en las elecciones que se realizarán del próximo 2 de octubre de 2016, el cual aprobará o rechazará el Acuerdo Final alcanzado en Cuba entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc.

Entre los firmantes del documento se encuentran las Abuelas de Plaza de Mayo, de Argentina; la Asociación Pro Derechos Humanos, de Perú; el Colectivo de Migrantes y Exiliados Colombianos por la Paz; la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos; el Comité de Familiares de las Víctimas, de Venezuela, y la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales.

También varias ONG  colombianas también la carta, entre ellas, la Corporación Humanas, que asistió a la mesa de conversaciones para participar en las discusiones sobre la inclusión del enfoque de género en los acuerdos; Dejusticia y el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, que contribuyeron a los debates sobre justicia transicional, y la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), que apoyó a algunas  delegaciones de víctimas que viajaron a La Habana.

En el documento, las Organizaciones afirman que el Acuerdo representa, además de la terminación del conflicto armado con las Farc, “un paso importante en el proceso de Memoria, Verdad, Justicia y Reparación histórica y social en un país que ha vivido una crisis humanitaria y de derechos humanos durante los últimos 50 años”.

“Poner fin a la guerra supone terminar con las violaciones masivas y sistemáticas a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario que afligen a la población colombiana, y en particular a la rural”, manifiestan las ONG.

La carta se construyó por iniciativa del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), una organización fundada en 1979, durante la última dictadura militar argentina, para promover los Derechos Humanos y la democracia en ese país suramericano.

Según Gastón Chillier, director ejecutivo del CELS, la paz con las Farc “es un momento histórico para Latinoamérica”, en el que se debe valorar el Acuerdo como un punto de partida para poner fin a las “violaciones masivas y sistemáticas a los derechos humanos”.

Respecto al papel que el CELS y otras ONG podrían jugar en la etapa de posacuerdos, Chillier sostiene que “en función de nuestra experiencia y nuestra historia, nuestra intención es apoyar el importante trabajo de las organizaciones colombianas en el monitoreo de la implementación” del Acuerdo.

El Acuerdo Final de La Habana contempla la participación de organizaciones sociales en el monitoreo del cese al fuego bilateral y definitivo y de la dejación de armas, así como en la construcción de nuevas instituciones políticas, electorales, judiciales y de seguridad.

La carta

Colombia: organizaciones de todo el mundo decimos Sí a la paz.
El “Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” firmado entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC – EP), el 24 de agosto de 2016 representa, además de la finalización del conflicto armado entre las partes, un paso importante en el proceso de Memoria, Verdad, Justicia y Reparación histórica y social en un país que ha vivido una crisis humanitaria y de derechos humanos durante los últimos 50 años.
En este momento, valorar el acuerdo de manera global es la mejor opción ante un proceso largo y complejo de negociaciones. Poner fin a la guerra supone terminar con las violaciones masivas y sistemáticas a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario que afligen a la población colombiana, y en particular a la rural. Al mismo tiempo, en materia de acceso a la tierra y las políticas de drogas se plantean nuevos abordajes a problemas históricos.
Además el acuerdo final establece un proceso propio de fortalecimiento de la democracia y de búsqueda de las mejores garantías para asegurar los derechos de los casi ocho millones de víctimas del conflicto, con mecanismos de justicia, verdad y reparación. Tales procesos son esenciales para lograr la no repetición de las violaciones cometidas en el país a lo largo de décadas.
En este escenario, las organizaciones firmantes apoyamos este momento histórico de Colombia y respaldamos el Sí para el plebiscito que tendrá lugar el próximo 2 de octubre. A partir de la aprobación de este acuerdo será posible activar, precisar y vigilar los mecanismos que necesita Colombia para asegurar los principios de justicia, verdad, reparación y garantías de no repetición.
Por esa razón las organizaciones firmantes también manifestamos nuestro interés en apoyar el monitoreo de la implementación de este acuerdo en conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos.

Las ONG firmantes

Firmado por
Abogadas y Abogados para la Justicia y los Derechos Humanos – México
Abuelas de Plaza de Mayo – Argentina 
Acción Solidaria en VIH/sida – Venezuela
Ágora Espacio Civil – Paraguay
Asistencia Legal por los Derechos Humanos A.C. (ASILEGAL) – México
Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) – Regional 
Asociación Otras Voces – Colombia
Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) – Perú
Aula Abierta – Venezuela
Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello – Venezuela
Centro de Derechos Reproductivo – Internacional
Centro de Documentación en Derechos Humanos “Segundo Montes Mozo S.J.” (CSMM) – Ecuador
Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) – Argentina
Centro de Justicia y Paz (Cepaz) – Venezuela
Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) – Regional
Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género, Corporación Humanas – Chile
CIVILIS Derechos Humanos – Venezuela
Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” (CCAJAR) – Colombia 
Colectivo MECoPa (Migrantes y Exiliados Colombianos por la Paz) – Argentina
Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes (CAREF) – Argentina
Comisión Colombiana de Juristas (CCJ) – Colombia 
Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) – Ecuador
Comision Mexicana de Defensa y Promocion de los Derechos Humanos – México
Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (CODHEZ) – Venezuela 
Comité de Familiares de las Víctimas (COFAVIC) – Venezuela
Conectas Direitos Humanos – Brasil
Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES) – Colombia
Consultorio Jurídico Internacional de la Facultad de Derecho de la Universidad Santo Tomás – Colombia
Convite AC – Venezuela 
Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay ( Codehupy) – Paraguay
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos – Perú
Defensa de Niñas y Niños – Internacional (DNI) – Costa Rica
Dejusticia – Colombia 
Egyptian Initiative for Personal Rights (EIPR) – Egipto
El Centro para la Paz y los DDHH de la Universidad Central de Venezuela (UCV) – Venezuela
El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) – Venezuela
Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús – Honduras
Espacio Público – Venezuela
Familiares de desaparecidos y detenidos por razones politicas – Argentina
Fundación Memoria Histórica y Social – Argentina
Fundación Myrna Mack – Guatemala
Fundación para el Debido Proceso (DPLf) – Regional
Grupo de Mujeres de San Cristobal Las Casa, A. C – México
Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay (IELSUR) – Uruguay 
Instituto Internacional de Derecho y Sociedad (IIDS) – Perú
Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos – Internacional
Ipas Centro America – Internacional
Kenya Human Rights Commission – Kenya
KontraS – Commission for “the Disappeared” and Victims of Violence – Indonésia 
Laboratorio de Paz (LabPaz) – Venezuela
LRC Legal Resources Center – South Africa 
Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora – Argentina 
Mesa de Víctimas del Conflicto Interno Colombiano en Argentina – Argentina
MNCI Via Campesina – Argentina
Movimiento Autónomo de Mujeres – Nicaragua
Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes – Venezuela
Paz y Esperanza – Perú
Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD) – Regional
REDIM Red por los derechos de la infancia en México – México 
REDLAMYC Red latinoamericana y caribeña por los derechos de niñas niños y adolescentes – Regional
Seguridad en Democracia (SEDEM) – Guatemala
Sisma Mujer – Colombia
StopVIH – Venezuela
Terra Mater – Ecuador
Transparencia Venezuela – Venezuela
Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social (UNITAS) – Bolivia
West African Human Rights Defenders Network (ROADDH /WAHRDN) – Regional 
Washington Office on Latin America (WOLA) – Regional
Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario