Los retos de la Corte Suprema en el 2016


 
El máximo tribunal de justicia en Colombia debe definir casos relacionados con parapolítica, como los del ex gobernador Luis Alfredo Ramos, con falsos testigos; el de la ex senadora Piedad Zuccardi, con testigos inducidos, y el del ex representante Óscar Arboleda, entre otros.  

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ha demostrado ser una entidad capaz de sobreponerse a los enfrentamientos idelógicos internos de sus miembros, a intereses personales pragmáticos y políticos de ciertos magistrados, y sobre todo a la presión externa proveniente de los medios de comunicación y organizaciones que en el pasado condicionaron sus fallos.

La renovación de algunos togados ha permitido darle un dinamismo a la entidad, que ha reconocido sus errores y también ha corregido, en segunda instancia, las anomalías de las otras dependencias de la justicia.

Luis Alfredo Ramos

- Publicidad -

En el 2016, la Corte afronta grandes retos para demostrar que es un organismo imparcial y cambiar la imagen de la justicia en nuestro país. Por ejemplo, debe definir el caso del ex Gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, quien tiene medida de aseguramiento desde el 5 de septiembre de 2013, por sus presuntos nexos con los paramilitares.

Luis Alfredo Ramos

Ramos, quien además fue Alcalde de Medellín, lleva alrededor de 860 días detenido preventivamente, sin que a la fecha se haya resuelto su situación jurídica. Su juicio en la Corte esta quieto y por el eso, la propia Procuraduría General de la Nación calificó esa reclusión como “desproporcionada e injusta”.

Este caso está rodeado de muchas polémicas luego del descubrimiento de ciertos testigos falsos, como el considerado informante estrella de ese proceso Carlos Enrique Areiza, quien aceptó los cargos que le imputó la propia Fiscalía por fraude procesal y falso testimonio. Esto se logró gracias a las investigaciones y persistencia del abogado Luis Gustavo Moreno, defensor de Ramos y gran denunciador del tema de los falsos testigos.

Areiza, un hombre de 34 años de edad, aceptó cargos y se retractó de las declaraciones contra el ex Gobernador Ramos. De acuerdo con la investigación realizada por un Fiscal de la Unidad Contra Falsos Testigos, el citado testigo procesado declaró ante la Corte Suprema que el dirigente político antioqueño uribista se reunió en varias ocasiones con jefes de las Autodefensas como “Ernesto Baez” y Vicente Castaño Gil, lo cual resultó falso.

Piedad Zuccardi

La Corte debe definir el caso de la ex senadora del partido de La U, Piedad Zuccardi, acusada por presuntos nexos con paramilitares en la Costa, quien está a punto de cumplir 3 años detenida preventivamente sin que se le defina su situación jurídica, pues el Alto Tribunal no le ha iniciado su juicio. La dirigente política de Sucre se entregó voluntariamente a la justicia a finales de febrero de 2013, luego de tener una orden de captura en su contra.

El Alto Tribunal ha aplazado el inicio del juicio contra  Zuccardi  en 10 oportunidades por diferentes motivos.

Piedad Zuccardi

 

Zuccardi argumenta su derecho a la libertad por el vencimiento en los términos para iniciarle el juicio, según lo establece la Ley colombiana, así lo dejó claro en un memorial del pasado mes de junio de 2015:  “Han transcurrido 2 años, 4 meses y 22 días de detención preventiva, desde que el 23 de febrero de 2013 voluntariamente acudí a la justicia. Tengo derecho a la libertad según el numeral 5 del artículo 365 del Código de Procedimiento Penal, por vencimiento de términos”.

En el proceso contra la ex congresista se descubrió un caso de testigos inducidos por parte de investigadores de la propia Corte, en su afán por presentarles pruebas efectivas a los togados, con el fin de lograr una condena rápida de la acusada.

Los testigos estrellas contra Zuccardi, que son los desmovilizados paramilitares de la Costa Caribe conocidos como alias “Néver” y alias “Juancho Dique”, autores de decenas de asesinatos, sostienen ante la justicia que no la conocen. Al punto que “Néver”, en una diligencia judicial grabada en video, le pidió perdón públicamente a la ex senadora y denunció que fue presionado por unas investigadoras, quienes le llevaron hasta fotos de Zuccardi para que él dijera que ella se reunió con paramilitares en una región del departamento de Bolívar, a cambio de beneficios en el programa de Justicia y Paz, como no ser retirado del mismo e iniciarle un breve proceso para lograr su pronta libertad. Ver una nota relacionada en La Otra Cara

El abogado de la dirigente, William Adán Rodríguez, ha interpuesto varios recursos y ha pedido una serie de pruebas para demostrar la inocencia de Zuccardi, amparado en las normas nacionales, que protegen el Derecho a la Defensa y al Debido Proceso, pero los magistrados de la Sala Penal no han resuelto sus peticiones legales.

Zuccardi es la líder política colombiana que más ha durado detenida preventivamente esperando el epílogo de su expendiente.

Óscar Arboleda

Además está el caso del ex representante a la Cámara, Óscar Arboleda, quien también tiene más 850 días detenido preventivamente sin que se le defina la situación judicial.  El ex congresista antioqueño fue detenido en septiembre de 2013 por parapolítica, pero su abogado José Strusberg, aseguró que no existe ninguna prueba directa que vincule a su cliente de haber pactado un compromiso político y electoral con los grupos de Autodefensa en el departamento de Antioquia.

Óscar Arboleda

 

Arboleda, quien también fue Parlamentario Andino, ya fue llamado a juicio y su defensor alega que en la etapa de recolección de pruebas no se recibió ningún testimonio de los miembros de dicho grupo armado ilegal que referenciara a su cliente con los hechos motivo de investigación. La Procuraduría pidió absolverlo.

“Ninguno de los jefes paramilitares sindican al doctor Óscar Arboleda de promover grupos paramilitares”, precisó su abogado. Además argumenta que la Corte no tuvo en cuenta unas 70 pruebas documentales y testimoniales a favor del ex congresista. “Da tristeza porque todas pruebas parecen no haber sido convincentes para la Corte”,  puntualizó.

La defensa de Arboleda confirmó que el ex representante sí sostuvo cuatro reuniones con grupos paramilitares, pero aclaró que estas fueron estrictamente en cumplimiento de sus funciones como presidente de la Comisión de Paz de Congreso.

“El sí se reunió con paramilitares, y si no recuerdo son cuatro las ocasiones en que lo hizo porque era presidente de la Comisión de Paz del Congreso, y su función como presidente de la Comisión de Paz de Congreso era acudir a los llamados que se hacían bien sean desde la orilla del Estado Mayor negociador de las Autodefensas, desde la orinal del Gobierno Nacional, o del comisionado de paz para atender la solución del conflicto”, afirman sus abogados.

La Corte Suprema tiene que resolver estos casos tres casos y otros más, con condenas o absoluciones, durante el presente año y demostrar que la justicia en Colombia opera, porque las detenciones preventivas van en contra de los Derechos Humanos de cualquier ciudadano.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario