Lucha anticorrupción de Colombia, en manos de Timochenko, condenado por múltiples crímenes

Los jefes de las Farc Timochenko y Lozada visitaron la Casa de Nariño y a pesar de tener largas condenas por múltiples delitos de lesa humindad, ahora son promotores Anticorrupción.

Ni en las épocas del Gobierno de Juan Manuel Santos, criticado por sus inmensas concesiones a las Farc, el máximo cabecilla de ese grupo Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, visitó la Casa de Nariño. Sin embargo, ahora, durante la presidencia de Iván Duque, el jefe de esa guerrilla se pasea orondo por Palacio como uno de los promotores de la lucha contra la corrupción en Colombia.

Timochenko es uno de los jefes subversivos que más condenas tiene en su contra por parte de la justicia ordinaria debido a múltiples crímenes que cometió en las Farc, la mayoría de lesa humanidad, como reclutamiento de menores, violación de niñas y mujeres, abortos, secuestros, extorsiones, genocidos, ejecuciones y desapariciones forzadas, entre otros. Todos esos crímenes también son corrupción. Paradójicamente, Timo, como lo llaman sus seguidores, ahora aparece como uno de los líderes anticorrupción en el país.

Timochenko entró a la Presidencia de la República en compañía de Carlos Lozada, “como Timo por su casa”, porque el Mandatario Duque invitó a todos los partidos políticos para hacer un frente contra la corrupción. Los dos cuestionados personajes asistieron en representación del partido de las Farc. La Casa de Nariño los recibió con las puertas abiertas de par en par, lo que no ocurrió ni en la administración santista.

- Publicidad -

Lozada también tiene el mismo prontuario de su colega Timo, pero además es el autor del atentado con bomba lapa al exministro Fernando Londoño Hoyos, ocurrido en Bogotá el 15 de mayo de 2012, donde fueron asesinados sus dos escoltas.

Timochenko y Lozada debería declarase impedidos ética y moralmente para participar en el tema de la corrupción que aqueja a la sociedad colombiana, pues ellos son parte del problema. Recordemos cuántos alcaldes, gobernadores y políticos manejaron jugosos contratos estatales, cuyos recursos fueron a caer en manos de las Farc.

¿En manos de quién queda esa noble causa para acabar con este flajelo de la corrupción?… las paradojas de la cuestionada política nacional.

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario