Marlon Marín, uno de los peones en el robo de la plata de la Paz

La captura por narcotráfico y la posterior extradicción a Estados Unidos de Marlon Marín, el sobrino del jefe de las Farc Iván Márquez, sirvió para destapar en Colombia toda la corrupción que envuelve el tema de la Paz que pactó el Presidente Juan Manuel Santos con este grupo guerrillero en La Habana, Cuba.

Recordemos que al verse encerrado por la Agencia Estadounidense contra las Drogas (DEA) y la Fiscalía colombiana, Marín decidió someterse a las autoridades de EE.UU. en suelo norteamericano y colaborar con la justicia de ese país para entregar las rutas y a todos los miembros del Cartel narcotraficante de las Farc, cuyos principales implicados son sus jefes Jesús Santrich (ya capturado) y su propio tío Iván Márquez, quienes supuestamente negociaban grandes cantidades de droga con la organización mafiosa de Sinaloa (México), luego de firmado el Acuerdo de Paz. Ver AQUÍ.

Los seguimientos de la DEA llevaron a la Fiscalía a ponerle la lupa a Marín y a descubir que él también era una ficha clave en la corrupción que se gestó con los dineros de los proyectos para la Paz.

La cercanía de Marlon Marín con su tío Iván Márquez, cuyo nombre original es Luciano Marín Arango, le sirvió para estar cerca de las personas destinadas a manejar los recursos del Estado para el llamado postconflicto. Es decir, las inversiones sociales que acordó hacer el Gobierno Nacional luego de firmada la paz, en parte para apoyar a los mismos subversivos desmovilizados y a varias víctimas (seleccionadas) que sufrieron el terror de los paramilitares, prioritariamente, y a algunos de las Farc.

Fueron más de 80.000 grabaciones que realizó el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía contra Marlon Marín y en un de ella se escucha cuando este personaje cobra  su parte o coima por un contrato relacionado con los dineros de la Paz.

En su acuerdo de colaboración con la Fiscalía, Marín le confesó, el 30 de abril de 2018, al Ente Investigador colombiano cómo operaba la red de los contratos en el tema de la paz.  “Se autoincriminó en los hechos relacionados con la presunta corrupción” , indicó en rueda de prensa el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez.

Una de esa evidencias contra el propio Marín quedó registrada en una conversación telefónica, en la que el sobrino de Iván Márquez le pide a su interlocutora, al parecer una contratista, una coima o soborno de $440 millones para favorecerla con contratos en el llamado Cartel de la Paz.

Escuche el audio de Marín:

 

Al parecer, esta prueba contundente de Marlon Marín es solo la punta del Iceberg de la gran corrupción y burocracia que ensombrece el polémico caso de la Paz en Colombia. El sobrino de Márquez sería solo un peón dentro del robo de los dineros del Estado, porque los grandes reyes de este ajedrez estarían tapados. Hay que esperar, porque pronto otro escándalo surgirá sobre este tema…

Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.
Artículos: 4995


Deja un comentario