“Pacho” Santos, Arango Bacci, Pedro Juan y otros falsos positivos


 
“Pacho” Santos reveló que fue engañado por dos altos oficiales de la Armada, en el gobierno de Uribe Vélez, que les hicieron el montaje al almirante Arango Bacci, pero este no fue el único caso de falsos positivos en las Fuerzas Armadas para sacar a alguien del camino, recordemos los temas del general Gabriel Díaz y el del desaparecido Pedro Juan Moreno. 

El  candidato a la Alcaldía de Bogotá, Francisco  “Pacho” Santos, denunció que el actual director de la Agencia Nacional de Inteligencia, almirante Álvaro Echandía, y ex comandante de la Armada, Guillermo Barrera, lo visitaron cuando él era Vicepresidente de la República en el Gobierno de Uribe Vélez, le mintieron y utilizaron “triquiñuelas” para orquestar un proceso falso contra del entonces almirante Gabriel Arango Bacci por sus supuestos vínculos con narcotraficantes. Ese montaje  terminó acabando con vida militar del destacado uniformado, quien era reconocido en la Costa Caribe por su trabajo social.

Santos hizo las revelaciones a RCN La Radio, donde aprovechó para pedirle perdón al alto oficial retirado por haber creído y apoyado estas versiones en su contra.

El almirante Echandía uno de los supuestos cérebros del falso positivo

 

“En el año 2007, cuando armaron los testigos falsos, cuando le armaron el proceso al almirante Arango, el entonces almirante (Guillermo) Barrera, comandante de la Armada y el entonces almirante (Álvaro) Echandía, quien era director de Inteligencia de la Armada, me pidieron cita como vicepresidente de la República de Colombia, me mostraron las supuestas pruebas y me pidieron el favor que saliera de manera pública a defender la investigación”, narró Santos a RCN, lo cual luego fue ratificado en el programa La Noche, del canal de televisión NTN24 de RCN.

Según el ex vicepresidente, en esa reunión los dos almirantes le mostraron las supuestas pruebas en contra de Arango Bacci, que luego fueron desvirtuadas por la justicia. “Echandía tuvo la osadía y la sinvergüenzura (sic) de mentirle al Vicepresidente”, dijo Santos, que se declaró engañado en este falso positivo.

Arango Bacci fue arrestado, procesado y luego absuelto, pero todavía no se sabe cuál era la presunta intención de los dos oficiales de hacer un montaje contra su compañero de armas, el cual se concretó porque estos hicieron un recorrido por varios despachos oficiales presentando las evidencias falsas contra el almirante.

 

Almirante Gabriel Arango Bacci / eluniversal.com.co

 

“Me aterra que la inteligencia del Estado esté en manos del almirante Echandía”, manifestó Santos,  tras acusar a este alto militar de estar acostumbrado a violentar la verdad y a utilizar testigos falsos para diseñar un proceso contra un compañero Arango Bacci.

“Pacho” Santos no desaprovechó la entrevista con RCN para pedir la renuncia de Echandía.

“No me cabe la menor duda que ahí hubo un entuerto y un torcido que primero llevó a un almirante inocente 18 meses a la cárcel y que acaba generando suspicacias sobre quien hoy es el director de Inteligencia del Estado. Por dignidad y decencia, el almirante Echandía debería renunciar”, ratificó Santos.

“Me cogieron de gancho ciego y como yo soy respetuoso de las instituciones y de los almirantes, entonces salí a respaldar esa investigación; lo inaceptable es que hayan recurrido a ese tipo de triquiñuelas”, sostuvo el candidato a la Alcladía de Bogotá por el movimiento uribista.

Recordando otros falsos positivos

En el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez también se presentó el caso de un falso positivo entre miembros de las Fuerzas Armadas para perjudicar al general del Ejército Gabriel Díaz, vinculado al escándalo del decomiso de varias toneladas de coca en Barranquilla. Díaz fue destituido fulminantemente sin ningua averiguación por el Ejecutivo de la época, pero resultó que era inocente y que todo se trató de un montaje de algunos agentes corruptos de la policía en asocio con narcos y agentes de la misma agencia estadounidense DEA.

General Gabriel Díaz

 

Díaz era el militar más efectivo en la lucha contra la mafia en la zona y necesitaban sacarlo del camino. El oficial retirado ahora emprende una batalla legal ante los estrados judiciales para resarcir su dignidad y buen nombre.

Y para recordar también está el famoso caso de falso positivo del que fue víctima el desaparecido Pedro Juan Moreno Villa, el entonces mejor amigo del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, a manos de la cúpula de la Policía de su época, que les hicieron un montaje argumentando un decomiso de una gran cantidad de precursores químicos para hacer narcóticos, supuestamente pertenecientes a su padre, pero en verdad este viejo empresario paisa había muerto décadas atrás. Todo para mostrar resultados inexistentes ante la opinión pública nacional y los poderosos norteamericanos.

 

Pedro Juan Moreno

 

Moreno Villa, se autobautizó como el “ingeniero litigante”, y emprendió una larga batalla legal que lo llevó hasta Estados Unidos porque el oficial que le hizo la trampa vinculó a las autoridades de ese país para blindarse. De allá regresó victorioso, pero el caso lo distanció de Uribe. Un año antes de su trágica muerte en un helicoptero, logró que el alto oficial de la Policía que lo involucró reconociera su error públicamente.

La denuncia de “Pacho” Santos no ha sido respondida por el principal implicado: el almirante Echandía, el titular de la Agencia Nacional de Inteligencia, la misma entidad donde han surgido escándalos  por tema de interceptaciones ilegales.

 

El almirante Echandía, cuando fue ascendido con los cuatro soles por el Presidente Juan Manuel Santos, en diciembre de 2010.

 

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación, de oficio, debería abrir una investigación formal disciplinaria para comprobar las acusaciones contra los oficiales Echandía y Barrera en el delicado asunto, pues se trata de un claro caso de falso positivo en las altas esferas de las Fuerzas Militares. El mismo Francisco Santos tiene la obligación de emendar el histórico error y formular la respectiva queja ante el Ministerio Público.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario