Por qué las Farc no pagan por el atentado al El Nogal, pero sí los colombianos?

Atentado al Club El Nogal y El Paisa
El atentado a El Nogal fue planeado por la cúpula de las Farc y ejecutado por alias El Paisa, cuyo paradero se desconoce.

 
¿Dónde están los billonarios bienes de la guerrilla que les detectó la Fiscalía y porqué no se utilizan para pagarles a las víctimas de este acto terrorista? ¿El fallo del Consejo de Estado que condena a la Nación es un especie de justificación a las Farc, porque dice que en El Nogal se hacían reuniones del Gobierno?

El Consejo de Estado, en otra polémica decisión de las Altas Cortes del país, condenó a la Nación a pagarles a las víctimas del atentado terrorista de las Farc al Club El Nogal de Bogotá, ocurrido el 7 de febrero de 2003, en el que murieron 36 personas y más de 100 resultaron heridas. 

Entre los argumentos para la determinación, está que no se tomaron las medidas suficientes para evitar garantizar la seguridad y protección debida a la población civil, teniendo en cuenta en que por esos días se había decretado el estado de conmoción interior dada la difícil situación del orden público, a raíz de la ola de violencia desatada por la guerrilla.

“La Sala concluyó que la población civil ajena al conflicto y protegida por el derecho internacional no debía ser expuesta, dado que quedó establecida la utilización de las instalaciones del club privado con fines institucionales, pues se adelantaron reuniones de altos funcionarios del Estado, auspiciados por el Ministerio del Interior (en la época Fernando Londoño Hoyos), y se comprobó la pernoctación de la ministra de Defensa de la época (Martha Lucía Ramírez) en el lugar donde se produjo el ataque”, dijo el Alto Tribunal en un comunicado.

Según el Consejo de Estado, la Fiscalía General de la Nación y el extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) incurrieron en la omisión de sus deberes.

“Se abstuvieron de dar pronto trámite y verificación a la información recibida acerca de la inminencia de un atentado terrorista de gran magnitud en el norte de la capital de la República, a pesar de que fueron señaladas las instalaciones del Club  como posible blanco de esas intenciones. Se hizo notar, además, la eventual concurrencia del club en dichas omisiones”, dice la comunicación.

Sin embargo, parece haber una contradicción en el tema, porque el personal del DAS de la época fue perseguido política, judicial y mediáticamente por sus labores de inteligencia, entre ellas las interceptaciones de teléfonos, actividad que se hacía para dectectar posibles colaboradores de la subversión entre miembros de la clase política y personalidades del país. ¿Cómo cuestionar por omisión al DAS, si sus funciones, propias de una Policía Secreta, al mismo tiempo, eran investigadas severamente por la Fiscalía y la Procuraduría, lo cual diezmó su capacidad de acción?

El Estado deberá indemnizar moral y materialmente a las víctimas del cruel ataque cometido por la guerrilla. O sea los colombianos con sus impuestos tendrán que pagarles a los damnificados de El Nogal por el ataque subversivo.

“Como medidas de reparación integral, satisfacción y no repetición se ordenó la instalación de una obra de arte en las inmediaciones de la zona afectada con el atentado, previo proceso creativo acordado con las víctimas y con el objeto de sensibilizar la exposición de la población civil a acciones violentas, así como la realización de un acto público de desagravio en el que se realice la presentación e inauguración de la misma”, puntualiza el Consejo de Estado, presidido por el magistrado Germán Bula y la magistrada ponente del caso Stella Conto.

Al final, a los colombianos le surgen varias preguntas: Si las Farc aceptaron públicamente el atroz hecho, ¿por qué el Consejo de Estado no condenó a la guerrilla a pagar con su multimillonario patrimonio por este acto violento?

¿Se podrían utilizar los bienes de las Farc, que todavía no han entregado a las autoridades colombianas, según las investigaciones de la Fiscalía General, para retribuirle el daño a las víctimas? 

¿Por qué los colombianos deben pagar por un atentado que no cometieron?

¿Este fallo busca cumplir o respaldar los Acuerdos de Paz firmados por el gobierno pasado de Juan Manuel Santos y las Farc en La Habana (Cuba)?

De acuerdo, con el Consejo de Estado, ahora resultó que los colombianos son los responsables o culpables del atentado a El Nogal y no las Farc. Porque algunos miembros del Gobierno de la época (Álvaro Uribe Vélez), socios del citado Club, se reunían allí a hablar sobre temas propios del Ejecutivo.

El Alto Tribunal da a entender en su fallo que eso fue un desafío o una provocación para que el grupo guerrillero hiciera su acto terrorista. Por eso, algunos juristas afirman esta decisión de los magistrados es una especie de justificación del accionar violento de las Farc.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario