¿Proselitismo armado de las Farc?, ¿Se está cumpliendo la profecía uribista?


 
Reportaje gráfico sobre el acto de las Farc con cientos de sus hombres armados en jurisdicción de Fonseca (Guajira), donde retiraron a la Fuerza Pública y la subversión impuso el orden. ¿’Humillación para el Ejército?

Los tres jefes de las Farc, Iván Márquez, Joaquín Gómez y Jesús Santrich (los dos últimos costeños) llegaron en un Helicóptero de la Cruz Roja Internacional al corregimiento de Conejo, jurisdicción del municipio de Fonseca, en La Guajira. Sus hombres, más de 300 guerilleros, uniformados y armados, arribaron en lujosas camionetas Toyota y en camiones con placas venezolanas. El caso se dio el 18 de febrero del 2016 y  ha generado una gran polémica nacional.

Como acto seguido, los líderes subversivo se subieron a una tarima dispuesta para el certamen populoso, mientras los rebeldes rasos patrullaban el área. El encuentro fue acompañado por los mismos miembros de la Cruz Roja que llegaron en la comitiva área, quienes actuaron como garantes.

Conejo2

Los jefes guerrilleros, con megáfono en mano, especialmente Iván Márquez, que tiene injerencia en la zona, le hablaron a la población sobre los alcances de los diálogos de Paz entre las Farc  y el Gobierno Nacional en La Habana (Cuba), de los problemas sociales de la región, de la malversación de las regalías en La Guajira, repartieron varios panfletos con propaganda de su movimiento y promovieron el Referendo.

Estos son los panfletos que entregaron las Farc

 

El caso tal vez no hubiese pasado a mayores, si no fuese por la presencia de los 300 integrantes de la guerrillera con uniforme camuflado y armados hasta los dientes.

Se dice que muchos subversivos venían provenientes de Venezuela, pues Conejo queda cerca de la frontera con el vecino país, en la Serranía del Perijá y muchos guerrilleros vestían camuflado de la Guardia Nacional de esa nación. Cerca de la zona, a unos 15 minutos y pocos kilómetros, queda el Batallón Rondón del Ejército, pero a las 11 de la mañana del 18 de febrero las tropas alrededor de Conejo fueron retiradas, es decir un pequeño y temporal despeje de una parte del territorio colombiano.

Una de las camionetas en la que llegó “la guerrillerada”

 

Sin embargo, para el Gobierno no fue un despeje, sino que fue una suspensión de operaciones militares para que las Farc hicieran pedagogía con sus hombres para explicarle los alcances de los diálogos de la paz.

Conejo7

Por su parte, Milton de Jesús Toncel Redondo (Joaquín Gómez), quien nació en el pueblo vecino de Barrancas en La Guajira, justificó la presencia de sus hombres armados, afirmando que eran “unos muchachos que estaban brindándoles la seguridad al evento”. El acto duró todo el día en Conejo, hasta las 5 de la tarde.

Alcalde dice que fue engañado

La ONG llamada Movimiento Caribe de Artistas y Académicos por la Paz organizó el evento y fue la que pidió el permiso a la Alcaldía de Fonseca, el 15 de febrero, para hacer la congregación en la plaza principal de Conejo, lo que vendió como una reunión cultural y musical por la paz con música de gaita y acordeón.

Al ser consultado por los medios de comunicación del país, el alcalde de Fonseca, Misael Arturo Velásquez, sostuvo que fue engañado porque le pidieron un permiso para un acto cultural, que por eso lo concedió su Alcaldía luego de cobrarle los impuestos para la explotación musical de Sayco y Acinpro, “pero lo que no sabíamos era que era un evento donde iban a estar los guerrilleros armados”.

El 17 de febrero se hizo una publicidad intensa por la radio local de Fonseca invitando a la ciudadanía al acto y anunciando la presencia del paisano Joaquín Gómez, natural de la zona, lo cual habría motivado a los habitantes y curiosos de las localidades vecinas a asistir al evento. El tema también se había informado unos días antes por un periódico local de Riohacha, la capital guajira.

 

En el evento, estaban los rebeldes armados, pero no había presencia de la Fuerza Pública, o sea no había ni soldados ni policías. El orden lo imponían las Farc.

Según el alcalde Velásquez, cuando llamó a los representantes del Gobierno Nacional para que le aclararan el caso, ellos  le dijeron que no sabían nada del acto, además afirma que el coronel del Ejército encargado del Batallón Rondón le dijo “no me pregunte nada”. A su turno, el coronel de la Policía también le manifestó que tampoco sabía nada. Para llegar a Conejo hay una sola carretera que es paso obligado desde Fonseca ¿por qué las Fuerzas Armadas no se dieron cuenta del gran movimiento de guerrillero y civiles de otras regiones?  ¿si en verdad no se dieron cuenta, dónde quedó la inteligencia de los organismos del Estado? La única respuesta que parece lógica es que todos sabían, menos el Alcalde.

El único medio de comunicación que fue testigo presencial del singular hecho fue el noticiero de televisión Red Más Noticias, que registró así el caso:

Pronunciamiento del Gobierno

El acto le dio la razón a muchos sectores que critican la forma cómo se está realizando el proceso de la Habana, por eso el Gobierno para curarse en salud, se pronunció mediante el jefe negociador del Ejecutivo, Humberto de La Calle Lombana, quien dijo que no admitía ese tipo de actos, porque las Farc tenía prohibido acercarse a la población civil  y no hacer política con las armas. De La Calle anunció que el Gobierno le pidió a los líderes negociadores de las Farc Márquez, Gómez y Santrich que regresaran de inmediato a Cuba.

Este es el pronunciamiento oficial del Equipo Negociador del Gobierno:

“El Gobierno Nacional autorizó el año pasado una serie de visitas de los miembros representantes de las FARC en la Mesa de Conversaciones a sus respectivos campamentos, con el propósito de hacer pedagogía y explicar a la guerrilla de las FARC los acuerdos alcanzados. El Gobierno es consciente de que el fin del conflicto y la sostenibilidad de una paz estable y duradera requiere que los integrantes de las FARC conozcan los acuerdos logrados y se comprometan con ellos.
 
Con este propósito, se han desarrollado hasta la fecha cinco visitas a Colombia de miembros representantes de las FARC. Para garantizar el buen desarrollo de esas visitas el Gobierno adoptó las medidas de seguridad necesarias.
 
En la última visita, el grupo encabezado por Iván Márquez, ha violado las reglas de juego acordadas de no tener trato con la población civil y mucho menos participar con hombres uniformados y armados en un evento público con la comunidad, en la plaza principal de un corregimiento como ocurrió en el Conejo.
 
Por esta razón el Gobierno Nacional solicitó al Comité Internacional de la Cruz Roja y a los países garantes, Cuba y Noruega, que tomen las medidas necesarias para que el grupo encabezado por Iván Márquez regrese a La Habana a la mayor brevedad posible de acuerdo con los protocolos de seguridad acordados. 
 
Por instrucciones del Presidente de la República, las visitas de los delegados de las FARC a sus campamentos para hacer pedagogía sobre los acuerdos quedan suspendidas.
 
Para el Gobierno una regla fundamental de este acuerdo es que no habrá política con armas y en esa medida, ésta es una violación inaceptable”.

Ahora cabe  preguntarse: ¿Fue un acto de proselitismo político armado? ¿Es una humillación para el Ejército? ¿? ¿En verdad no sabía nada el Gobierno? ¿Engañaron las Farc al Gobierno? ¿Todo fue planeado con conocimiento del Gobierno y ahora dice que no sabían nada?¿Se está cumpliendo la profecía del uribismo sobre el proceso de paz  en el sentido de que las Farc harán política con fusiles?  Los lectores ya tienen su conclusiones.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario