¿Qué pasa en la DIAN?

Sede de la DIAN

 
Comerciantes señalan a varios funcionarios de persecución, abuso de poder y plan de desprestigio

Algo extraño está pasado en la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), una de las instituciones más respetadas de Colombia.

A La Otra Cara llegaron preocupantes denuncias sobre abusos de poder, atropellos y hasta prevaricatos contra diferentes empresarios del país por parte de altos funcionarios de la DIAN, que se encargan de perseguir a las compañías nacionales con falsos rumores. La queja a nuestro medio la interpusieron empleados de la citada entidad estatal que prefirieron mantener su nombre en reserva por temor a represalias por parte de esta red, que también expone su gran poder avasallador contra los trabajadores de la entidad,  quienes saldrían damnificados sin se atreven a denunciar las irregularidades.

Dentro de los funcionarios abusadores estaría Claudia María Gaviria Vásquez, la Directora  de Gestión de Aduanas, a quien acusan supuestamente de perseguir, acosar, maltratar y humillar a sus propios subalternos por soberbia, lo cual ha causado inconformidad dentro de sus dirigidos que callan por temor.

Natasha Avendaño García, de la Dirección de Gestión de Análisis Organizacional, es quien, supuestamente, perfila a las empresas a las que van a investigar en un determinado puerto nacional. Luego, con el conocimiento de Gaviria Vásquez, les envían a los comerciantes la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), que retiene los contendedores con las diferentes mercancías durante más una semana, mientras investigan, pero en la mayoría de los casos no encuentran nada (contrabando) porque generalmente todos los embarcos que entran al país  por las sociedades portuarias vienen con sus documentos legales. No obstante, se desconoce el criterio de estos funcionarios para detener los cargamentos, lo cual le crea mala imagen a los comerciantes y va en detrimento de sus negocios.

También actuarían en el caso, el Jefe de la División de Gestión de Fiscalización Tributaria, Eduardo Correa Cabrera, y los gestores o auditores Ángela Aurora Rodríguez Cruz, sobre quien pesan grandes quejas por maltratos ya muchos empresarios y funcionarios de la misma DIAN la señalan por acoso; Kathia Cecilia Humanez Petro, la mejor amiga de Ángela Aurora; Martha González Neira; Ruby del Carmen Marín y Luis Alfredo Díaz Villalobos.

Mandan la Policía a los puertos  y bloquean contenedores por simple versiones de oídas, sospechas o rumores inducidos, luego  los empresarios tienen que rendirles pleitesías a esta red de extraños funcionarios para que no les dañen la imagen de sus firmas, lo cual es un claro abuso de poder. Quien no haga su voluntad estará sometido a presiones o comentarios falsos y malintencionados que difunden en los puertos sobre las determinadas empresas. Una verdadera muestra de escarnio público o desprestigio comercial, lo cual viene ocurriendo en la entidad desde hace años. ¿Qué pasa en la DIAN?

Es decir, si a una empresa le retienen un contenedor, los funcionarios corren la voz de que nadie haga negocios con los afectados, porque está investigado por la DIAN. Eso sucede en pleno proceso de averiguación y sin terminar dichas indagaciones, lo que espanta a los futuros clientes de los comerciantes, ya sean compradores o proveedores. Esto es un claro atropello del Estado contra las empresas privadas, lo que les trae muchos perjuicios económico, ya que les crean un pánico comercial y todos sus posibles compradores o vendedores se les alejan.

Los empresarios pierden millones de pesos por cada día de retención de las mercancías (allí, la Sociedad Porturia cobra en dólares) y estas medidas pueden durar varias semanas por simples sospechas, mientras revisan. Sin embargo, generalmente, no encuentran nada irregular, pero cuando todo acaba, ya muchos negocios están dañados o abortados. En épocas de diciembre casos como estos se incrementan.

También se han visto casos de supuestas extorsiones y persecuciones contra los familiares de los empresarios  por parte de la Polfa y cabe preguntarse: ¿Se convirtió esta Policía en otro DAS, un organismo experto en seguimiento y persecuciones?

Las fuentes que hablaron con nuestro portal aseguran que Claudia María Gaviria es célebre por decir en su despacho: “vamos buscar las cuotas de Navidad para la DIAN, vamos a apretar”.

¿Será que Leonardo Sicard, un empleado honesto de la DIAN y quien le habla al oído al Presidente Juan Manuel Santos, conoce de estas irregularidades ? ¿Será que Santiago Rojas, el  respetado director de la DIAN, un funcionario ejemplar y conocido por su rectitud, sabe de estas anomalías por parte de unos funcionarios que empañan su gestión al frente de la entidad? ¿Existen en el país dos Fiscalías en Colombia, la original y la DIAN? ¿Acaso el Gobierno no estaba depurando al Estado de malos funcionarios?

Los empresarios no le temen a las investigaciones del Estado, solo quieren que los dejen trabajar por el país.

Cabe preguntarle también al señor Presidente Santos: ¿Estas persecuciones y abusos de poder no afectan la paz de los colombianos que el tanto ha impulsado? ¿Este será el mensaje que le quiere dar el Gobierno de Santos a los empresarios que mantienen el país, a través de estos funcionarios expertos en pánico?

Nuestra revista respalda la labor de la DIAN y sus investigaciones contra la evasión fiscal y el contrabando, pero sin el abuso, el maltrato y el atropello contra los empresarios, que son el motor que mueve la economía de Colombia.

La Otra Cara pone en conocimiento de la Fiscalía y la Procuraduría General de la Nación este caso con las quejas de los empresarios y los propios empleados de la DIAN sobre la supuesta red de funcionarios de esta entidad pública que estarían abusando del poder, para que abran las investigaciones de oficio pertinentes.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario