Quién quiere tumbar al General Nicacio Martínez y neutralizar al Ejército?


 

Como es bien conocido, la Procuraduría General de la Nación abrió indagación al comandante del Ejército Nacional, general Nicacio Martínez Espinel, y otros funcionarios por establecer, por presuntas irregularidades en las directrices dadas a los militares para mejorar los resultados en las operaciones.

El órgano de control colombiano busca determinar la existencia de supuestas irregularidades denunciadas por el diario norteamericano The New York Times, sobre la presunta implementación de una política al interior del Ejército Nacional, que podría ser similar a la que desencadenó los llamados ‘falsos positivos’, ocurridos en la época en que Juan Manuel Santos era Ministro de Defensa, ante de ser Presidente de la República.

“La Procuraduría decretó la práctica de pruebas con el fin de verificar la ocurrencia de conductas presuntamente irregulares, determinar si son constitutivas de falta disciplinaria, identificar e individualizar los supuestos autores, y esclarecer los motivos determinantes de tiempo, modo y lugar en las que se cometieron. El investigado podrá solicitar ser escuchado en versión libre”, dijo el Ministerio Público.

De inmediato, el General Martínez respondió en Twitter que acataba el llamado de la Procuraduría.

Con esto queda neutralizado el Alto Oficial y todo el Ejército por miedo a ser procesados disciplinariamente como violadores de los Derechos Humanos.

Las teorías

Ahora hay que preguntarse: ¿Quién busca tumbar al General Martínez?

Hay  varias teorias, miremos:

1) Las Farc porque el General Martínez les hace daño con sus operaciones militares a los hombres de esa organización violenta, que se hacen llamar disidencias para confundir al Gobierno y a la opinión pública. El Alto Oficial lidera una gran ofensiva contra el narcotráfico en el país, un negocio que maneja a su antojo el grupo guerrillero.

2) A los ONG, congresistas y líderes políticos de izquierda, que buscan desprestigiar y acorralar políticamente a la Presidencia de Duque y a los militares para llegar al poder. Con esto quedan neutralizada las Fuerzas Armadas.

3) Los medios de comunicaciones que simpatizan con la izquierda o con las propias Farc (ya conocidos) que hacen lo propio, afectando publicitariamente la imagen de la Casa de Nariño y las Fuerzas Armadas de Colombia ante la ciudadanía. Con esto se neutraliza también el Ejército.

Será que la Comisión de Civiles montada por el Presidente Iván Duque y encabezada por el samperista y exministro santista Alfonso Gómez Méndez, llegará a la verdad en este caso…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario