Un supuesto fraude en la entrega de la ayuda del plan “Ingreso Solidario” dentro del DNP


 

Un grupo de ciudadanos en las redes sociales se dio a la tarea de hacer un ejercicio sencillo para comprobar quiénes son los beneficiaros de la ayuda de 160 mil pesos, que prometió el Gobierno Nacional a las familias más vulnerables o pobres del país, dentro de la emergencia del Coronavirus en lo que se denominó la iniciativa “Ingreso Solidario”.

Lo que arrojó la búsqueda virtual (por Internet) en la plataforma estatal del Departamento Nacional de Planeación (DNP) es desconcertante, porque podría tratarse de un llamativo caso de fraude o corrupción, típico de Colombia.

Al ingresar en el DNP los números de cédulas de ciudadanía de personas inexistentes como: 111111, 3333333, 8888, GGGG, RRRRRR, ÑÑÑÑÑ, CCCCC o 123456, ¡OH Sorpresa!, aparece que ya les dieron el citado subsidio. Lo cual no tiene lógica y carece de total veracidad.

Los casos son variados. Por ejemplo, figuran varias presuntas personas indentificadas con un mismo número de cédula, como el 111111 o el 333333, en diferentes ciudades del país a quienes ya les dieron el subsidio de “Ingreso Solidario”, así está en el registro virtual del DNP.

Miren al señor “CIN ÑUS”, con cédula 1.111.111.111, beneficiario en Purificación (Tolima), pero también aparece el señor “NAVARRO MONTAÑEZ CONTRERAS”, con la misma cédula 11111111, beneficiario en San José del Guaviare. Además está con el mismo número 111111, la señora “DILSA BERRIO DE GAMARRA”, beneficiada en el municipio de Soledad, Atlántico.

También está el caso de “JOSE EDILIO RIASCOS”, con cédula 33333333, beneficiario en San Andrés de Tumaco (Nariño), pero con el mismo número 3333333, aparece la beneficiada “JESICA ÑÑÑÑÑ VILORIA”,  entre tantos casos irregulares.

Y ni que decir de las personas fallecidas, cuyas cédulas aparecen a nombre de otras personas, que figuran como benficiarios de la ayuda de los 160 mil pesos del Gobierno. Es el caso de “PARRA DIAZ JOSE VICENTE”,  con cédula 802.747, cuyo número también aparece en el DNP a nombre de “ANDREINA BEATRIZ GARCIA”, una beneficiaria en el municipio de Villa del Rosario, Norte de Santander.

Es más, hay un caso que es el peor, porque en el registro del DNP aparece el número de cédula 123456789, que tiene 49 “personas”, que ya fueron beneficiarias de la ayuda de los 160.000 del Gobierno, lo cual no puede corresponder a la verdad, ya que la cédula en Colombia es para identificar a un solo ciudadano. Es decir, con esa sola cédula se estarían perdiendo $7.840.000 del programa estatal. ¿Cuántas cédulas como esa hay registradas en el DNP, utilizadas para la función dentro del programa “Ingreso Solidario”?

Con razón la gente se pregunta: ¿A quién le dieron en realidad esos subsidios? o ¿Es esto un fraude consumado? Y las inquietudes y las preocupaciones de las ciudadanía son válidas, porque la realidad de la corrupción en Colombia lo ha demostrado en el pasado. En nuestro país nada sucede por coincidencia, porque detrás de cada hecho sospechoso posiblemente hay una acción de corrupción.

LA REGISTRADURÍA SE “LAVÓ LAS MANOS”

A su turno, la Registraduría Nacional del Estados Civil se “lavó las manos”, en un comunciado, diciendo que su base de datos no tiene “relación alguna” con el aplicativo “Ingreso Solidario” del DNP.

Por lo pronto, el DNP justifica su error al alegar que la búsqueda en su página Web es independiente y no afecta los giros a los beneficiarios. Después de la denuncia de las anomalías la plataforma del Departamento fue inhabilitada y apareció un anunció que se encontraba en mantenimiento.

Si se trata de un error en el sistema virtual del DNP, no tiene justificación que una de las entidades que más recursos maneja del Estado, incurra en este tipo de impovisaciones, que hacen quedar mal la imagen del presidente Iván Duque. Recordemos que el Primer Mandatario ratificó hace unos días, en alocución nacional, que el Gobierno ya había entregado apoyo económico a 1.200.000 familias vulnerables colombianas por la pandemia del Coronavirus, dentro del programa “Ingreso Solidario”, basado en las estadísticas virtuales del DNP y que se buscaba llegar a 3.000.000 de hogares en el país. ¿Cuánta de esa ayuda se entregó realmente? 

Pero si es un acto corrupción consumado o se trata de mal manejo que le costó miles de millones de pesos al Erario, porque las ayudas de “Ingreso Solidario” se las dieron a quienes no la necesitaban y lo que en verdad la requerían, no la recibieron, por esa pifia en el sistema, el señor Luis Alberto Rodríguez, Director del DNP, debe responder ante ese posible detrimento patrimonial. Los organismos de control como Procuraduría y Contraloría General de la República deben actuar de inmediato.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario