Uribismo ayudó a aprobar Ley de Orden Público, pero les hicieron “conejo” a sus constancias

Acuerdo sobre ley de orden publico

 

El uribismo, representado por la bancada del partido Centro Democrático, fue clave para  la aprobación por unanimidad en el Congreso de la República la reforma a la Ley de Orden Público, que le permite al Gobierno avanzar en los diálogos de paz con la guerrilla de las Farc en La Habana, Cuba.

Esta nueva ley autoriza al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, para establecer las zonas de concentración (o zonas de ubicación temporal) para los integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc.

Es la primera vez que los miembros del Centro Democrático se aproximan al Gobierno en torno a la paz,  al ayudar a aprobar esta ley, aunque no estuvieran de acuerdo con varios de sus puntos. El uribismo siempre ha sido contradictorio a algunos aspectos relacionados con los acuerdos de Cuba, especialmente en el tema de la impunidad para los hombres de la subversión, entre otros, lo cual es interpretado como una polarización política en el país.

Sin embargo,  santistas y uribistas decidieron impulsar en el Congreso la reforma a ley de orden público, que permite crear zonas de ubicación para la desmovilización y el desarme de las Farc, y le da al Jefe de Estado la facultad para suspender las órdenes de captura de quienes estén en esas áreas. Eso sí, los uribistas del Centro Democrático impulsaron el punto en el que se establece que no debían ser permitidas las concentración en zonas urbanas de Colombia, lo cual también fue expuesto por el Presidente Santos.

En otras palabras, eso es lo novedoso que tiene la norma o reforma a la ley de orden público: No habrá concentraciones en zonas urbanas.

¿”Conejo” al uribismo?

Se habla de que a los hombres del Centro Democrático los habrían engañado cuando firmaron la reforma de ley de orden público, porque supuestamente lo hicieron tras acordar con los parlamentarios de los partidos seguidores del Gobierno en el Congreso, una constancia conjunta que hicieron sobre dichas zonas de concentración, la cual quedaría dentro de la norma, pero al final no quedó. Es decir, como se dice en el argot popular, les hicieron “conejo”.

El único aspecto promovido por los uribistas que fue incluido dentro de la citada ley fue la de no hacer concentraciones en zonas urbanas.

Pero las constancias no son obligantes y estos puntos del uribismo no hacen parte de la ley y el Gobierno no está obligado a cumplirlos.  Lo único que se incluyó en la norma fue que no haría zonas de concentración en áreas urbanas.

Estos son los seis puntos de la constancia del uribismo:

1. Las zonas de ubicación son temporales y no se crearán donde haya cultivos ilícitos y minería ilegal.

2. Los que ingresen deberán estar identificados, incluso dactilarmente.

3. No se harán en áreas de frontera; será un número prudente de ellas y de tamaño reducido.

4. Las armas de las Farc se destruirán.

5. La verificación la hará un organismo internacional.

6. El acuerdo también pide que no haya zonas de concentración en áreas urbanas.

El ex presidente Álvaro Uribe Vélez, jefe máximo del Centro Democrático, aseguró  sobre el apoyo de su bancada a la ley que “el afán no está en la firma del proceso, sino en que se acabe el delito”.

Otra de las constancias del uribismo que no se tuvo en cuenta es que no sean más de 10 zonas de ubicación y que no haya más de una por departamento.

El uribismo siempre ha dicho que no es enemigo de la paz, pero que tiene profundas diferencias con el Gobierno por la forma como ha realizado las negociaciones con los rebeldes. Este apoyo a la aprobación de la ley, los acerca un poco, pero no mucho, porque el Centro Democrático informó que sigue en plena oposición a algunos aspectos de las negociaciones de paz.

Cristo confirma que constancias del uribismo, no pasaron

El Gobierno Nacional, a través del Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, destacó la voluntad del Centro Democrático de respaldar el proyecto y aseguró que es un primer paso para seguir buscando consenso a pesar de las diferencias.

Cristo puntualizó en los medios de comunicación que las condiciones del uribismo para aprobar las zonas de concentración de las Farc no fueron aprobadas por el Congreso.

“En el texto del articulado se aprobó básicamente como había sido aprobado en las comisiones primera de Senado y Cámara y solamente se le adicionó una limitación que el Presidente Santos ya había hecho y es que esas zonas no podrán ser establecidas en áreas urbanas”, le dijo a Blu radio.

El Ministro aclaró que la constancia, firmada por el uribismo, no está en el texto de la ley: “Eso está absolutamente claro y todos los congresistas saben que constancia es constancia y proposición aprobada por todo el Congreso y convertida en artículo de la ley es algo totalmente distinto”.

La ley ahora pasará a manos del Primer Mandatario, Juan Manuel Santos, para la firma presidencial. La norma firnalmente sará debatida en La Habana con los jefes negociadores de las Farc, donde en últimas se establecerá si los rebeldes la aceptan en los acuerdos de paz.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario