«Chespirito tuvo mayor trascendencia que Cantinflas»: Édgar Vivar

Compártelo:

Édgar Vivar, famoso por haber interpretado al Señor Barriga en  programa «El Chavo del Ocho», afirmó que el actor mexicano Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, fallecido en México, ha logrado tener más trascendencia que  Cantinflas,  tras abri  la feria Comic Con Experience  que se realiza en Sao Paulo, Brasil, según lo publica el diario El Comercio de Lima, Perú

La Comic Con Experience, la mayor feria de historietas, superhéroes, videojuegos y se

ries de América Latina, se realiza en la capital paulista con un homenaje a  Roberto Gómez Bolaños, creador de personajes como «El Chavo» y «El Chapulín Colorado».

Emocionado, Édgar Vivar fue el gran invitado de la muestra que va hasta el domingo por haber sido uno de los compañeros de Chespirito interpretando a personajes como el Señor Barriga y Ñoño.

«Roberto tiene más trascendencia que Cantinflas, sobre todo por la difusión, la televisión. Cantinflas (Mario Moreno) es un icono de México pero más vinculado al cine. Roberto fue un renacentista, una experimentador, un creador, compositor, músico, actor, director, guionista», explicó Vivar.

Édgar Vivar y Chespirito / El Dínamo

El actor contó que Roberto Gómez Bolaños, fallecido el pasado 28 de noviembre a los 85 años en Cancún, decidió cancelar una visita a Brasil con todo el elenco de El Chavo, en los años ochenta, debido a los problemas que había con presentar una obra en español.

Vivar participó de la mesa de apertura de la feria que se realiza por primera vez fuera de San Diego, Estados Unidos, donde se concentra la industria del cómic y todas sus vertientes y de la cual participan 168 dibujantes y guionistas de la historieta.

Tomado del diario El Comercio de Lima, Perú.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario