300 metros adicionales para El Matecaña


 

Por Martha Alzate Hincapié

El alcance planteado, en esta primera etapa, incluye la ampliación de la pista en la cabecera 08 (140 ml) y en la cabecera 26 (40 ml), con una inversión aproximada de 30.000 millones.  Y, se está estructurando una APP para conseguir los recursos, privados, que permitan remodelar la terminal, es decir, el edificio.

Las obras de la pista eran fundamentales, pues sin ellas se perdía la categoría de aeropuerto internacional.  La remodelación de la terminal es una necesidad, de igual o mayor prioridad. Tenemos, tal vez,  la terminal aeroportuaria más incómoda y fea de Colombia y sus alrededores.

Si lo nuestro ha de ser el turismo, lo cual para el desarrollo económico de la región es una apuesta definitiva, no es posible que tengamos un aeropuerto como el actual.

En alguna reunión se dijo que en el Caribe hay aeropuertos con islas.  Pues bien, parafraseando, yo digo: ¡nosotros debemos ser un aeropuerto con ciudad!

No tener parqueaderos suficientes es un verdadero infortunio, máxime si somos, como es un hecho, el aeropuerto de la región. Y, no es posible que las vías de acceso sean tan tortuosas como las actuales. El problema del acceso desde el occidente hay que resolverlo, haciendo el anillo vial propuesto, y el oriental hay que mejorarlo.

Por último -y aquí viene el viejo dilema de qué es primero, si el huevo o la gallina- el aeropuerto necesita 300 ml más de pista en la cabecera 08 (adicionales a los 140 ml en ejecución), para que puedan despegar aviones Boing y 747 en adelante, es decir, vuelos directos a Europa.

He venido haciendo un trabajo para el sector privado, con varios operadores turísticos a nivel internacional.  Ellos me repiten, todos los días, que hay que construir este destino, a pesar de las evidentes fortalezas que tiene.  En la construcción del destino, la primera palabra empieza con A de Aeropuerto, y se complementa con 300 ml más de pista.

Me dirán que es una tontería. Que hoy,un vuelo directo a Europa, saldría con dos pasajeros.  Pero, señores, es que la cuestión no es, precisamente, pensar en HOY. No se trata, solamente, de los pasajeros que salen, sino de los que queremos traer.  Para ello, se requiere  la infraestructura que nos permita pensarnos en un MAÑANA.  Esa es la tarea de los gobernantes, y de los dirigentes del sector privado, que están sentados en la junta directiva de nuestro activo más importante.

Por Martha Alzate Hincapié

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario