’Crónica de un triunfo anunciado’

Felipe Córdoba

 

Por Mario Arias Gómez.

El proceso de selección de CONTRALOR GENERAL, se rige por las nuevas reglas incluidas en la ley 1904/2018, dentro del marco de la reforma constitucional, denominada ‘Equilibrio de poderes’, aprobada en 2015, ley que modificó -entre otras cosas- la forma de elegir al jefe del ente de control fiscal, mediante “convocatoria pública”. Norma que exige que una Universidad, de reconocido prestigio, convoque y reciba las hojas de vida de los postulantes y revise si cumplen los requisitos exigidos.

Al respecto, la mesa directiva del Congreso, invitó inicialmente a nueve universidades, que extendió luego a 43 centros educativos, públicos como privados, del más alto nivel. Presentaron propuestas: La Universidad Nacional (que después se retiró arguyendo inconvenientes de tiempo); la Industrial de Santander; la de Cartagena y Sergio Arboleda. Resultó seleccionada, la Universidad Industrial de Santander, que preseleccionó, entre los 101 aspirantes que presentaron sus hojas de vida, conforme a la convocatoria abierta el 23 y 24 de julio.

Hago un somero historial de la CGR, ente de control público, creado mediante ley 42, de 19 de julio de 1923, en el gobierno conservador de Pedro Nel Ospina, delineada por la comisión de expertos, encabezados por el afamado catedrático y economista estadounidense, Edwin Walter Kemmerer, a quien se le debe la reorganización de las finanzas del Estado, padre del icónico Banco de la República.

Retomando el hilo, la UIS en cumplimiento del mandato, efectuó los exámenes y sumó la trayectoria profesional, para preseleccionar 59 pretendientes, que expusieron, ante la comisión accidental del Congreso, en audiencia pública, su programa, concluyendo con diez elegibles. Cumplidos los principios de publicidad, transparencia, participación ciudadana, equidad de género y criterios de méritos, los astros se alinearon definitivamente a favor de, CARLOS FELIPE CÓRDOBA LARRARTE (foto), después de un trabajo de filigrana, de las propias evaluaciones y consultas de las bancadas, que se definieron -casi unánimemente- por el actual Director de la Federación Nacional de Departamentos, calificado ejecutivo, graduado en Gobierno y Relaciones Internacionales en el Externado de Colombia; especializado en Alta Gerencia, en la Universidad Libre de Pereira; máster en Acción Política, Fortalecimiento Institucional y Participación Ciudadana, en el Estado de Derecho, de la Universidad Rey Juan Carlos, Madrid (España).

Exdirector Nacional del Programa Anticontrabando, Federación Nacional de Departamentos, Vice-contralor General de la República, Contralor Delegado para la Participación Ciudadana, Director de Promoción y Desarrollo del Control Ciudadano de la CGR, Contralor General encargado,  Director de Despacho de la Gobernación de Risaralda, Secretario de Gobierno, Alcalde encargado de Pereira, Coordinador Nacional del Área para la Proyección Social, de la Oficina de Cooperación Internacional y el Programa de lucha contra la corrupción, para jóvenes de la Presidencia de la República. Auditor General de la República.

A pesar de su abrillantada y enaltecida juventud, el agraciado, es -además- un estudioso, idóneo, lúcido, meritorio, paradigmático, óptimo y ponderado valor humano, honra y prez de su patria chica, Risaralda, liberal en sentido filosófico, de mente abierta. Curtido funcionario, cuya admirable, brillante, meteórica, prístina y progresiva carrera, la soporta una aquilatada formación académica y humanística, prenda de eficiencia, racionalidad, que lo han inspirado siempre, fruto de su disciplina y desvelada consagración, que lo han hecho merecedor -con justeza- de la confianza ciudadana, modelo a seguir -dadas su adustez, aplomo, aptitud, frescura- por sus pares juveniles.

Resalto los afectivos y entrañables vínculos que lo unen al terruño caldense, que lo tiene como a uno de los suyos, dado que su esposa, Marcela, es hija del veterano jefe, Omar Yepes. Con conocimiento de causa, afirmo que, desde tan alta dignidad, será un insomne vigía de los intereses de Caldas, complementado a Arturo Yepes, que goza del aprecio y valía del señor presidente -no de coyuntura-, aproximación de la que se espera, solvente las colosales urgencias del departamento.

A todo señor, todo honor. Registro, alborozado, desde mi inédita y solitaria buhardilla, sin ambición ni tacañería, a pesar del alejamiento circunstancial, la auspiciosa llegada a la Contraloría, del hijo adoptivo del otrora ¡Departamento Modelo de Colombia!, carnal del examigo, Omar Yepes, grato hecho que sobrevendrá pasado mañana.

Alejado de los cortesanos-palaciegos, no hago “mutis por el foro”, ni me abstendré de prodigar desde la distancia, un desprendido, discreto, merecido y tímido reconocimiento -sin cálculo, sin sombra-, a la cimera posición alcanzada, manifestando -por demás- mi admiración por la ascendente y garbosa trayectoria del exaltado ‘PIPE’, visionariamente construida, con agudeza, esfuerzo, tesón, inteligencia. Felicitaciones. Que las hadas madrinas le sean propicias.

Bogotá, D. C. agosto/2018

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario