El Imperialismo y Latinoamérica


 

Por: Ariel Peña.

Con los sucesos de las últimas semanas en Venezuela, se incrementa el eterno pretexto, acerca de que todos los males de la región son responsabilidad del “imperialismo”, coartada que ha sido bien utilizada por la mamerteria latinoamericana para justificar el fracaso del socialismo  marxista en Cuba, Nicaragua y  Venezuela, desconociendo que EE.UU. tiene intereses económicos más importantes en otras latitudes.

USA ha vuelto a poner  sus ojos en Latinoamérica, por cuestiones prácticas, al considerar que Venezuela es un peligro para su seguridad por sus cercanías con Rusia y China, a lo que se agrega la amistad del régimen castrochavista con grupos terroristas como Hezbolá y la teocracia de Irán, pero además  es preocupante el millonario flujo  migratorio o de refugiados que podrían entrar de Venezuela a EE.UU., si se llegara a consolidar la camarilla de Maduro en el poder.

También hay un tema de palpitante actualidad, y es la candidatura a la Casa Blanca  el próximo año del senador  Bernie Sanders,  quien representa al Estado de Vermont y tiene 77 años, el cuál aunque pertenece al  Partido Demócrata se define como socialista, ello ha hecho prender las alarmas y el presidente  Donald Trump, planteó que su país nunca será socialista; advirtiendo que el senador en mención ha sido admirador de Hugo Chávez; esas serian las razones esenciales por lo que el país de norte le preocupa Venezuela y, lo demás queda en el plano de la especulación.

América Latina y el Caribe  con cerca de 34 naciones, en el mundo apenas representa el 10% del producto interno bruto, y si excluimos a Brasil y México a  los  países restantes  solo les quedaría el 5%, pero con el difunto Hugo Chávez, el  genocida fallecido de Fidel Castro, el maniático  de Nicolás Maduro acompañado por Evo Morales y Daniel Ortega en verborrea,  falsedades, demagogia y otras bazofias, la región seria la campeona mundial.

Mientras que eso ocurre con la economía latinoamericana,  los Estados Unidos representan el 24.3% del PIB mundial, China llega al 14.8%,   Japón 6% y Alemania el 5%, por eso es un contrasentido que la camarilla chavista venezolana hable de “guerra económica” cuando han vivido del “ imperio del norte” que les  ha comprado por más de 20 años un número importante de barriles de petróleo  diarios, que han representado el 95% de las exportaciones del país  vecino en el último tiempo, y eso le ha servido para expandir  la revolución bolivariana, y mantener a un poco de países zánganos del  Caribe regalándoles petróleo, encabezados por Cuba, aunque hace algunos  días USA  bloqueó el pago a la pandilla comunista venezolana por la venta del crudo.

Para el “imperio”, Latinoamérica dejo de ser vital desde la década de  los 70 del siglo pasado, cuando les fracaso a las grandes transnacionales el llamado “plan básico”, que buscaba crear en nuestros países grandes factorías, pero por la situación socio-política de la región eso no se pudo realizar, y por ello prefirieron a la China con los resultados que hoy conocemos. De ahí que para E.E.UU.  sus prioridades están en los países de Asia, Medio oriente y Europa,  ya que Latinoamérica poco ha contado hasta ahora.

Según los  apologistas  marxistas leninistas, USA busca quedarse con los recursos naturales de  América Latina, dándole con eso  más importancia de la que tiene a la región. Resaltando que si se cumple  con  una reducción importante  en los próximos  años de los gases de efecto invernadero por parte de  las naciones industrializadas según el Pacto de Paris, se mermaría significativamente la utilización de combustibles fósiles y de gran parte de los metales que tiene Latinoamérica, por ello  no habría mucho  interés en los mentados recursos naturales que por aquí existen.

Los  parásitos del socialismo del siglo XXl que gobiernan a Venezuela, elucubran sobre la conjura de la derecha nacional e internacional en contra del “proceso revolucionario”, con un cerco mediático incluido; semejantes aberraciones propias de mentes  calenturientas ante el miedo de perder el poder, son el producto de alucinaciones enfermizas, porque en el continente hasta hace poco se  constituyó una  organización internación en contra de la dictadura  venezolana,  que es el Grupo de Lima, al que podemos considerar  como la antítesis de la internacional comunista del foro de Sao Pablo, que desde 1990 pretende esclavizar a nuestros pueblos   usando las formulas despreciables del marxismo leninismo.

En otras oportunidades  aclaramos sobre el origen de la  derecha que tanto preocupa a los comunistas con sus  diferentes máscaras, en donde enfatizamos que dicho termino se origino en la Revolución Francesa  y que básicamente se le aplicaba a los que buscaban un gobierno vitalicio, que es lo que quiere el  chavismo y de ahí la consigna en contra de la oposición de que ¡nunca volverán! así que siguiendo las enseñanzas de la Revolución Francesa,  la aplicación práctica del término derecha seria para denominar no solo a la camarilla chavista, sino también a los regímenes de Evo Morales, los castro  y Daniel Ortega, que buscan perpetuarse en el poder.

“El imperialismo”  que tanto utiliza  de excusa  el régimen  venezolano para ocultar sus miserias, que son el resultado del fracaso del sistema socialista, ha sido displicente con Latinoamérica, porque poco se preocupó en  más de 40 años con  lo que sucedía al sur de rio Bravo, de la misma manera el susto que le produce la denominada derecha al chavismo hace parte de su paranoia,  pues  hemos explicado ampliamente las verdaderas connotaciones de ese término. A pesar de que es patética la debacle del socialismo del siglo XXl en el ámbito Latinoamericano, la terquedad marxista es recalcitrante y por eso usan todas las tramoyas y disfraces para engañar a los incautos.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario