En la economía no hay milagros


 

 “EN ECONOMIA NO HAY  MILAGROS, es sabia frase para recordar, a propósito de las cifras del mercado automotor nacional al cierre del primer cuatrimestre de 2015, que cayeron -3,6%, respecto de igual periodo del año pasado. En solo abril de 2015, la caída fue de  -16,3%! frente a abril-2014.

Las explicaciones están a la vista: la primera es la fuerte devaluación del peso colombiano frente al dólar del 25%, iniciada a fines del 2014, y  acentuada durante el 2015, lo que, obvio, encarece las importaciones. Frente a la disparada del dólar en el último trimestre de 2014,  los compradores apresuraron la adquisición de sus  vehículos antes que la devaluación empujara los precios al alza, lo que agotó en los concesionarios, los inventarios negociados con dólar a $ 1.900. Ello explica la disparada de las ventas a fines del 2014, que llevó a la cifra record de 327 mil unidades en el año, constituyéndose en el mejor en toda la historia de nuestro mercado automotor.

La segunda es la disminución en el poder de compra del consumidor, dadas las prioridades que de su estrecho presupuesto debe hacer, no solo para adquirir sus bienes de consumo indispensable, también encarecidos por la devaluación, pues ya muchos de los artículos de la canasta familiar son importados, incluyendo los agrícolas, por los TLCs en vigencia; sino, para para cumplir con la cascada de altos impuestos en 2015, como el predial basado en unos avalúos catastrales que se doblaron  en solo cuatro años; el mal llamado impuesto a la riqueza, que sustituyó al de patrimonio, pues buena parte de los afectados no son propiamente ricos!; y no se cuentan otros, como los de rodamiento y renta.

La tercera es la caída en los ingresos públicos por la descolgada de los precios del petróleo debido al ya autosuministro de potencias antes importadoras, como el caso de Estados Unidos con el petróleo; y la desaceleración de la China; y en los ingresos privados, por la desaceleración económica que llevó a revisar hacia abajo el crecimiento del producto interno bruto en 2015, a solo 3,2%, frente al 4,2% estimado a comienzos de año.

Las cifras del último quinquenio en el mercado automotor, superiores a 300 mil unidades anuales, son cosa del pasado.

Saulo Arboleda

Por Saulo Arboleda Gómez

Exministro de Estado.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario