Fajardo no la ve

Gustavo Álvarez Gardeazábal

 

EL GOBERNADOR DE ANTIOQUIA LAS HA EMPRENDIDO CONTRA EL PLAN DE DESARROLLO.

El gobernador de Antioquia las ha emprendido contra el Plan de Desarrollo porque elimina la vieja figura hispánica de las fronteras departamentales para los licores.

Con una falta de visión asustadora, Fajardo se opone a que una de las pocas marcas reconocidas en Colombia, el Aguardiente Antioqueño, se pueda vender en todos los rincones del país porque eso lo obligaría también a abrir su feudo paisa para que allá se vendan otros licores.

Apelando a un chauvinismo hirsuto, Fajardo nos quiere hacer creer que está defendiendo a Antioquia, cuando lo que está pretendiendo es impedir que el Plan de Desarrollo una más su departamento al país que él quiere gobernar.

Porque esa debe ser la verdadera razón de toda esta pataleta que ya se fue a rincones de mal gusto. Fajardo quiere ser presidente en el 2018 y ve como su rival a Vargas Lleras.

Y como la mujer de Vargas Lleras, Luz María Zapata, como directora de la Asociación de Licoreras fue quien advirtió a los gerentes de esas fábricas de licor de la inminencia del cambio, la volvieron chivo expiatorio,responsabilizándola como la gestora de la fórmula renovadora.

Quien no tiene visión del giro que puede dar positivamente el negocio del más conocido producto antioqueño no puede llegar a ser un buen presidente. Y no será rival verdadero de Vargas Lleras porque habiendo logrado sacar a su esposa del puesto que tenía no solo ha dado una demostración de mal gusto persiguiendo por terceras manos a una mujer brillante, sino que ya tendrá que buscarle otro pretexto al vicepresidente para enfrentarlo de verdad como el duro candidato a la Presidencia del 2018.

 

El tren de la noche

EL PROGRESO SE ENFRENTA A LA EXPLOTACIÓN INMISERICORDE DE NUESTROS RECURSOS.

Este país es muy simpático. Elegimos un presidente que nos promete poner en funcionamiento las locomotoras del progreso y apenas ellas las encienden les quitan la carrilera o les ponen palos a la rueda.

Lo que está pasando con el carbón demuestra la incapacidad de los colombianos para entender la magnitud de lo que puede significar la explotación minera legal y el porqué nos hacemos todos, Gobierno y ciudadanía, los de la vista gorda con los ilegales que arrasan todo, amparados en la ley del más avispado que es la que rige sin tapujos.

Colombia exportó el año pasado 88 millones de toneladas de carbón, lo que es una cifra mayúscula que nos colocaría como país minero ante las estadísticas reales de nuestra riqueza.

Pero si pensamos que un alto porcentaje de esa carga salió por el corredor férreo paralelo al río Magdalena y que ahora se corre el peligro de solo poder sacar la mitad, el asunto debería preocuparnos donde tomáramos conciencia plena de lo que estamos produciendo.

Resulta que por un fallo de la Corte Constitucional se aceptó restringir el paso de los convoyes férreos por las zonas pobladas por donde pasa la carrilera y obligar a que el tren no circule en las noches.

El progreso se enfrenta a la explotación inmisericorde de nuestros recursos. El respeto debido a nuestro carácter de ciudadanos choca con la dura realidad de la evolución vertiginosa. Ahora los jueces han dictaminado que se suspenda la explotación de carbón a la mitad para que los habitantes de un pueblo del Magdalena puedan dormir.

 

Por GUSTAVO ÁLVAREZ GARDEAZÁBAL

Tomado del diario ADN

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario