La deshonestidad de los honestos


 

Dirán que me volví monotemático y pueden tener razón, pero la defensa de la verdad sobre las infamias, lo cierto sobre lo mentiroso, la realidad sobre la falacia y la tristeza que me da ver a unos ciudadanos dejarse engañar y manipular por un encantador de culebras, un lobo con piel de oveja y un mitómano auto proclamándose a los 4 vientos como el adalid de la moral, la ética, la rectitud y la honestidad sin ser nada de esto y viendo en peligro a mi querida ciudad de caer en las garras del Castro Petro Chavismo, con todo lo negativo que ello implica, aunado a la gran cantidad de datos e información que está abrumándome diariamente, considero mi deber continuar denunciando lo que se debe conocer, para que después como en la propaganda del Circo al que pertenece el payaso mayor, no digan que no se les advirtió.

El candidato denunciado en forma gravísima aún sin responder, – por aquello que el que calla otorga y todo es verdad- por un prestante empresario cercano a su familia, según él, conocido por la guerrilla con el alias del TUBERCULOSO, de nombre Guillermo Alfonso Jaramillo, además de tener en su contra 18 investigaciones certificadas no precisamente por honesto y ético, cuenta con un rabo de paja impresionante, casi un dossier gravísimo. Tengo en mi poder documentos que hacen saber de otras investigaciones contra ese señor, de su paso por la Secretaría de Salud del nefasto anti gobierno de su amigo inseparable Petro (Cuya ideología y fracasada forma de gobernar piensa implantar en Ibagué), tanto en la Oficina para la Transparencia de la República como en la Unidad Nacional Anticorrupción de la Fiscalía, por manipular y usurpar los procesos de selección de los gerentes de los hospitales de Bosa, Centro Oriente, Kennedy, Pablo VI y Simón Bolívar, con el fin de poder manipular la no despreciable suma de DOS BILLONES DE PESOS Y MAS DE SEIS MIL CONTRATISTAS.  El señor Jaramillo, valiéndose de su poder, adicionó términos y parámetros para direccionar los concursos, sin autorizaciones de nadie, menos de las juntas directivas de esos centros de salud, a su amaño y con negros propósitos, maña que seguramente la aprendió de su hermanito candidato a la Gobernación, con los hospitales del Tolima donde dándole la puñalada mortal al Hospital Federico Lleras, nombraron como gerente a un Administrador Agropecuario, existiendo una demanda millonaria al raparle el cargo a quien ha debido ganarlo con los títulos y conocimientos reales.  Tengo en mi poder los documentos que así lo demuestran. ¿Es esto prueba de honestidad o al contrario desmienten las afirmaciones del propio candidato de ser recto y ético? Esto es corrupción en carta blanca.

Y la comisión del delito de trashumancia electoral, donde la propia Registraduría ya anuló más de 9.000 cédulas habiendo solicitado el suscrito tanto al Registrador, como al Procurador, a la Fiscalía y al Consejo Nacional Electoral, que se coteje la nómina de la Alcaldía mayor de Bogotá y sus entes descentralizados, especialmente la Lotería de Bogotá, gerenciada por el Dr. Marco Emilio Hincapié, cuota y seguidor tanto de Petro como de Jaramillo y padre del candidato al concejo por la misma corriente, con el censo electoral, pues se me ha insistido en que hace 4 años para la elección de Petro se fueron para Bogotá varios miles de votantes y ahora que un amigo de Petro está en Ibagué, pretenden regresar a votar aquí, incrementado en la manito que el fracasado Petro le quiere dar para apoderarse de Ibagué en cuerpo ajeno, con miles de empleados,  cuando no han tenido ni el domicilio ni la residencia en esta ciudad, lo cual se constituye en un delito electoral. Se habla de reservas de hoteles y buses trayendo y llevando a esos que al igual que el candidato que hace la trampa, son delincuentes.

Y También pedí con fines judiciales, al Sr. Hincapié que me envíe copia de los contratos de publicidad y prestación de servicios o de cualquier naturaleza, con los estudios de necesitad, importancia y legitimidad, entre los que pedí el existente con el Señor Néstor Aponte de Cambio in, con El Nuevo Día, Editorial Aguas Claras, CM&I, Centro Nacional de Consultoría y de ser cierto, se demostraría cómo en forma corrupta se compran conciencias, encuestas y medios de comunicación.

Ese sujeto con sus antecedentes de negra juventud, como fuera denunciado, que incentiva a los jóvenes y niños a fumarse un porrito de marihuana, ¿con todas estas actuaciones corruptas puede ser el campeón de la honestidad y la moral? En el desayuno se conoce el almuerzo decía mi abuelita y quien habla mucho de ser honesto – como en este caso- resulta ser el más deshonesto.

German Barberi es columnista en Ibagué

Por: Germán Barberi Perdomo

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario