¿La Corte también “Chuza”?


 

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, como máximas autoridades en materia penal de Colombia, tienen la potestad de ordenar inerceptar o intervenir  los teléfonos y los correos electrónicos de cualquier servidor público con fuero que tenga un proceso en ese alto tribunal y sobre el cual recaiga alguna sospecha de estar involucrado en actividades ilícitas.

Esa práctica dentro del marco de la ley no tendría reparos, pero hay unas “chuzadas” que realizó la Corte Suprema que ponen en duda la idoneidad de esa alta corporación, las cuales no han sido muy difundidas por los reconocidos medios de comunicación nacionales y que muy pocos juristas se atreven a comentar o a denunciar, al parecer para no ir en contravía del inmenso poder del alto tribunal.

Esas “chuzadas” las permitieron los togados dentro del proceso que se le sigue a la dirigente sucreña Piedad Zuccardi Porras por presunta parapolítica. Pero tienen la particularidad de que inteceptan a Zuccardi, quien se encuentra detenida en un establecimiento polícial en el norte de Bogotá, hablando sobre su defensa con su abogado llamado William Adán Rodríguez.

Piedad Zuccardi

 

Este jurista le dijo a La Otra Cara que ese hecho es una clara violación a “los derechos a la intimidad y  a la defensa de la investigada porque se interceptaron dialogos privados en los que se exponen las tácticas o estrategias diseñadas para controvertir o desvirtuar las acusaciones y demostrar la inocencia de Zuccardi”.

Por el contrario, la Corte asegura que el abogado Rodríguez y su apoderada Zuccardi estaban realizando un complot contra este alto tribunal para desacreditarlo y esas grabaciones serán utilizadas como pruebas en el juicio contra la procesada. Un caso único en nuestro país, pues no se recuerda que una charla de defensa entre un investigado y su abogado sea utilizada para condenar al acusado.

“La Corte no tiene pruebas contra Piedad Zuccardi, porque todos los testigos en su contra han desmentido a ese organismo y han asegurado que no la conocen y que nunca la vieron reunida con paramilitares”, reiteró el jurista Rodríguez.

Las grabaciones de Piedad Zuccardi

Nuestro portal les muestra los diálogos que le interceptó la Corte Suprema a Piedad Zuccardi y a su abogado, para que sean los lectores quienes juzguen si la ex congresista del Partido U infringió la ley y estaba planeando un complor con su defensor como lo asegura el respetado tribunal de justicia.

Interceptación 1:

Interceptación 2:

Interceptación 3:

Interceptación 4:

Interceptación 5:

Interceptación 6:

 

Nuestro país vivió un gran escándalo por cuenta de las “chuzadas” que se hicieron desde el desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) a magistrados, políticos, defensores de derechos humanos y demás personalidades, en la época del ex presidente de la República Álvaro Uribe Vélez, por lo cual varios de sus funcionarios se encuentran en prisión o procesados.  Pero ahora, la entidad que se declaró perseguida en el gobierno pasado, al parecer parece haber caído en las mismas prácticas que tanto rechazó publicamente.

Algunos juristas están preocupados por este caso, aunque callan en público pero comentan en privado, porque “si se crea jurispruedencia con unas “chuzadas” abogado-cliente,  se perdería parte del estado de derecho en la justicia colombiana, ya que se vulneraría completamente el derecho a la defensa”.  Esto significa que cada vez que la Corte Suprema se sienta débil  o sin pruebas en un proceso por falta de rigor investigativo o porque en verdad, los imputados sean inocentes, solamente bastaría ordenar interceptar al procesado para ver que dicen del alto tribunal y condenarlos con sus propias versiones.

Se podría de moda lo que algunos abogados llaman la “complotitis” y sólo podrían hablar con sus apoderados en espacios cerrados y secretamente, alejados de los micrófonos o cualquier celular.

Es vox populi que en nuestro país todo el mundo intercepta con la gran facilidad que ofrecen en estos tiempos las nuevas tecnologías. Además del DAS, por ejemplo, se habló de que la Procuraduria General de la Nación, en épocas pasadas, compró un moderno sistema de chuzadas que luego se desapareció sin dejar rastro de su edificio y también que la Contraloría de Sandra Morelli intentó chuzar a unos periodistas… será que la Corte Suprema también “chuza”?.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario