La magistrada María Victoria Calle “puso en su sitio” el Acuerdo de Paz


 

La jurista dice en su ponencia en la Corte Constitucional que el sistema del “Fast Track”, con el cual el Gobierno quiere aprobar de urgencia el Acuerdo de Paz en el Congreso,  debe tener refrendación popular, o sea, aprobado por los colombianos en las urnas. 

Se puede decir que en el sonado tema del acuerdo de paz, la magistrada María Victoria Calle, Presidenta de la Corte Constitucional, puso las cosas en su sitio. Asegura que la paz  “no sustituye” la Constitución.

La togada registró el lunes 28 de noviembre de 2016 la ponencia que definirá el futuro de la implementación del pacto de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc en el Congreso de la República.

Su documento pide mantener vivos el “Fast Track”, es decir el mecanismo que evita las vueltas en el Congreso para que las leyes se tramiten en menos debates, una vía rápida para que se pueda poner en marcha el proceso de paz, como lo quiere el Gobierno, sus ministros y los seguidores del Acuerdo de La Habana. Además pide mantener las facultades extraodinarias al Presidente de la República para tramitar las leyes que desarrollen normativamente el citado acuerdo de paz.

Sin embargo, mantiene el punto 5 del Acto Legislativo 1  de 2016, llamado Acto Legislativo para la Paz, el cual señala que para que entre en funcionamiento ese sistema “Fast Track”, que reduciría de cuatro a ocho debates el acuerdo de paz en el Parlamento nacional, se debe consultar al pueblo colombiano. O sea, hacer una votación popular para que sean los ciudadanos quienes decidan si están de acuerdo o no con ese “Fast Track”.

ponencia-de-maria-victoria-calle

El ex Ministro de Justicia, Yesid Reyes, ahora asesor de paz del Gobierno, había solicitado a los magistrados de la Corte declarar inexequible (o nulo) ese artículo 5 del Acto Legislativo para la Paz por considerarlo perjudicial para los intereses de la Presidencia, pero Calle pide mantenerlo.

Así las cosas, si triunfa la ponencia de Calle, el famoso “Fast Track” está en la cuerda floja y sólo podrá ser usado si pasa por las urnas, pero si el Gobierno no quiere esta alternativa para refrendar el Acuerdo de Paz, ese  pacto con la guerrilla deberá pasar por los ocho debates en el Congreso en periodos ordinarios, más de seis meses de trámite, lo cual frenaría la intención de la Casa de Nariño de refrendar con urgencia el Acuerdo de Paz.

La ponencia de Calle y la petición de Reyes deben ser estudiadas por la Sala Plena de la Corte Constitucional, donde se dirimirá el caso.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario