Las TRES del tintero de Gardeazábal


 
ATRÉVASE PRESIDENTE, PURGUE LA POLICÍA

Si el país quería una confirmación de sus sospechas sobre las tarifas de los policías de Santos, los datos que ha revelado Vicky Dávila son la comprobación del grado de sinverguenzería que se tragó a una institución que tanto bien le ha hecho al país.
Por supuesto, Vicky no debe extrañarse que encuentre a oficiales de alto rango con grandes patrimonios. Y no debe extrañarse de hacer esos hallazgos porque si los retenes de las carreteras,(lo he venido señalando hace días en esta columna),se han convertido en ordeñaderos que el país entero ha tolerado, qué de raro tiene que al final de la escalera de recogidas los generales de Santos aparezcan ricos.
Como en este país, otrora consagrado al Sagrado Corazón, se cambió la vigencia de la ley por las tarifas, en las Escuelas de Policía ya no se enseña el respeto a la filosofía policial sino que se los prepara para cobrar la tarifa a los ciudadanos asustados o cómplices, o la que dicen que se cobran entre ellos mismos por sostenerse en un puesto, o por entrar a la Policía de Carreteras o a la Aduanera.
La solución no es volver a hablar de unas manzanas podridas. Es encontrar las pocas manzanas buenas y sobre ellas reconstruir el respeto y el prestigio perdidos.
Creíamos que la batalla por la paz es la definitiva para Colombia. Falso. La verdadera batalla hay que librarla contra la corrupción y ella comienza por la Policía de Santos y termina con la estructura tarifaria que volvió burdel de cualquier precio nuestra democracia.
Atrévase presidente Santos. Nos haría tanto o más beneficio que con la paz que tan tercamente usted busca desde hace años.

(publicado en ADN, Bogotá, diciembre 9 2015)

EL ESPECTADOR

Apartes de la nota http://www.elespectador.com/noticias/investigacion/el-informante-de-chuzadas-articulo-604187

…Ese mismo domingo 29 de noviembre, en el cruce de correos y ante los requerimientos de la periodista, ella se enteró de que su compañero Slobodan Wilches y los periodistas Daniel Coronell y Gustavo Álvarez Gardeazábal también estaban en la lista de los controlados. En un comentario resumió el informante los alcances de la organización: “Andrómeda es un chiste al lado de estas salas”…

… Vicky Dávila le preguntó cómo funcionaba la sala, y la respuesta fue que a ella la controlaban esporádicamente, pero que Claudia Morales, Daniel Coronell o Álvarez Gardeazábal siempre habían sido un objetivo. Pero cuando ella puso los ojos en el general Palomino, se agudizó la persecución e incluyó al equipo de trabajo: Nancy Sáenz, Jairo Lozano o Slodoban Wilches. Además, comentó que él se ganaba $1’200.000, pero recibía $4’000.000 por unos “pecados” que sabían de él. Por eso lo manipulaban. Por eso era testigo de pagos de recompensas millonarias que se robaban.El informante persistió en decirle que eran varios grupos aislados y que su excusa era controlar a los de las Farc y proteger el proceso de paz, pero que era apenas el 1% de lo que hacían. Lo demás era “controlar a periodistas, militares, políticos y todos quienes se atrevan a cuestionar s la Policía”…

OTRA VEZ

El Tiempo y El Espectador trajeron en el dÍa de la Inmaculada los datos de cómo la Policía de Santos espía a periodistas en sus celulares, correos y movimientos. Dentro de esos periodistas aparece una y otra vez mi nombre. No es la primera vez que sufro ese trato, ya fui víctima pública de chuzadas. Pero donde siga vigente la estructura farisea que se jodió a este país, no van a parar. Mientras el presidente Santos hablando a los policías jura y rejura que bajo su gobierno no hay chuzadas ni censuras, ni la libertad de prensa va a ser pisoteada, sus policías, los suyos, nos persiguen, nos espían y nos amedrentan para que no sigamos contándole al país lo que pasa.
Yo hago diariamente una columna en ADN ,un periódico con amplia circulación pues es gratuito y se reparte en las 5 más grandes ciudades del país. También la comento a las 6 y 15 am en TODELAR con Artunduaga y la reproduzco en esta página y la reenvío a 30 mil suscriptores por email.Lo seguiré haciendo mientras me mantenga con vida .Sin embargo,donde la posición farisea del presidente Santos continúe, y le diga al mundo que aquí hay libertad de prensa y que no se persigue a los periodistas y que ni él ni los suyos intervienen ante los dueños de los medios para que nos saquen por opinar en su contra,(como ya lo hicieron conmigo en La Luciérnaga),pero él ordena lo contrario a sus policías, esto irá de mal en peor. Y lo peor, en mi caso, debería ser la muerte.
Gustavo Alvarez Gardeazábal
Cartagena,diciembre 8 2015

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario