Las Tres del Tintero de Gardeazábal

Gustavo Álvarez Gardeazábal

 

POPEYE LA PUSO PELUDA
La declaración de Popeye a la W en el sentido de que basándose en la justicia transicional que modificará la Constitución desde La Habana, aspirará a ser senador de la nación, puso patas arriba la carroza triunfal de la paz. El asunto es muy sencillo: si dentro del punto que falta por negociar (participación política) se incluye una amnistía para los condenados de las Farc por homicidios, (casi todos los del Secretariado), o se deroga el articulo constitucional que prohíbe a cualquier condenado aspirar a cargos de elección popular, Popeye se cuela. Si no lo hacen, la carroza de la paz queda sin ruedas porque los dirigentes de la Farc no podrían aspirar a ir al Congreso. Y Popeye, tampoco.

HASTA EL DEUTSCHE BANK NEGOCIÓ CON ESTRAVAL

Poco a poco se va sabiendo por qué le echaron tanta tierra al caso de Estraval y Fidupaís y las superintendencias y los medios de comunicación adictos al sistema informativo de la Casa de Nariño demoraron tanto en tocar el tema en sus noticias (la W, por ejemplo, solo tocó el espinoso tema esta semana que acaba de pasar, y por encimita). Resulta que los hábiles estructuradores de Fidupais y de Estraval tuvieron negociaciones bancarias de altísimo cuño. La Superintedencia Financiera, que finalmente se metió a investigar todo el embrollo, pudo comprobar que existe una millonaria negociación de pagarés entre los del grupo de Estraval y nada menos que el poderoso Deutsche Bank. No se conocen detalles,pero para todos resulta ahora entendible el silencio que ha cubierto este mayúsculo escándalo. A toda costa debía taparse para evitar un colapso donde los bancos pudieran aparecer haciendo torpezas. Empero las dificultades del banco alemán en los mercados europeos por culpa del colapso brexit, en los últimos días, puede terminar desbaratando todas las ilusiones de los tumbados.

LA CERVEZA ES INTOCABLE

Averiguando y averiguando se saben las cosas. La razón por la cual el gobierno se ha abstenido de imponer nuevos tributos a la cerveza, al punto que ni en la nueva Ley de Licores que debe aprobar en último debate el Senado después del 20 de julio, ni en el proyecto de impuestos para la salud a las gaseosas y los cigarrillos se la ha incluído, se encuentra una curiosa explicación de esta, para muchos, protección indebida y exagerada. Resulta que cuando se hizo la gran inversión de la Cervecería del Valle, sus dueños se acogieron al régimen de protección de inversiones que instauró el gobierno Uribe para respaldar los dineros que vinieran de afuera y como tal, por un tiempo que aun no ha concluído estarían exentos de nuevas cargas tributarias. Grave porque la cerveza sería el mejor instrumento para recoger tributo como bebida. Los demás licores pagan 220 pesos por grado alcohólico (la cerveza tiene 4% Y PAGA UNA NIMIEDAD).

LOS TRUCOS DE GUIDO

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario