Lo Cabal no le quita la imprudencia


 

A María Fernanda, lo Cabal no le quita la imprudencia, y pienso que tampoco la ignorancia.

No comprendo cómo una persona puede tener la sangre fría para que ante tan dolorosa tragedia sufrida por los franceses por los abominables actos terroristas que han dejado más de cien ciudadanos del mundo muertos, ponga a resonar trinos que avergüenzan a nuestro país.

Porque quien habla es una Representante a la Cámara, una integrante de nuestro legislativo, una voz del pueblo.

Deberíamos proponer la pérdida de investidura a quien no representa la dignidad, ni la de su cargo, ni la humana, como lo hace asiduamente María Fernanda Cabal. No le importa la grandeza del personaje, tampoco el dolor del prójimo.

Se nota que la máxima de Shakespeare que nos exhorta a la prudencia no le hizo mella. O acaso jamás la leyó: “El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras”.

No asiento que quien no esté de acuerdo con el proceso de paz, se venga contra el mundo. Los argumentos son los únicos opositores de los desaciertos de un gobierno, pero cuando éstos no aparecen, afirman las propuestas, y en particular esta apuesta por La Paz emprendida en forma seria y denodada por nuestro Presidente, sin reparar en su popularidad y sí “empleando el presente para prevenir las aflicciones futuras” del pueblo colombiano.

Si bien la Constitución Política y la jurisprudencia de la Corte Constitucional garantizan el derecho a la imagen como una expresión directa de la individualidad y de la identidad, esa imagen no puede soportarse en el injustificado uso de la imagen de los demás o del producto de actos de la violencia extrema, interna o externa, que afecta a terceros o a nosotros mismos.

La imagen se construye con el actuar de cada persona, se nutre de sus logros y se visualiza con su expresión. Con una buena retórica que obedezca a su acción, porque si ella está ausente, la cautela es la conducta a seguir.

Espero que la Cabal reaccione positivamente y se una a las voces de solidaridad en estos momentos difíciles de los franceses.

Por: Germán Calderón España

Abogado Constitucionalista

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario