Ministra Abello no miente en transporte masivo de Santa Marta


 

La Ministra de Transporte, Natalia Abello Vives, por fin le puso el cascabel al gato y desnudó la suma de torpezas e inconsistencias que han hecho del Alcalde de Santa Marta el principal sepulturero del proyecto del sistema estratégico de transporte público de la ciudad.

Las advertencias de la Ministra no son de poca monta; en estos tres años de administración de Carlos Caicedo Omar ni un solo esfuerzo se hizo para garantizar el cierre financiero a este proyecto en el que la Nación hizo su mayor apuesta y correspondía al Distrito de Santa Marta definirle el rumbo financiero para su financiación.

De acuerdo con el documento CONPES N.° 3548 siempre ha sido claro que con la platica comprometida por la Nación, los transportadores y el Distrito no se cubrían la totalidad de las obligaciones que resultan necesarias asumir para que el sistema estratégico sea realidad y cuyos mayores valores no están financiados y corren por cuenta exclusiva del Distrito. Y a la fecha nadie sabe cuánto cuestan esas obras ni cómo habrán de financiarse.

Así quedó consignado en el CONPES, cuyos transcribo:

“El costo estimado del sistema es de $363.202 millones de 2008, de los cuales $286.272 millones son inversión pública destinada a cubrir los costos de los elementos del sistema descritos en el Cuadro 4 Inversión del SETP del Distrito Turístico Cultural e Histórico de Santa Marta (millones de pesos 2008).- (. . . ) Los costos por encima del presupuesto global no serán reconocidos por la Nación y los costos adicionales o los sobrecostos deberán ser asumidos por el Distrito o Municipio”. (Ver Pág. 22)

“La inversión privada se estima en $76.930 millones de 2008 que se destinarán a la compra de vehículos, sustitución de vehículos viejos, compra y montaje de equipos y software de recaudo, patios y talleres. En el Cuadro 4 se presentan las estimaciones de inversión sin incluir los costos de desintegración física de los vehículos”. (Ver Pág. 22)

“Los aportes de la Nación al proyecto serán por un monto máximo de $199.634 millones de 2008 y los del Distrito serían del orden de $86.638 millones de 2008. Teniendo en cuenta la programación de desembolsos presentada en el Cuadro 5; (. . . ); en el caso que se generen costos adicionales y/o sobrecostos en el desarrollo del proyecto estos serán cubiertos por el Distrito Turístico Cultural e Histórico de Santa Marta”. (Ver Pág. 23)

“Aunque el sistema cubrirá el 100 % de los viajes del sistema, el proyecto que se describe en este documento y que será cofinanciado por la Nación comprende las obras mínimas que garantizan su funcionamiento. La malla vial que no está incluida en el proyecto es responsabilidad del Distrito”. (Ver Pág. 15)

“Además de los aportes presentados en el Cuadro 5, los riesgos financieros y las coberturas que generen el esquema de financiación, estarán en su totalidad, a cargo del Distrito”. (Ver Pág. 24)

“En cualquier caso la proporción de los aportes de la Nación al proyecto, aquí estipulados no podrán superarse”. (Ver Pág. 24)

Aquellas vías que por su carga operativa y por su estado requieran reconstrucción total, deberán contar con los recursos suficientes para la reposición, reconstrucción o traslado de redes de servicios públicos.El Distrito deberá en cualquier caso asegurar, con las empresas prestadoras de servicios, los recursos necesarios para las obras en redes. En ningún caso los ítems referidos a redes, en este proyecto, podrán ser cofinanciables por parte de la Nación”. (Ver Pág. 25) Obligación ésta que además constituye una condición a cumplir previamente  para que la nación participe y obviamente ponga su parte. (Ver Pág. 26)

Así mismo, se hace necesario que el Distrito se comprometa con los costos futuros del mantenimiento de la infraestructura vial. En cualquier caso, el Distrito buscará la manera más eficiente que permita asegurar el mantenimiento del sistema semafórico”. (Ver Pág. 26)

No ha mentido la Ministra de Transporte. Sus palabras son apenas una clara muestra de responsabilidad ante una iniciativa para la que el Alcalde Distrital solo ha evidenciado menosprecio y poca responsabilidad.

Además de culpar a los concejales, al representante Eduardo Diazgranados, a Trino Luna, al perro y al gato Caicedo Omar no ha sido capaz de absolver los más importantes interrogantes financieros de este proyecto.

En materia de infraestructura, por ejemplo, por ministerio del documento CONPES “no se pagarán86.1 kilómetros de los 143.73 que tiene en vías el Sistema. Y ello porque en el documento CONPES quedó establecido que de los 4 corredores estratégicos que suman 28,8 Kilómetros de longitud en pavimento de alta resistencia sólo se pavimentaran, con el presupuesto CONPES 20,6 Kilómetros, debiendo el Distrito asumir el costo de  8,2 Kilómetros; que de los 57,9 kilómetros de vía con preferencia para los buses de rutas auxiliares con el presupuesto Conpes se pavimentaran sólo 10 Kilómetros debiendo asumir el Distrito el costo de intervención de los 47,9 kilómetros faltantes y de los 60 Kilómetros de vías donde transitarán las rutas de precarga sólo se intervendrán con la platica global del Conpes 30 Kilómetros, los otros 30 kilómetros correrán por cuenta del Distrito (Ver Pág. 14 – Infraestructura)

¿Cuánto le costaran estas intervenciones de vías al Distrito?. De acuerdo al mismo Conpes la “inversión pública por kilómetro de ruta estratégica es de aproximadamente $3.344 millones que corresponde a los valores calculados por tramo provenientes de los estudios previamente realizados” (Ver Pág. 22) eso significa que los 86,1 kilómetros que deberá asumir el Distrito ronda la bicoca de $ 287.918,4 millones. ¿De dónde saldrá esa platica que garantice que, por lo menos, la total intervención vial del proyecto?.

Pero es que estas no son las únicas obras que le tocará asumir al Distrito. Se propone una cicloruta que tampoco está incluida en el presupuesto del documento CONPES y de los corredores peatonales sólo cofinanciarán 700 metros.

Lo anterior sin incluir que no existen estudios de movilidad y que los estudios de caracterización del trasporte público sobre los que se diseñó este proyecto data del año 2007 y de acuerdo con la firma Ivarsson & Asociados Ltda. – Logitrans Ltda. los datos aportados por éstos presentaron graves errores en la metodología, la zonificación, la aplicación de las encuestas, etc. que arrojaron resultados absolutamente irreales. Con diferencias promedios, en los resultados de la matriz, del 40%. Esto no sería trascendente sino fuera porque estas matrices determinan el número de pasajeros calculados a transportar y que por cuenta del Conpes, el Distrito debe garantizar el mantener “una estructura tarifaria que permita la recuperación de costos del operador y la sostenibilidad del proyecto sin subsidios externos, cuya metodología de estimación y aplicación sea sencilla” es decir, debe garantizar un mínimo de clientela para el negocio. Mismo error evidenciado en los sistemas masivos que hoy operan en el país y que los tiene literalmente quebrados.

La Ministra Abello no miente y resulta ser más prudente y consecuente con la realidad de gobierno de la ciudad.

Alejandro Arias1

Por Alejandro Arias

MIEMBRO DE LA FUNDACIÓN PARA LA PRENSA LIBRE

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario