No habrá revocatoria de Petro


 

El Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, culminará su periodo de cuatro años al frente de la administración distrital a finales de 2015. La Corte Constitucional decidió que no se realizará el proceso de Revocatoria del mandatario local, que la Registraduría General planeaba hacer para mediados del presente año.

La misma Registraduría fue la que pidió anular el referendo revocatorio que la Corte Constitucional le había ordenado reanudar hace unos días contra el alcalde Petro.  Esto debido a la falta de tiempo para realizar el proceso popular, por la cercanía de las elecciones para elegir al sucesor del mandatario local, que serán en octubre próximo.

“La Registraduría había presentado el incidente de nulidad contra la sentencia T-066 (…) mediante la cual les ordena convocar la revocatoria del alcalde Mayor de Bogotá”, confirmó la Corte Constitucional, al acoger la solicitud del organismo estatal, que es el encargado de realizar las elecciones y sus respectivos escrutinios en Colombia.

La Corte había ordenado reanudar el referendo contra Petro, que había sido suspendido luego de que el Alcalde fuera destituido hace un año por una sanción de la Procuraduría General de la Nación, que lo acusó de actuar con dolo en la modificación del sistema de recolección de basura de la ciudad. Recordemos que la decisión del Ministerio Público quedó sin efecto porque la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, le otorgó a Petro medidas cautelares a los pocos días de ser apartado de su cargo y la revocatoria volvió a activarse.

Según el Registrador Nacional, Carlos Ariel Sánchez, al no realizarse la revocatoria el Estado Colombiano se estaría ahorrando cerca de 37.000 millones de pesos que vale este proceso electoral. Para hacer convocar dicha revocatoria, el opositor de Petro, el ex congresista conservador Miguel Gómez, gastó varios millones de pesos y recogió miles de firmas de los capitalinos durante algunos meses.

Al final, el Alcalde Petro salió ganando en todas, aunque, la mitad de la población de Bogotá no esté de acuerdo con su mandato y las constantes denuncias en torno a su administración. La Procuraduría no lo destituyó por los problemas de las basuras en Bogotá, o al menos no está en firme su fallo; recibió medidas cautelares del importante organismo internacional y quedó como un perseguido político por sus ideales progresistas; y no hubo revocatoria contra él.

Ahora está aliado políticamente con el Gobierno del Presidente Santos y jugaría un papel importante en el proceso de paz con las Farc y en luego en el postconflicto… está listo para aspirar a la Presidencia de la República a futuro.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario