¿Otra Guerra?


 

ESTE PAÍS, DESDE CUANDO NACIÓ A LA VIDA REPUBLICANA SE INVENTÓ LA FORMA DE ARMAR GUERRAS INTERNAS.

Este país, desde cuando nació a la vida republicana se inventó la forma de armar guerras en su interior. Hicimos entonces estúpidas contiendas porque unos querían el federalismo y otros el centralismo santafereño.

Montamos casi docena y media más por cualquier pretexto. Porque los unos eran partidarios de Bolívar y los otros de Santander. Porque el presidente era de Popayán o de Santa Fé. Porque un bando era de liberales y otro de conservadores.

Hay pueblos en la geografía nacional donde se han armado pequeñas guerras, con sangre, muertos, viudas y huérfanos entre bandos del mismo partido o dueños de la tierra y trabajadores del agro.

Las últimas que hemos vivido no las hemos terminado. Guerrilla contra el gobierno constitucional. Paracos contra guerrillos. Y ahí siempre tirados a la orilla de los caminos o en las fosas de los cementerios miles de colombianos masacrados.

Por estos días temo que estamos construyendo como irnos a otra guerra. El afán de los santistas de llevar al banquillo de los acusados al expresidente Uribe es más que protuberante. La reacción furibista es igual de agresiva y el clima que crean de aparecer como perseguidos enardece.

Yo, que he sido testigo y escritor de más de una guerra de esas y he tratado de ver todo desde la mitad, recibo piedras y mordazas de lado y lado y condenas soterradas desde la mesa de Juan Meza. No importa. Seguiré predicando que alentar a la guerra no le sirve a Colombia. Que la paz hay que hacerla tanto en La Habana como en los espíritus de los enfurecidos.

Por GUSTAVO ÁLVAREZ GARDEAZÁBAL

Tomado del diario ADN

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario