Pildoritas Internacionales

Martín Vizcarra y Pedro Pablo Kuczynski.

 

Bogotá, D. C. 26 de enero de 2019

Por mario arias gómez*

P

rimera- Los refractarios enemigos de Alberto Fujimori -el mejor presidente de la historia contemporáneas del Perú, “le duela a quien le duela”- han remozado su venganza, encabezados por el tragicómico exgobernador de Moquegua, Martín Vizcarra, con misceláneas investigaciones, quien negoció la presidencia, por debajo de la mesa (léase Parlamento) después de darle una patada en el culo, a Pedro Pablo Kuczynski. Sus primeras promesas -para enmarcar-, de este conchudo diablo haciendo hostias, fue que lucharía contra la corrupción, (no la que lo ha rondado, antes y ahora, sino la de los contradictores), agregó el respeto al equilibrio de poderes, que se ha pasado por la faja, pues ha interferido el legislativo, el judicial, el engañado y engatusado ‘poder popular’, estafado a las arrinconadas fuerzas políticas, que se tragaron el cuento del “pacto social”, enmarcado bajo la divisa,  “el Perú está primero”, que traduce, “El bolsillo está primero”, pues desvaneció la imputación del delito de colusión, que la Procuraduría Anticorrupción le colgó por la adenda que favoreció al consorcio Kuntur Wasi,  que ganó la concesión del proyecto en el 2014, para la construcción del Aeropuerto Internacional de Chinchero, en Cusco, además de las 34 denuncias por corrupción ante la fiscalía de Moquegua, destapadas durante la campaña.  Escándalo (primero) por el que fue llamado, Ministro “vende-patria”, exigiéndole la renuncia, lo que lo obligó a cancelarlo y abrumado por las críticas, a dimitir como ministro de Transportes y Comunicaciones, antes que procediera la votación de censura. Corrió a exiliarse como embajador extraordinario y plenipotenciario del Perú en Canadá, donde lo cogió la crisis por la vacancia presidencial. Corrió entonces el rumor de que se había reunido con representantes de partidos de oposición y con la traicionada, Keiko Fujimori, para coordinar (negociar) su ascenso al poder. Esta la pequeña historia que soporta la autoridad moral de su lucha anticorrupción.

Tranquilo presidente que “Dios no castiga ni con palo ni con rejo… sino con su machetico viejo”.

Resultado de imagen para Foto del símbolo hipocráticoSegunda-. El informe médico que dio soporte al inhumano retorno a prisión del exmandatario, quien se encontraba convaleciente de su última crisis, en la clínica ‘Centenario’, revela que padece de ocho enfermedades: Fibrilación auricilar paroxística, enfermedad coronaria crónica, hipertensión arterial, insuficiencia venosa crónica, gastritis crónica, trastorno mixto ansiedad-depresión, hipertrófia prostática y sarcopenia, dolencias que para el desalmado y vengativo poder judicial, pueden tratarse de forma ambulatoria. La inclemente Corte Suprema, no durmió, ni respiró, hasta anular el beneficio del indulto humanitario concedido por PPK, a efecto de regresarlo malévolamente a la cárcel. La fibrilación auricilar paroxística, junto a la enfermedad coronaria crónica -explicaron los especialistas- se debe a que el expresidente tiene 2 arterias coronarias, con un 60% de obstrucción, causa de la mala irrigación cardíaca. Condición detectada, que obligó al ser sometido de urgencia, a un cineangio (examen vía cáteter). Esta complicación se corrige con una “cirugía stens”, rechazada por Fujimori, debido a su alto riesgo de mortalidad, dada su avanzada edad.

Tercera-. Su hija, la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien cumple prisión preventiva en el Penal Anexo de Mujeres en Chorrillos-Lima, manifestó sentir un profundo dolor, tras recibir la noticia de la nueva injusta reclusión de su padre. Tras el internamiento en el penal de Barbadillo, se pronunció a través de las redes sociales: “Recibir la noticia, en la soledad de una celda, que mi padre ha regresado a prisión, me genera un profundo e inenarrable dolor, porque hoy más que nunca sé lo que uno siente, minuto a minuto en la cárcel”. “A quienes tienen su vida en sus manos, solo les pido un poco de compasión. Él ya estuvo preso más de 12 años. Tengo fe de que la humanidad, piedad, sensibilidad, puedan imponerse al odio, a la confrontación, al anhelo de venganza”; recordó dolida que su padre, “es un enfermo con un alto riesgo de muerte por sus problemas coronarios”. Sencillamente lo estén enviando a morir, pues su corazón es una bomba de tiempo, que puede estallar en cualquier momento”. Y el amoral y ominoso gobierno, y la corrupta e infecta justicia, impávidos, dicen que eso no es con ellos. Callan como una ostra.

Imagen relacionadaCuarta-. El haber vivido, personalmente, esta conmovedora tragedia, en once ininterrumpidos años de estadía en el Perú, de haber valorado, imparcial y desinteresadamente su obra, tangible, que recuperó -a sangre y fuego- al país, de las mortíferas y terroríficas manos ‘senderistas’; gobierno (Fujimori) que cambió la historia del Perú, que derrotó al terrorismo, que metió a la cárcel a Abimael Guzmán, y por segunda vez, a Víctor Polay Campos, quien se fugó en la época del gobierno de Alan García, es el inédito balance, del ‘Chinito’, como cariñosamente le llaman sus fieles seguidores, encabezados por Luisa María Cuculiza, desconocido por el mundo exterior, al que se suma que le volvió a dar valor a  su moneda, el Sol; acabó con la hiperinflación, idéntica a la venezolana. Reconstituyó los servicios públicos: Agua, luz, teléfono. Reconstruyó y construyó colegios, carreteras primarias, secundarias, terciarias, caminos, acueductos, plantas de potabilización de agua, trajo fundada esperanza en gran parte del Perú profundo, que volvió a comer carne, a estar abastecido. Desapareció de la escena política, a muchos de sus enemigos, especialmente, a los hoy llamados ‘izquierda caviar’, a los que sacó de la administración pública, reformuló las aduanas, los registros públicos. Refundó al Perú. Sus méritos son imborrables e insoslayables, gravados en la retina del pueblo, razón –única- para no perdonarlo.

Fujimoris

Quinta-. A sus desenfrenados, intemperantes e incurables enemigos, hoy temporalmente triunfadores, como el accidental y fugaz Vizcarra, ‘don nadie’, a quienes les recuerdo la inferencia: “La historia la escriben los vencedores, pero el tiempo da voz a los vencidos”. Salvajes antagonistas, competidores, contendientes, contrarios y rivales, con ideologías distintas, extremas, que padecieron con sus familias, sufrieron en carne propia, en primera persona -también su entorno-, la crudeza del conflicto terrorista, la hiperinflación, males que llevaron al país, a ser tenido por la comunidad internacional, como inviable, considerado un paria internacional. Tragedia, inventada, inspirada y consumada por ‘Sendero Luminoso’ y sus secuaces, que asolaron al Perú, todos ellos, en su tiempo, simpatizaron, aplaudieron y exaltaron, al llamado por ellos mismos, el ‘Salvador del Perú, hoy, son quienes se solazan, lapidando a un hombre octogenario, que les sirvió y que lo dio todo por su patria, el Perú.

Resultado de imagen para Fotos del signo de pazRelativizando un poco lo anterior, como apéndice de esta increíble e inimaginable historia, es rogar porque estos desagradecidos, se desintoxiquen del afán de su gratuita, inconsistente e injustificada venganza, pedirles que repiensen el pasado, que alguna recóndita lección le debió haber dejado, especialmente, a los que vivieron situaciones verdaderamente difíciles, dramáticas, con su vida y la de los suyos en juego, a quienes insisto en pedirles -para terminar-, un poquito de magnanimidad, reflexión, de más humanidad, misericordia, no sin dejar de dejar de recordarles, como epílogo: “Así paga el diablo a quien bien le sirve”.

Resultado de imagen para Fotos del signo de paz

Loor y agradecimiento de mi parte, y de los míos, a Alberto Fujimori, la

 

 

Sobremesa

Resultado de imagen para Memes de la actual crisis venezolana

mario arias gómez* 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario