Pildoritas Internacionales

Los aviones C-17 de la Fuerza Aérea de EE. UU. que transportaban ayuda humanitaria para Venezuela, aterrizaron en el Aeropuerto Internacional Camilo Daza en Cúcuta.

 

Por: mario arias gómez*

Empiece el día bien informado

Bogotá, D. C. 18 de febrero de 2019

P

 

Primera-. Tres aviones de transporte militar pesado, con capacidad cada uno para un centenar de soldados y 80 toneladas de carga, aterrizados este fin de semana en Cúcuta, transportando ‘presuntamente’ ayuda humanitaria a la frontera de Venezuela. Es la segunda entrega norteamericana y la primera en la que un contingente militar estadounidense, se moviliza con sus propias carretillas elevadoras de transporte, para dejar los (¿encubiertos?) ‘palets’ en el punto de acopio, alejados de los mirones indiscretos.

Resultado de imagen para Fotos de Los aviones C-17 de la Fuerza Aérea de EE. UU. que transportaban ayuda humanitaria

Al respecto, el director de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (Usaid) declaró: “Esta no es una misión únicamente norteamericana. Es un esfuerzo conjunto a nivel regional. Tanto EE.UU., como Colombia y cada vez más países, unimos fuerzas para ofrecerle esperanza de verdad a la ciudadanía venezolana, que lleva tanto tiempo sufriendo”. Le acompañaba, el senador republicano Marco Rubio, vital para el crucial apoyo brindado por la Casa Blanca, al joven presidente encargado, Juan Guaidó. Aviones que partieron de una base aérea, al sur de Florida. Vuelos que se repetirán (se anuncia) la semana entrante. Se espera que la remesa -ojalá- no sea solo de alimentos, medicinas, productos de higiene personal, sino que contengan algo más carnudo, que le permita a Presidente encargado, cumplir con la promesa, de introducir -sí o sí- el 23 de febrero, la ayuda por él recabada. Qué así sea.

El senador Marco Rubio, este domingo en Cúcuta (Colombia)
El senador Marco Rubio, este domingo en Cúcuta.

Segunda-. EE.UU., no solo ha enviado ayuda humanitaria para atender el llamado del presidente interino de Venezuela, asentido por gran parte de la comunidad internacional, sino que ha desplazado el senador republicano, Marco Rubio, uno de los más cercanos colaboradores de Trump, y principal figura que han impulsado a EE.UU., y a decenas de países a reconocer a Guaidó. Visitante que recorrió ayer la frontera, acompañado del Embajador de Estado s Unidos, ante la Organización de los Estados Americanos (OEA); también del congresista, Mario Díaz-Balart; el Embajador de Colombia en Washington, el ‘peso mosca’, ‘Pachito’ Santos, y el director de la Agencia de Asistencia estadounidense (Usaid). Rubio envió un ultimátum a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana: “Es la hora de tomar la decisión correcta. El momento de decidir ha llegado”. “Este es un proceso irreversible por parte de EE.UU. y del resto de los países”. Calificó la ‘empresa’ liderada por ‘Maburro’ como “una asociación criminal”. Cúcuta, junto a Curazao y el estado brasileño de Roraima, son los puntos de acopio de la ayuda humanitaria, a los que se sumó Miami como lugar de recojo de los cargamentos con destino a Venezuela. Se desconoce aún, la estrategia y por dónde entrarán a Venezuela. El despabilado chavismo, teme que sea la chispa que desate el conflicto, dado que el presidente estadounidense Donald Trump, se reafirma en que están sobre la mesa “todas las opciones”, que traduce, la militar.

La Casa Blanca de Washington

Tercera-. La Conferencia Anual de Seguridad de Múnich, publicó una serie de estudios sobre las tendencias y la opinión pública en diversos países, que concluyen que la impredecible política exterior, de EE.UU., se considera la mayor amenaza para la paz, y siembra mucho más miedo en el mundo, que Rusia o China, conclusión que ha conmocionada a los británicos, que han encabezado un papel preponderante en el fomento de un sentimiento antirruso en el mundo, incluso, los residentes de los países aliados de Estados Unidos, entre ellos, sus vecinos, que han expresado sus temores e insatisfacción. Ejemplo, el 46% de los canadienses cree que Estados Unidos es una amenaza para su país (para Rusia y China, estos números son 32 % y 31 %, respectivamente). En México, el 64 % de la población teme a su vecino del norte, mientras que menos de un tercio, ve a Rusia y China como una amenaza. También resultó que se teme más a los estadounidenses, que a los rusos, en Alemania, Francia, Japón y Corea del Sur, tradicionalmente considerados sus más cercanos aliados.

Cuarta-. Ernesto Cardenal (94 años), el sacerdote nicaragüense que el 4 de marzo de 1983, fue públicamente humillado por Juan Pablo II, en el aeropuerto de Managua, en castigo por formar parte del Gobierno de Ortega -era entonces el ministro de Cultura-, ha sido rehabilitado por el papa Francisco, quien lo hizo a través del nuncio apostólico en Nicaragua, portador de la carta en que se le  levantó la suspensión ‘a divinis’ (prohibición de administrar los sacramentos), que Karol Wojtyla le impuso en 1984, prelado que le ofreció concelebrar con él, su primera misa en 35 años.

El obispo Silvio José Báez visita el pasado jueves en un hospital de Managua a Ernesto Cardenal.
El obispo Silvio José Báez visita el pasado jueves en un hospital de Managua a Ernesto Cardenal.

El obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua, se acercó al hospital, donde se encuentra recluido el sacerdote-poeta, a causa de una grave infección renal, quien se postró ante su cama y le dijo: “Le pido su bendición como sacerdote de la Iglesia católica”. No se olvida que, al llegar el papa Wojtyla a Managua, visiblemente irritado, se encontró, al descender del avión, con una pancarta que rezaba: “Bienvenido a la Nicaragua libre gracias a Dios y a la revolución”. A los pies del avión, esperaba Ortega, quien dedicó el discurso de bienvenida, a exaltar la revolución. Cada vez que el Papa, en su respuesta, intentaba dejar claro su rechazo a la llamada Iglesia Popular, la aleccionnada multitud lo interrumpía al grito de: “Entre cristianismo y revolución no hay contradicción”. Cuando el Papa, se acercó a Cardenal, este hincó una rodilla en el suelo y tomó su mano para besarla, Juan Pablo II la retiró -ipso facto-, y cuando este le pidió la bendición, el Papa, señalándolo fijamente con el índice derecho, le dijo: “Antes tiene que reconciliarse con la Iglesia”. Durante más de tres décadas, el Vaticano pretendió, que Cardenal eligiera entre su fe en Dios y sus ideales revolucionarios. Situación que cambió, tras la elección de, Jorge Mario Bergoglio.

Sobremesa

Imagen relacionada

mario arias gómez* 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario