Pildoritas internacionales

La Casa Blanca en Washington

 

Por: Mario Arias Gómez

11/08/2018

Primera-. El abanico de sanciones -políticas como económicas-, impuestas por Estados Unidos a Rusia, o que planea imponer, son tema de nunca acabar; motivadas por la intervención (intrusión) en las elecciones; por la agresión militar a Ucrania; por el apoyo al terrorismo en Siria, cargos antecedidos siempre de la palabra ‘supuestos’, negados por Moscú, ninguno patentizado en forma fehaciente. Lo escuchado, por parte de EEUU, tiene por objeto explicar o justificar las puniciones contra Rusia. Hace tres días -no más-, 8 de agosto, adoptó nuevas sanciones, como respuesta al ataque contra el exagente doble ruso, hallado inconsciente con su hija, el 4 de marzo, cerca de un centro comercial en Salisbury, las cuales entrarán en vigor el 22 de agosto próximo, sin explicar en qué soporta tal decisión, si se toma en cuenta que el Reino Unido, ni siquiera ha concluido la investigación interna.

Segunda-. Un avión de pasajeros, fue robado hace poco en el aeropuerto de Seattle, por un empleado de compañía aérea, el cual se estrelló en la zona del estrecho de Puget Sound. ​Según las primeras informaciones, el aparato era un Q400, con capacidad para 76 personas. Se subrayó ​​que el salteador actuó solo, descartándose -por el momento- que se trate de un incidente terrorista. Dos aviones cazas F-15 lo persiguieron, sin que tengan que ver con la caída.

…………………………………………………………………

Tercera-. La tensión en la Franja de Gaza, vuelve a agitarse. Tres palestinos muertos y doce heridos, produjo el intercambio de ataques, entre Israel y Palestina, quien bombardeó ayer en la madrugada, un centenar de objetivos en suelo palestino, respuesta -se dijo- de la aviación israelí, al lanzamiento de 150 cohetes desde la Franja de Gaza. Del lado israelí fueron nueve los heridos.

Cuarta-. Al menos cuatro muertos -incluido dos agentes policiales- dejó un tiroteo en Canadá, hacia las 7 de la mañana de ayer, en la ciudad de Fredericton -zona residencial-, provincia de Nuevo Brunswick, al este del país. Fue detenida una persona -informó la Policía-, como presunto autor. Al momento de preparar la presente glosa, no habían trascendido detalles más completos. Se instó a la población a evitar el lugar y mantener las puertas cerradas. En Canadá, las leyes sobre armas son más estrictas que en Estados Unidos.

Padres de Melania Trump se convierten en ciudadanos estadounidenses

Quinta-. Los suegros de Donald Trump, son desde ayer oficialmente ciudadanos estadounidenses, al prestar juramento en una ceremonia privada en Nueva York como beneficiarios de la denominada “migración en cadena”, contra la cual el presidente se ha pronunciado infinidad de veces, al considerarla un subterfugio para la masiva entrada de personas al país. En noviembre de 2017, proclamó: “La migración en cadena debe terminar. Algunas personas entran y se traen a toda su familia. ¡Esto no se puede aceptar!

Los padres de Melania -Víctor y Amalija Knavs (foto), de 73 y 71 años- son originarios de Eslovenia, poseedores de la “tarjeta verde” (residencia), avalados por su hija, que entró a Estados Unidos en 2001 como modelo, acogiéndose al visado especial ‘Einstein’, para “personas con una ‘habilidad’ extraordinaria”. (¿Será el mismo antiguo y lucrativo trabajo, llamado crudamente ‘prepago’, por esta tierra del ‘Sagrado Corazón’? N’ian se sabe). Nacionalidad obtenida por Melania en 2006, al año siguiente de contraer matrimonio con el hoy presidente.

SUELTAS

a)- ¿Albores de una vaticinada confrontación? Irán probó dos misiles balísticos anti-buque en el estrecho de Ormuz, localizado en la costa norte del país (foto).

b)-. Venezuela al borde de perder su principal activo en los Estados Unidos. Un juez decretó la incautación de Citgo -principal filial de PDVSA en EE.UU.-, a favor de la expropiada minera canadiense, Crystallex, que justamente reclama 1.400 millones de dólares a la dictadura ‘chavista’, por la arbitraria y dictatorial medida.

c)- La trágica crisis humanitaria -económica, política y social– padecida en la amada Venezuela, se extiende a los países vecinos, dado el imparable arribo de inmigrantes. La ONU reveló: “En lo que va corrido del año, 547.000 venezolanos, han entrado a Ecuador por la frontera colombiana (Rumichaca)”. Flujo acelerado en la primera semana de agosto, en la que han ingresado unas 30.000 personas (4.000 por día).

d)- El euro cae respecto al dólar, a mínimos de hace un año, empujado por las tensiones en torno a la lira, (moneda turca). El Banco Central Europeo (BCE) muestra preocupación por la exposición de algunos bancos europeos en Turquía.

e)- El Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido, creció un 0,4% en el segundo trimestre del año (abril a junio) frente a los tres meses anteriores, gracias al buen tiempo y las celebraciones del Mundial de Fútbol, según cifras divulgadas por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

f)- Salud. La anosognosia se define como el fenómeno clínico por el cual un paciente, con una disfunción cerebral no parece ser consciente del deterioro de la función neurológica o neuropsicológica, al no recordar temporalmente algo.

La mitad de los mayores de 50 años, presenta alguna falla, pero es más por la edad que por la enfermedad, que consiste en no recordar dónde se dejan algunas cosas, o cuando se está hablando, y de pronto para, y no puede seguir, al perder el hilo de lo que trataba, o porque no recuerda lo que va a decir, o cómo continuar; también se nota al no recordar el nombre de alguien, o entra a una habitación y se le olvida a qué iba; o borra el título de una película, o donde dejó los anteojos, o las putas llaves.

Situación que seguramente alarma, al pensar que ese ‘enemigo’ de la cabeza, puede ser ‘Alzheimer’, ‘Demencia Senil’ o cualquier otra enfermedad que afecta la función neurológica del cerebro. Este síntoma del olvido, puede ser, en algunos casos, anosognosia, que aparece en varias patologías de tipo cognitivo, como el Alzheimer, o secundario, de un infarto cerebral sufrido.

Trastorno común, multifactorial y de naturaleza compleja, tras un daño cerebral, donde el paciente no es consciente del trastorno o tiene una cognición disminuida del déficit sensoriomotor adquirido, después de una lesión cerebral. Un profesor de neurología, de CHU Pitié Salpêtrière, acuñó esta paradójica, pero didáctica explicación: “Cuanto más se quejan los sujetos de su memoria, menos probabilidades tienen de sufrir una enfermedad de la memoria”. Después de los 60 años, se puede experimentar varios tipos de enfermedades, siendo la más preocupante, el aterrador Alzheimer.

SOBREMESA  ([email protected])

Lluvia de piedras al ‘cuasi bachiller’ Macías

Roy senador, Roy… el omnipresente Roy…mal poeta.

*Mario Arias Gómez

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario