¿Quién es Ricardo Martínez?, uno de los acusados por Interbolsa


 

Por Alberto Donadio

Este texto fue escrito por Ricardo Gómez, amigo de Ricardo Martínez, uno de los acusados por la Fiscalía en el caso del Fondo Premium.

“¿QUIÉN ES RICARDO MARTÍNEZ, EL DEL FONDO PREMIUM?

Por Ricardo Gómez

Desde que tuvo lugar el escándalo del Fondo Premium, adscrito a Interbolsa, la prensa ha hablado de sus tres grandes cabezas: Juan Carlos Ortiz, Tomás Jaramillo y Víctor Maldonado. Sin embargo junto a ellos frecuentemente se nombra a Ricardo Martínez, un personaje del que hasta ahora se sabe muy poco y al que le fueron imputados cargos que lo tienen recluido en la cárcel La Picota, de Bogotá. ¿Quién es él?

Ricardo Emilio Martínez Gómez nació el 8 de Abril de 1977, en Bogotá. Tiene 38 años, es soltero. Estudió en los colegios Americano y Liceo de Colombia, y se graduó como bachiller de este último, en 1995. Estudió Administración de Empresas en la Universidad de La Sabana y se graduó en 2001.

En octubre de ese año viajó a los Estados Unidos y se radicó en Boston para estudiar Inglés. Allí, de forma paralela, comenzó a trabajar en una pequeña compañía de valet parking donde conoció a Rachid Maluf. Posteriormente adelantó estudios de Ciencias Sociales en el Bunker Hill Community College, de esa ciudad. Años más tarde se desplazó a Miami para trabajar en el negocio de bienes raíces con la empresa America’s Capital Partners y, a finales de 2007, regresó a Colombia para montar una empresa de importaciones que no funcionó dada la fuerte competencia del contrabando.

Por entonces, Rachid Maluf ya trabajaba en Colombia como gerente de inversiones del Fondo Premium y lo invitó a trabajar con él. Martínez entró al Departamento de Registro de Accionistas, donde debía conciliar ese registro con el que se llevaba en Curazao. Con su ayuda se crearon políticas, esquemas y organigramas para darle orden al Fondo.

Su jefe inmediato siempre fue Maluf, nunca tuvo relación directa con los jefes de Premium. No obstante, con el paso del tiempo, aceptó nuevas responsabilidades como el manejo de la empresa Intertourist, que compraba y vendía unidades en el mercado secundario. Esa es una de las razones por las que, actualmente, está en la cárcel.

Desde que estalló el escándalo, Martínez ha estado trabajando con la Fiscalía y otras entidades que investigan el caso. Primero con la División de Lavado de Activos y Extinción de Dominio; asimismo con la división especial creada para el caso de Interbolsa, con las Superintendencias de Sociedades y Financiera e, igualmente, con el agente liquidador, suministrándoles información acerca del funcionamiento del Fondo.

Debido a que está negociando un principio de oportunidad con la Fiscalía –junto a Ortiz y Jaramillo– la prensa lo ha catalogado como uno de los “cerebros” del Fondo Premium. No obstante en el año 2000, cuando se creó el mismo, Martínez ni siquiera se había graduado de la universidad y no tenía ningún tipo de contacto con el mundo de la bolsa.

Al igual que las dos mujeres imputadas (Natalia Zúñiga y Claudia Patricia Aristizábal), Ricardo Martínez era sólo un empleado del Fondo Premium, no uno de sus accionistas y como tal jamás se lucró de las ganancias ni participó de las decisiones importantes al interior del mismo. Su salario en 2007 era de $3’500.000, con las nuevas responsabilidades subió a $5’000.000 más comisiones y para el momento de la congelación del Fondo, en noviembre de 2012, fue unificado como un salario integral de $8’000.000.

Por ser el representante legal de algunas de las empresas, su salario, sus prestaciones sociales, su liquidación, sus vacaciones y todas sus propiedades: una moto modelo 1997, un automóvil modelo 2008 y su participación en una casa de herencia familiar, fueron embargadas y dispuestas para la reparación de las víctimas del Fondo.

En la actualidad lleva ocho meses recluido en la cárcel La Picota. Sus finanzas están congeladas desde 2013 y su reputación personal y profesional claramente destruidas. Pese a no tener nada que ver con la concepción ni con las maniobras que desencadenaron la quiebra del Fondo Premium, no pretende eludir la responsabilidad que le corresponde. Sabe que su mayor compromiso es con las víctimas de este descalabro financiero y, por ello, está respondiendo con su modesto patrimonio y con la privación de su libertad”.

Blog Detrás de Interbolsa, un cabildo abierto sobre el tema.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario