Fedegán promueve 5 buenas prácticas para el uso eficiente del suelo en la ganadería sostenible

Los pequeños, medianos y grandes ganaderos tienen a la mano diferentes alternativas para hacer un uso eficiente de un recurso tan importante como el suelo para de esta manera cuidar el ecosistema y además favorecer la productividad de sus fincas.

La Federación Colombiana de Ganadero, Fedegán, desde hace muchos años viene promoviendo entre los miembros del sector las buenas prácticas ganaderas, la preservación de los recursos naturales y el desarrollo de una actividad pecuaria amigable con el medio ambiente.

1. Conozca qué clase de suelo tiene en su finca mediante un análisis y planifique su uso según los resultados.

El objetivo de todo productor es lograr pasturas más productivas y longevas, pero para ello se debe planificar desde el acondicionamiento del suelo antes de la siembra hasta resolver cuándo renovar las praderas. 

Se recomienda entonces optimizar las características físico-químicas del suelo mediante la compra de enmiendas y fundamentalmente corregir la acidez del suelo de la finca y tratar el pasto como un cultivo.

2. Reduzca el uso de productos que destruyan la fauna benéfica del suelo como las lombrices y los cucarrones de estiércol.

Es vital insistir en tener un suelo sano caracterizado por la macrofauna, escarabajos, lombrices y demás organismos vivos.

Para lograrlo se requiere no matar dicha macro fauna y la manera de hacerlo es mediante la eliminación desparasitantes y de Ivermentinas. Una práctica que se recomienda es la regeneración de los suelos que se basan en lo natural

3. Evite el sobrepastoreo para prevenir la compactación del suelo.

En la utilización de potreros para ganadería, se recomienda determinar una adecuada carga animal que evite el sobrepastoreo, teniendo presente la pendiente del terreno y el peso del ganado, la erosión y compactación.

Si el ganado pasa más o menos tiempo del que debe en cada potrero, si no se respeta la fisiología de las praderas, si el enraizamiento de estas es pobre, el suelo quedará muy compactado y no alcanzará a recuperarse completamente, lo que hará que se vaya acumulando compactación.

4. Aproveche los subproductos de cosecha para preparar compostajes que abonen el suelo.

El manejo que se le da al compostaje en la ganadería es muy interesante. Un ejemplo de ello es la utilización del estiércol y la orina de los bovinos para el mejoramiento de los suelos.

5. No haga quemas: esta práctica deteriora la capa vegetal, destruye microorganismo y favorece la erosión.

Estas prácticas erróneas no solo provocan una reducción en las coberturas vegetales que bordean los cursos de agua y los drenajes naturales, sino también del carbono orgánico, lo que afecta los nutrientes del suelo y por lo tanto, los hace menos fértiles

Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario