Mitos y verdades: la química detrás del consumo de carne de res

Compártelo:

Actualmente hay muchos mitos y verdades detrás del consumo de la carne de res, ¿es verdad que el cuerpo humano la puede procesar?, ¿cuál es su mayor beneficio?

Por Ana Maria Ángel, Nutricionista-Dietista Especialista en Desarrollo infantil y Especialista en Gerencia Social.

La carne de res es una excelente fuente de proteínas, minerales y vitaminas necesarios para el desarrollo de tus actividades diarias. Este alimento aporta entre 18 y 20 por ciento de proteínas a tu organismo y su valor nutricional rara vez se puede reemplazar. La presencia de vitaminas y minerales como la B1, B2, B3, B12 y la B6, hierro y zinc, y los aminoácidos esenciales, entre tantos otros componentes, la convierten en un alimento “esencial y necesario” para el crecimiento muscular.

Según la vicepresidenta del Colegio Colombiano de Nutricionistas Dietistas – COLNUD, Ana María Ángel, cuando hablamos del procesamiento de carne por parte del cuerpo humano, “el organismo de un individuo sano contiene las sustancias que ayudan a sintetizar o desdoblar  la carne de res cuando se consume (este proceso  se llama digestión  y se realiza en su gran mayoría en el estómago) para que los nutrientes desdoblados después de la digestión pasen al intestino para ser absorbidos y de ahí al hígado para que circulen a través de la sangre y puedan desarrollar sus funciones”.

A la vez, añade que “es importante acompañar el consumo de carne con verduras y carbohidratos para que estos otros alimentos aporten otros nutrientes que influyen en la digestión de la carne de res. Un gramo de carne de res aporta 4 calorías, pero al combinar el consumo con otros alimentos, se mejora la digestión. Para mejorar el tránsito intestinal y favorecer la evacuación de los desechos propios de la digestión de todos nutrientes, es necesario el consumo de fibra a través de frutas, verduras y granos secos. Comer carne de res con frecuencia no afecta al organismo porque este requiere percibir a diario los nutrientes contenidos en este alimento”.

Teniendo en cuenta esto y añadiendo el hecho de que, en palabras del médico internista y cardiólogo Camilo Hernández Rubio, “otro de los grandes beneficios de la carne es la presencia de hierro tipo hemo, un mineral indispensable en la formación de las células y los glóbulos rojos que se absorbe mucho mejor que el hierro no hemo (el cual está presente en los alimentos no animales)”. Además de la proteína, vitaminas y minerales, la presencia de este tipo de hierro hace una gran diferencia.

Ahora, si bien los seres humanos son omnívoros, el consumo de carne de res trae consigo muchos beneficios que desmitifican los rumores más comunes en Internet.

También se suele escuchar mucho que la carne de res es cancerígena, la verdad es que está demostrado que la carne roja magra está poco relacionada con el cáncer de colon, por lo que se recomienda que su consumo sea de tres a cuatro porciones semanales y que cuando se consuma se haga acompañada de fuentes de fibra para mejorar la digestión y al funcionamiento adecuado del intestino. Sin embargo, las causas más comunes de cáncer están relacionadas al tabaquismo, la obesidad y la falta de actividad física, por lo que el consumo de carne en una dieta balanceada y con hábitos sanos es más que suficiente para prevenir este tipo de padecimientos.

Entre los múltiples beneficios de la carne de res, gracias a que contiene aminoácidos como taurina y arginina, se encuentra la disminución de la presión arterial. En general, la carne de res es un alimento rico en nutrientes, fácil de preparar y que puede traer consigo muchos beneficios para tu salud, pero no es mágico, debes complementar su consumo con otros alimentos y mantener un estilo de vida sano.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara

La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario