Vecol S.A. recuerda la importancia de vacunar contra la Aftosa

Compártelo:
Actualmente se viene adelantando el segundo ciclo de vacunación contra esta enfermedad en el país, por lo que la compañía invitó a los productores a inmunizar todas sus reses, garantizando así el estatus sanitario de Colombia y continuar con la apertura de mercados para la carne y los animales en pie.

Durante el primer ciclo de vacunación de 2021, se logró inmunizar el 98 % del hato nacional, que corresponde a 28 751 366 cabezas de ganado, además se logró una cobertura del 95,9 % de los predios del país, lo que indica que 606 141 predios fueron visitados y en donde se aplicó el biológico contra la fiebre aftosa.

La actividad liderada por Fedegán-FNG y el ICA, más el suministro de casi el 80 % del biológico por parte de Vecol S.A., permitió que se sorteara con éxito la campaña anterior, pese a que durante el primer semestre del año se presentaron hechos como el paro nacional, así como el verano y alta pluviosidad en algunos departamentos, que ocasionaron traumatismos, pero que no fueron impedimiento para lograr el objetivo final.

Mauricio Estrada Zuluaga, médico veterinario zootecnista, supervisor regional del distrito 3 de Vecol S.A., recordó que pese a ese escenario complejo fue posible sacar adelante el ciclo, por lo que las expectativas para la segunda campaña de inmunización que está en curso son iguales o superiores, aunque el fuerte invierno que se presenta en el país a causa del eventual fenómeno de La Niña, podría generar inconvenientes en algunas regiones.

Estrada recordó que es importante tener cuenta lo que viene haciendo el país en la apertura de nuevos mercados, labor que ha impulsado muy juiciosamente Fedegán y el ICA en sus giras al exterior. Incluso recordó que la semana pasada se logró la apertura de Arabia Saudita, que es un gran mercado para Colombia.

“En el momento que haya un brote de aftosa, estas puertas se cierran. El mercado internacional baja las rejas, como se dice popularmente. La consecuencia es que Colombia queda encerrada y el mercado interno no es capaz consumir todo el ganado que se produce”, expresó.

Por esa razón, Estrada habló sobre la importancia que tiene que los ganaderos sean consistentes con la aplicación de los biológicos contra la aftosa, pues si se deja de vacunar una res o un e, es darle la oportunidad al virus de que él se replique.

Si esto ocurre, se presenta la enfermedad en animales no vacunados. Es importante recordar que el último brote, que se presentó en Yacopí (Cundinamarca), su punto de quiebre se debió a animales que no fueron vacunados. Llegó el virus (aftosa), que está presente en el campo todo el tiempo, si encuentra población bovina sin vacunar, se replica fácilmente.

Para el funcionario, es importante que el productor entienda que la vacuna protege a los animales del virus durante seis meses, por eso es clave que se aplique el biológico dos veces al año, incluso si los animales fueron vacunados en el primer ciclo, es necesario que se vuelva a hacer durante el segundo semestre porque de lo contrario hay oportunidad de que el virus se manifieste y se replique.

Recalcó que durante el brote que se presentó en 2017 llevó a cuarentena total a todo el Magdalena medio. Las subastas ganaderas de La Dorada, Puerto Boyacá y Puerto Berrío tuvieron que se cerrar, por lo que las pérdidas económicas fueron incalculables. No solo a los ganaderos que quedaron con sus animales confinados, sino todo el comercio que se mueve alrededor de la cadena productiva bovina, como es el transporte, las subastas y el comercio.

Por esa razón, la invitación a los productores es que no bajen la guardia y apliquen los biológicos logrando así que Colombia conserve su estatus de país libre de fiebre aftosa con vacunación.

Tomado de Contextogandero.com

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario