Capitis Deminutio Ministerial

Bernardo Henao

 

Quien lo creyera, el anunciado replanteamiento ministerial que se espera se dé al interior del gobierno, por su alargue y entrega a cuenta gotas se vuelve en contra del mandatario al dejar a sus actuales ministros a la espera de su confirmación o cambio, afectando de esa manera la gobernabilidad que tanto se reclama.

Desde el inicio del gobierno de Iván Duque Márquez, en su particular estilo de hacer una nueva política más centrada en lo técnico que en el factor político, dejo saber que los ministros que designara en su momento, lo serían por todo el período presidencial. Una buena intención, pero quedaría solo en eso. Cumplido más de un año de gobierno, el afán de los políticos de tener parte y burocracia oficial, la presión por relevos ministeriales era previsible que no se harían esperar.

En una cartera tan crucial como lo es la de Justicia, ante una escogencia que dejo más cuestionamientos que aciertos, se dio la primera baja ministerial ante el retiro de la Dra. Gloria María Borrero, quien no supo conjurar la crisis de la justicia y terminó en total fracaso la reforma que impulsó. La reemplazó Margarita Cabello quien pareciera recorrer los mismos caminos de su antecesora y anuncia ahora una nimia reforma a la justicia donde elude ocuparse de los temas cruciales que le afectan; más bien se ocupa por cuestiones de trámite y formas de hacer nombramientos en las altas cortes. Lástima no impulsar una verdadera e integral reforma para superar la grave crisis de la justicia ahondada por el conocido denominado caso del cartel de la Toga.

- Publicidad -

La figura de la moción de censura era quizás el medio para cuestionar y tratar de separar a los nuevos ministros en el desempeño de sus carteras. Por lo general tiene a los senadores Roy Barreras, Jorge Robledo y Gustavo Petro impulsores de ella. Lo intentaron contra el Ministro Carrasquilla por los bonos del agua. Lo propio frente a la ministra del transporte, pero donde lo consiguieron pese a una primera moción derrotada,  lo fue en contra del Ministro de Defensa de entonces Guillermo Botero, que ante la posibilidad de la segunda moción que prosperara dejo la cartera, renunciando al ministerio que dirigía cuando ya se daba por descontado que sería censurado por  los hechos que ocurrieron en el Caquetá, en los cuales quedo en serio cuestionamiento porque  fueron abatidos 7  menores que portaban armas en contra de la República; en el fondo la razón de mayor peso que primó, lo fue por el silencio que se siguió al legítimo bombardeo, a la cual se le sumaban otras cuestionadas actuaciones y errores como el de las fotos bajadas de Internet que le quitaron solidez a la denuncia del país contra Maduro.

Aceptada la renuncia al Ministro Botero, se designa en la cartera de defensa al entonces Ministro de Relaciones Exteriores Carlos Holmes Trujillo. Claudia Blum Capurro de Barberi, pasó a ser la nueva Canciller, pero su nombramiento dejó muchos interrogantes sin responder que, se multiplicaron aún más, con el retiro del Embajador en Washington Francisco Santos quien tuvo con ella, charla confidencial criticando al propio gobierno con la entonces entrante ministra antes de su posesión.

El Doctor Juan Pablo Uribe quien cumplía destacado trabajo al frente de la cartera de salud, insistió en su renuncia irrevocable que formalizó   el 26 de diciembre de 2019, sin que hasta la fecha se haya proveído la vacante. Ante la expansión del Coronavirus, las afecciones pulmonares y los graves problemas a la salud que ocasionan la migración venezolana en nuestras tierras, es imperioso y urgente tener en propiedad un ministro de salud, aquí si ojalá en cabeza de un técnico similar al Dr. Uribe por lo delicado de las tareas por cumplir.

Tres meses largos en una particular situación con los ministros, conllevan por fuerza de la “gravitación política” a que los ministros restantes se sienten estar en interinidad mientras se hace el cambio esperado. Se puede alcanzar imaginar ¿cuál es la prioridad de sus actuaciones frente a las responsabilidades que el cargo les impone?

De seguir el Gobierno indefinidamente en esta situación, con nombramientos a cuenta gotas, más temprano que tarde la cuenta de cobro se la extenderán. Ya los partidos que le eligieron con el ingreso que se dice tendrá Cambio Radical y la U dejan conocer su molestia y anuncian futura decisión como acontece con el Partido Conservador. Sino decide el Presidente Duque pronto como conjurar el relevo ministerial, las encuestas de favorabilidad seguirán registrando un descenso paulatino, convirtiéndose en semilla para incentivar marchas y protestas hoy rechazadas por la mayoría de los colombianos.

Bogotá, febrero de 2020.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario