Coalición Mundial para Rechazar al Partido Comunista Chino

El presidente Xi Jinping, es el mandamás del Partido Comunista Chino.

 
Ariel Peña

El  pasado 22 de Julio, el  Secretario de Estado de  EE.UU, Mike Pompeo, invitó a las naciones del mundo  a rechazar al  partido comunista chino y crear una coalición que se encargue del asunto, de tal manera que ante la catástrofe sanitaria mundial que ha provocado la Covid-19 o virus chino, resulta a todas luces lógico que cualquier país  sea potencia o no,  que ha sido  víctima de la irresponsabilidad del régimen chino, tome las medidas pertinentes e invite a hacer lo mismo a otros,  sabiendo quien es el culpable de las aflicciones que sufre la tierra en estos momentos, por lo tanto,  sería muy masoquista de parte de los gobiernos, no tomar medidas en contra de quien permitió la propagación de la peste por el planeta.

El  “imperio” que  llaman los mamertos, es el que ha tenido el mayor número de víctimas por la pandemia, lo que significa que tiene todo el derecho a recurrir  a instrumentos que le permitan sancionar a Pekín, y de la misma forma deberían actuar en consecuencia en contra del gobierno del país asiático, otras naciones, puesto que el régimen chino de manera cínica no se ha disculpado con la humanidad y mucho menos ha dado una explicación satisfactoria; claro que eso es parte de doctrina marxista en donde los sufrimientos de los seres humanos no le importan a las dictaduras comunistas.

Desde que surgió la Covid-19, hemos escrito columnas señalando al partido comunista chino como el único responsable, criticando la mansedumbre de algunos gobiernos, al no tener una posición enhiesta en contra del verdugo; en razón de lo cual, Colombia también debería tomar medidas  ante el culpable de la calamidad, pues  en uno de nuestros escritos, hicimos un llamado para no comerciar más con  China, en vista  de que la balanza comercial es  deficitaria en cerca de 6.000 millones de dólares anuales, lo que no justifica esas relaciones, pero además hay que  cancelar los contratos de obras que se tienen con empresas chinas, comenzando por el Metro de Bogotá, eso sí  sería un acto de dignidad frente a quien le traído tantos sufrimientos a la población colombiana.

USA hace poco  ha tomado medidas en contra de  China y  ha sancionado a 11 empresas, que están implicadas en la violación de los derechos humanos en la región  noroccidental  de  Xinjiang,  de mayoría musulmana, acusando al partido comunista de detenciones masivas, trabajos forzados y otros abusos en  contra de los  habitantes de esa región; a lo que hay  que  agregar el cierre del consulado de China en Houston, que fue el primero que  estableció en 1979 el gobierno comunista  en EE.UU, ello a consecuencia de que la Casa Blanca acusó a dos piratas informáticos chinos de intentar robar  a empresas estadounidenses secretos  sobre la vacuna contra el Coronavirus, lo que trajo como consecuencia  el cierre del consulado,  dando 72 horas  para abandonarlo.

Siempre hay que recalcar que el partido comunista chino, no solamente ha actuado en contra de sus  trabajadores, sino que  también ha sido victimario de millones  en el resto del mundo,  en países que han tenido que cerrar empresas, por la competencia desleal que implementó la nomenclatura  de china al superexplotar a sus obreros, fortaleciendo al neoliberalismo y provocando la flexibilización laboral en varias  naciones; o sea que ese partido comunista no solo es liberticida, sino que además es causante de una nueva esclavitud asalariada, por el esquema laboral que creó el régimen marxista leninista, con lo que se demuestra que la camarilla de  China es enemiga de los trabajadores del mundo en especial, amén de ser enemiga de toda la humanidad por lo de la  Covid-19.

Así como EE.UU   ha  materializado sanciones a China, otros países de acuerdo a sus condiciones y peculiaridades deberían mostrar su hidalguía, para no tener relaciones comerciales con esa nación, dado que el ventajismo chino es notorio, perjudicando esencialmente a las naciones pobres que le empeñan sus recursos naturales con  tratados económicos, por esa razón Colombia tiene que fortalecer la producción nacional, creciendo hacia adentro y estimulando el consumo, olvidándose de un intercambio con China que le resulta perjudicial.

La coalición que propone el Secretario de Estado de USA en contra del partido comunista chino, debe   de ser una cruzada  permanente que permita  a muchos pueblos embelesados por el consumismo proveniente de China superar esa superchería y, pensar en fortalecer sus respectivos aparatos productivos para no depender de unas mercaderías, que le han traidor demasiadas desgracias a la especie humana.

Con la pandemia de la plaga china, queda nuevamente demostrada la hipocresía de la mamerteria(marxista), en donde no se les escucha una palabra de rechazo al culpable  de la calamidad, pero si el origen y la propagación del mal hubiera sido desde EE.UU, no nos imaginamos los gritos desaforados de toda esa fauna comunista.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario