Con estrategia que motiva a prevenir y denunciar, Medellín conmemorará el Día Contra la Trata de Personas

Compártelo:

– El 85 % de las víctimas de este delito e infracción a los derechos humanos a nivel nacional son mujeres.  Este año, la Alcaldía de Medellín ha atendido integralmente 17 alertas de posibles casos de este delito y cuenta con una ruta para atender a las víctimas.

La Alcaldía de Medellín conmemorará el Día Internacional de la Lucha contra la Trata de Personas con una estrategia comunicacional y artística de alcance más allá de la fecha clásica, con el fin de generar conciencia acerca de la necesidad de estar alertas para prevenir y denunciar posibles casos de ocurrencia de este delito e infracción a los derechos humanos.

Parte de esa estrategia es la obra teatral Ni se compra, ni se vende financiada por la Administración Municipal y producida por la Corporación Cultural para el Desarrollo Arlequín y los Juglares, la cual evidencia el flagelo en toda su complejidad.

“Este es un negocio transnacional que solo enriquece a las redes mafiosas y, en cambio, victimiza a gente del común con el espejismo de ganar fácilmente dinero. Por eso, desde la Medellín Futuro, somos imparables en la lucha contra este delito y convocamos a la unión de toda la sociedad para evitar que más personas caigan en este engaño”, expresó la subsecretaria de Derechos Humanos, adscrita a la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Alexandra Virviescas.

Esta es la versión de la subsecretaria de Derechos Humanos Virviescas.

El montaje escénico se presentará este viernes, en el Teatro Pablo Tobón Uribe, ante un público formado por integrantes de organizaciones e instituciones relacionadas con el tema, organizaciones de víctimas y población de sectores de la ciudad que presentan más riesgo de ocurrencia del fenómeno. Además, será grabado para que continúe sirviendo de material pedagógico con distintos públicos. 

También, se ideó un radioteatro con el mismo nombre, Ni se compra, ni se vende, para difusión en redes sociales y emisoras comunitarias, y se han diseñado piezas comunicacionales que presentan, de forma sucinta, en qué consiste la trata de personas, cuáles son sus modalidades, quiénes pueden ser víctimas y qué acciones de protección y autocuidado se deben tener. 

Esta estrategia comunicacional se ha realizado en alianza con la Gobernación de Antioquia y las demás entidades e instancias que conforman el Comité Territorial contra la Trata de Personas (Migración Colombia, Policía Nacional, ICBF, Sena y Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Procuraduría y la ONG Espacios de Mujer).

La trata de personas está definida como el traslado de seres humanos de un lugar a otro con fines de explotación, para obtener dinero o cualquier otro beneficio y, aunque todas las personas pueden ser víctimas, en Colombia el 85 % de la población afectada son mujeres, por lo que se considera dentro de las violencias de género.

Existen cinco finalidades: extracción de órganos, mendicidad ajena, trabajo forzado, matrimonio servil y explotación sexual, siendo esta última la que presenta más víctimas identificadas en el país y alcanza un porcentaje del 71 % del total de casos, según cifras del Ministerio del Interior. En algunas ocasiones implica el cruce de fronteras nacionales y en otras no.

“Es importante destacar  que mientras que en el año 2020, debido a las cuarentenas y al aislamiento social recomendado, en Medellín se redujeron las denuncias de posible trata de personas hasta tener solo un caso reportado, en 2021 se han contabilizado 17 alertas y en el momento existen dos casos en la ruta de atención”, añadió la Subsecretaria.

Entre las posibles causas del repunte estarían las necesidades de supervivencia surgidas o acrecentadas en la población más vulnerable debido a la crisis económica generada por la pandemia de la covid-19, unidas a la migración irregular de extranjeros hacia esta ciudad que no cuentan con condiciones para acceder a un trabajo legal. Ahora, la reactivación de la vida social y económica se presenta como otro reto para que no aumenten las vulneraciones a los derechos a la dignidad, libertad y autonomía, que están asociados a la trata de personas.

Al ser este un delito pluriofensivo y complejo de difícil identificación y que se confunde con otra serie de delitos, o es desconocido por la mayoría de la población, se presenta un subregistro. Por esa razón, el trabajo se ha enfocado en el fortalecimiento de los canales de atención a las víctimas, la prevención y la promoción de los derechos.

Desde el Plan de Desarrollo 2020-2023, en la línea Medellín Futuro, se estableció el objetivo puntual de “atender oportunamente los casos de vulneración de DD.HH., referidos a la trata de personas, delitos de alto impacto y riesgos de los líderes, lideresas, defensores/as de DD.HH. para el goce efectivo de sus derechos en el Municipio de Medellín”, y se cuenta con una ruta de asistencia inmediata y mediata que busca restablecer, efectivamente, los derechos de las posibles víctimas.

Si alguien tiene una oferta sospechosa o conoce de un posible caso de trata de personas puede denunciar al 123 Social de la Alcaldía de Medellín o a la línea gratuita nacional 01 8000 522 020.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario