El Complot contra Uribe

Álvaro Uribe Vélez

 

Sofy Casas

Por Sofy Casas.

Como dice mi madre: ¡Todo tiempo pasado siempre fue mejor! Con esto hago referencia a la Colombia entre el 2.002 y 2.010; ocho años de seguridad democrática y crecimiento económico botados a la basura al elegir en el 2.010 a un gobierno que traicionaría las banderas del uribismo, de alianza con esa izquierda admiradora de las políticas castristas y la alimentación del antiurbismo en nuestra juventud jamás antes vista. Se pueden sacar varias conclusiones del nefasto gobierno de Juan Manuel Santos, pero lo más evidente es que al atar cabos se llega a la maléfica unión de este gobierno con los peores enemigos que tiene Álvaro Uribe – un proceso de paz con el grupo narcoterrorista que él más combatió siendo presidente – del cual se desprende una corte diseñada por los mismos bandidos para poder llevarlo a ella y acusarlo de paramilitarismo con falsos testimonios.

Pero atemos cabos para llegar al complot en su contra: Juan Manuel Santos, duró más de 20 años de puesto en puesto en varios gobiernos hasta infiltrarse en el urbismo para llegar a la presidencia. Jamás fue leal; venía con varias instrucciones y una de ellas era meter preso a Álvaro Uribe, ¿Pero cómo lograrlo? Al conocer los antecedentes de alianzas guerrilleras en su familia es más que suficiente para entender como inicia todo – el Cura Torres, su tío, guerrillero del ELN y su hermano mayor, Enrique Santos Calderón alias EL Guerrillero del Chicó, uno de los cofundadores de la guerrilla M-19, gran amigo de los Castro y de varios del Secretariado de las FARC. Lo sospechoso aquí es que él siendo Ministro de Defensa entre 2.006 y 2.009 iniciaron las visitas del Senador Iván Cepeda, Piedad Córdoba y el entonces Senador Rodrigo Lara, a paramilitares presos en cárceles Federales de EE.UU. (caso Tuso Sierra y Mancuso), el cual ya ha confesado en varias ocasiones que los visitaron para ofrecerles dádivas, beneficios judiciales, económicos para ellos y sus familias y la no pérdida del plan justicia y paz a cambio de que testificaran en contra de Uribe y de su familia. Al revisar el 18 U.S. Code S1621 que habla del perjurio en general, es declarado un delito el crear falsos testimonios en territorio estadounidense – el cual puede dar más de cinco años de prisión – pero hasta el momento ni Cepeda, Córdoba y Lara han sido acusados de este delito.

El libreto ya está escrito; viene desde Cuba es solo cuestión de implementarlo – la unión FARC, Castro, Chávez y Maduro se terminó de fortalecer bajo un proceso de paz donde ya estaba todo acordado con Juan Manuel Santos: Nos sentamos a negociar a cambio de seguir unas directrices y entre ellas el acabar con su único obstáculo y muro de contención para lograr su plan de convertir a Colombia en colonia cubana y patio del chavismo: Álvaro Uribe Vélez. Las visitas continuas de Iván Cepeda a paramilitares ya son descaradas y no deja ninguna duda de su complot de finiquitar el plan del cual fue encargado. Lo más abrupto es la participación de la Corte Suprema Justicia en este plan maquiavélico de acusar a Uribe y  a su familia para poder sacarlo del paso para abrirle así el camino a esa izquierda liderada por el único de ellos que es presidenciable, Gustavo Petro, conociendo sus intenciones de convertir a Colombia como la Venezuela de Chávez y de involucrarnos en una dizque “Revolución Bolivariana” que nos es más que comunismo (hambre y miseria) para nuestros pueblos.

Los testimonios entregados por los ex paramilitares alias el Tuso Sierra, Ramiro Henao, Mancuso, entre otros, todos coinciden y llevan al mismo punto – han sido testimonios que la Corte Suprema de Justicia manejada por el Magistrado Barceló (enemigo de Uribe Vélez) y que ha sido acusado por el Tuso Sierra de ofrecerle también beneficios a cambio de declaraciones en contra de Uribe – declaraciones que no han sido tomadas en cuenta, y esta corte declara que Cepeda es inocente, que nada tiene que ver con el cártel de falsos testigos y terminan volteando el caso difamando y acusando a Uribe de falsos testimonios, ¿Por qué la Corte Suprema de Justicia se ha negado a escuchar estos testimonios?

¿Por qué el magistrado Barceló hizo ofrecimientos al Tuso Sierra a cambio de que presentara falsos testimonios en contra de Álvaro Uribe y no es investigado?

El 22 de Febrero de 2018, Iván Cepeda, presenta una denuncia en contra de Uribe Vélez sobre las declaraciones de Juan Guillermo Monsalve (testigo contra Uribe y que ha visitado más de 21 veces), supuesto paramilitar que lo acusa de pertenecer a grupos paramilitares y de organizar reuniones en la Hacienda Guacharacas – al revisar la edad de Monsalve no concuerda su testimonio porque para esa época él era un niño – y los padres de Uribe ya habían vendido la hacienda. Varios miembros fundadores del Bloque Metro desmienten a Monsalve al decir que él no pertenecía a esta organización.  Monsalve no fue aceptado en el proceso de Justicia y Paz porque no perteneció a los paramilitares; era un delincuente común.  Cabe recordar también que Monsalve ya expresó bajo juramento que no le consta que Álvaro Uribe haya tenido vínculos con la fundación del Bloque Metro (teoría de Cepeda) generando muchas dudas y por lo cual pregunto: ¿Por qué la Corte Suprema de Justicia sigue ignorando esto dejando a un lado esta información y no toma en cuenta este testimonio?

Juan Guillermo Monsalve quiere retractarse de las acusaciones que hizo en contra de
Uribe Vélez, por lo que pide reunirse con alguien cercano a él, pero él estaba esperando a esa persona con un reloj grabadora para finiquitar el montaje, seguimos preguntando ¿Quién le entró el reloj a la cárcel?

El modus operandi de esa extrema izquierda amangualada con la Corte Suprema de Justica (la cual ya no disimula la persecución en contra de Uribe) es también ahora con anónimos que le llegan por separado a dos diferentes magistrados de la misma corte, llevando esta secuencia:

  1. Llega un anónimo en Diciembre 2019.
  2. Magistrada Cristina Lombana adelanta allanamiento.
  3. Magistrado Francisco Javier Alarcón recibe también el mismo anónimo por segunda vez y decide abrir investigación el 15 de Mayo de 2020.
  4. Domingo 31 de Mayo de 2020, Uribe muestra pruebas de financiación ilegal de Odebrecht a campaña Santos.
  5. Martes 2 de Junio de 2020, CSJ filtra investigación preliminar a medios.

Como estas hay muchas preguntas sin contestar y que demuestran un horrendo complot para acabar políticamente con uno de los demócratas más importantes del mundo, con el Gran Colombiano; ese muro de contención que seguirá luchando por la patria y que no permitirá que caiga en manos de la plaga mal llamada socialismo del SXXI.

PS: Lo anterior escrito es para mostrar cómo opera la extrema izquierda a la hora de acabar con su contradictor, esa estrategia se debe mostrar y combatir ya porque están enredando al país para el 2.022. Su discurso es diciendo que ellos son los únicos buenos y que el resto es narcocracia. Le están diciendo al país que de la única manera de acabar con el narcotráfico es acabando con el gobierno Duque; elegir a los que ellos digan. Se la pasan señalando de que todos los que están en el gobierno son narcotraficantes utilizando la estrategia de que ellos están libres de narcocracia, desacreditando así la institución democrática.

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario