El “Miercolero” de las Motos en Cartagena

El tema de las motos en la Ciudad Heroica es un desastre total.

 

Por Reinaldo Sierra C.

Cartagena

Sin temor a equivocarme creo que estamos frente al caos más grande en la historia de Cartagena por cuenta de un medio de transporte: La Moto. Un fenómeno que ha desbordado la capacidad de las instituciones del sector y de quienes las dirigen.

Cartagena es una ciudad donde no se percibe autoridad y en el tema de la movilidad pareciera ser más evidente. Seguramente quienes manejan moto criticaran parte de lo que escribo pero tengo todo el derecho a pensar distinto y más de exponerlo en esta columna.

La percepción de ausencia de autoridad es el mayor estimulo para las conductas negativas que vemos como nos han ido haciendo la vida más difícil en esta capital. Dichas conductas se han ido aceptando y lo que antes se veía como escandaloso ya es normal.

Mi humilde sugerencia es que para calar en el pensamiento de los cartageneros, la administración debe intentar persuadir y desestimular las conductas que nos están poco a poco volviendo invivible nuestra ciudad.

Podremos algunos ejemplos sobre las motos:

-Pico y placa par e impar. Me dedico a mirar las placas de las motos y todos los días encuentro el mismo numero de pares e impares y es que son tantas que creo que para la Policía es imposible controlar eso.

-Menores en las motos. Póngase en la salida de cualquier colegio y se darán cuenta que el transporte más utilizado por los niños es la moto. Tres, cuatro y hasta cinco niños en una moto, de vaina las motos no dicen transporte escolar.

-Motos andando por las cebras. Estos vehículos también se suben a los andenes, volándose semáforo a cualquier hora y sin ningún tipo de restricción.

-Motorizados sin casco. Creo que la mayoría de pasajeros de mototaxi no lo usan.

-Contravías. Esto sí que es un espectáculo en la ciudad. Lo hacen cuando quieren hacerlo, y cuando sienten que esta mal hecho, se bajan de la moto y la empujan, como quien dice malicia indígena. Es normal que en una calle te salga una moto de la nada y como medio los roces ni te imaginas en el lío que te has metido. Desde el sector de La Boquilla diariamente se ven como las motos cogen en contravía en dirección hacia Barranquilla, para evitar la vuelta por el Viaducto. Se ven accidentes a diario, por ejemplo, hoy una persona conocida se debate entre la vida y la muerte por esta práctica que aunque es culpa de él por venir en contravía, es una conducta que se normalizó. Hay personas que no entienden de leyes ni de normas escritas, por eso hasta sienten que no tienen responsabilidades.

-La seguridad. Esta la cereza del postre. Quién no se atemoriza al caminar por cualquier calle cartagenera y ver venir una moto. Las medidas de barrios sin parrilleros había desestimulado el uso de la moto y quitarla, sin duda, generó el efecto contrario. La moto es el medio más común para cometer delitos por la facilidad que le permite al delincuente movilizarse rápido sin ser atrapado. Hoy en los barrios populares se ven motorizados que supuestamente andan “buscando” pasajeros, pero quizás están es la caza de incautos para robarlos.

Como las anteriores, podríamos describir decenas de infracciones que se ven todos los días en nuestra ciudad con las motos.

Como bien sabemos, Cartagena siempre ha estado expuesta a una bomba social y quién sabe si quizás la moto sea el detonante que inicie esa explosión.

Ojalá comencemos por tomar decisiones que contribuyan a la regulación de estas conductas con las motos, que tanto daño están causando a nuestra calidad de vida…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario