Fiscal Nieves se llevó 80% de expedientes para demostrar pruebas falsas contra Leopoldo López


 

El Fiscal Franklin Nieves Capace, encargado del caso del gobierno venezolano, que comanda Nicolás Maduro, contra el opositor Leopoldo López se había acogido al plan de “testigo protegido del gobierno estadounidense” para desmontar no solo el viciado juicio contra el líder de Voluntad Popular sino contra otros contradictores al régimen madurista-cabellista que administra a Venezuela y cuyas presentaciones ante la justicia “roja rojita” han sido dirigidos desde el más alto poder.

La no independencia de los poderes públicos venezolanos y su absoluta sumisión al poder ejecutivo presidencial desde los tiempos de Chávez se vuelve a confirmar con este caso.  Ya escuchamos a quienes fueron parte de esa maquinaria demoledora de justicia y que desde que hicieron ese corte con el régimen hoy están en el exilio. Unos bajo la figura de testigo protegido otros bajo la cooperación con organismos de inteligencia de Estados Unidos, España, Francia y el Reino Unido.

Dos reseñas que más abajo reproducimos, una del periodista César Batiz del portal investigativo www.elpitazo.com y otro del portal argentino www.infobae.com, abundan en otros detalles sobre el juez fugado. Batiz fue de los primeros en anunciar el viernes la salida de Nieves.

- Publicidad -

Lo cierto es que desde que el lunes el Fiscal 41ª no apareció en su despacho ni atendía llamadas por su teléfono celular o el de su residencia, comenzaron las conjeturas. El martes la Fiscal General Luisa Ortega Díaz pidió indagar sobre su paradero. Lo que primero pensaron es que podían haberlo secuestrado.

Exfiscal Franklin Nieves

En vista de que no había ninguna comunicación por parte de sus familiares el nerviosismo comenzó a cundir entre los miembros de la Fiscalía 41, primero, y luego la misma sensación de desconcierto en la propia Fiscalía General de la República donde la ocupante del cargo, Luis Ortega Díaz, había convertido al fiscal Nieves Capace en una de sus fichas más confiables para juzgar, con montajes ordenados desde su despacho y desde la presidencia en Miraflores, a quien osara oponerse con fuerza al gobierno de Nicolás Maduro. Dos fuentes periodísticas, afectadas por el accionar de Nieves en sus respectivos juicios, fueron de las primeras en conocer los pasos del fiscal. Tras confirmarse el miércoles que el lunes 19 de octubre, el fiscal había tomado un vuelo regular de la aerolínea Laser  a la isla de Aruba se encendieron las alarmas. Cuando en la Fiscalía 41 ordenaron abrir la caja fuerte contentiva de documentos, juicios, pruebas y otros elementos confidenciales se dieron cuenta que faltaban -entre otros- los expedientes originales del accionar contra López. Dramático para la apelación que está por tramitarse.

Una fuente confesó que más del 80% de la documentación de respaldo había desaparecido. Varias memorias extraíbles (USB) no aparecieron. La crisis en la FGR arrancaba con más fuerza el jueves. Ortega Díaz no salía de su asombro. No podía creer que el Fiscal Nieves con el que había tenido hasta la confianza de conversarle su enemistad reciente con Cilia Flores tras haber sido reelecta en la FGR contra la voluntad de “la primera combatiente” cuya candidata era su comadre la magistrada Miriam del Valle Morandy Mijares. La pelea por el poder en el gobierno había hecho que Ortega se tuviera que acercar a Diosdado Cabello para conseguir su apoyo y repetir al frente del Ministerio Público. Según le contó a Nieves eso no se lo había perdonado Flores. Por todo esos antecedentes el que hoy su fiel mandadero en la Fiscalía 41ª estuviera informando de todas las triquiñuelas y marramuncias autorizadas por ella y ordenadas desde la presidencia de la República, a las autoridades de los Estados Unidos no la dejaría dormir los últimos días. Casualmente el mismo padecimiento que confesó Nieves en el video presentado al referirse a los días antes de la sentencia condenatoria a López por 13 años y cuatro meses de prisión.

Nieves habría sacado a su familia luego que las autoridades de dos agencias federales le dieran el visto bueno a los documentos que les había hecho llegar de diversos expedientes que pasaron por sus manos, las instrucciones y directrices para enjuiciar a Leopoldo López y otros dirigentes, estudiantes y políticos venezolanos. No se ha precisado cuanto tiempo tenía Nieves en conversaciones con “el intermediario” estadounidense. Lo cierto es que cuando hace un par de semanas se dio el “go” desde el Norte el fiscal estudió en detalle los distintos planes de salida del país. Se escogió Aruba pues nunca despertaría sospechas ya que a diario viajan funcionarios y altos dirigentes del gobierno y del PSUV a hacer mercado, vacacionar y usar los miles de dólares con los que el ejercicio del poder los ha beneficiado.

La salida desde Maiquetía no despertó sospechas. Un viaje familiar de vacaciones como cualquier otro. La cooperación que con las autoridades locales tienen el FBI, la DEA, el DOT y el DOS aseguraba un expedito pase por la inmigración de los EE.UU., que tiene su aduana en la pequeña isla neerlandesa y que así permite ingresar al territorio estadounidense como si fuera un vuelo local sin otro trámite inmigratorio que hacer.

Si aquellas revelaciones hechas por el ex magistrado del TSJ Luis Velásquez Alvaray en Costa Rica o las del coronel y también magistrado del TSJ Eladio Aponte Aponte fueron oportunas, indistintamente de que al gobierno de Chávez le hubiera importado un pepino pues siguió acelerando la destrucción del sistema judicial venezolano, no hay duda que para un gobierno harto cuestionado en su país y en el mundo y donde el juicio a Leopoldo López ha tenido repercusión en todo el globo terráqueo para convertirse en una “causa célebre”, lo que hable éste fiscal tendrá mucha mayor trascendencia dada la oportunidad en que sucede a tan solo 42 dias de las elecciones del 6 de diciembre.

Nieves prometió hacer varias revelaciones públicas. Veremos.

Por

Tomado del portal venezolano runrun.es

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario