Seis razones para regular el precio del gas en la región Caribe

Dentro de los motivos para regular el precio del gas está que la industria de la Costa está creciendo y se convierte en pieza clave en la economía nacional

 

El crecimiento económico de la región Caribe se ha visto afectado por la ineficiencia y los altos costos en la prestación servicios públicos. Sumado al mal servicio de energía que presta Electricaribe, el servicio de gas en esta región es un 70 por ciento más costoso que en el interior del país.

Hace un año que empresarios, políticos y ciudadanos se unieron para manifestarse por el alza en las tarifas de gas en la región Caribe. Desde ese entonces, estamos esperando noticias de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) que se comprometió a dar una respuesta. Hoy, 30 de noviembre de 2015, esperamos que el anuncio oficial de dicha entidad sea beneficioso para la comunidad al definir la fórmula con la que se calculará el precio del gas y con ella el futuro de la industria Caribe.

Según la regulación actual sobre la fijación de los precios del gas, a partir de los primeros días de diciembre el hidrocarburo subiría un 35% para el sector industrial, no por falta del recurso sino por el cambio de fórmula a la hora de fijar el valor. Esta situación pone en peligro a las industrias del Caribe que compiten con industrias nacionales e internacionales.

En este escenario es oportuno recordarle al Gobierno Nacional su deber de garantizar y asegurar no solo equidad sino competitividad de la industria. Estas son solo algunas razones por las que el Gobierno debe regular el precios del gas:

La primera es que la industria de la Costa Caribe colombiana está creciendo potencialmente y se ha convertido en una pieza clave en la economía nacional.  Las cifras lo demuestran: la industria de Bolivar contribuye al PIB nacional en un 7% aproximadamente, más del 50 por ciento de las exportaciones y las importaciones salen y entran por la región, el puerto de Cartagena se ubicó en 2014 como la quinta terminal más importante de América Latina y ,según las Naciones Unidas, Colombia ocupa el tercer lugar entre los países latinoamericanos con el mayor número de enlaces con las redes marítimas mundiales, gracias al terminal cartagenero que tiene conexión con más de 600 puertos.

La segunda es que las anteriores cifras han atraído inversionistas extranjeros, que según la Revista Semana en su Especial de la Costa Caribe,  destinaron este año cifras superiores a los 500 y 300 millones de dolares para proyectos en Barranquilla y Cartagena, respectivamente. En este sentido, el país debe darle tranquilidad y certidumbre a los inversionistas que se han fijado en la región colombiana.

La tercera: el Ministerio de Comercio viene trabajando con las entidades territoriales en  en programas cuyo objetivo es aumentar la capacidad exportadora de la industria, para ello ha convocado a la empresas productivas de la costa, para que aprovechen las actividades de promoción y financiación. Adicionalmente, y con el mismo objetivo,  El Gobierno Nacional ha destinado recursos que ascendieron a los 17.5 billones de pesos para transformar la infraestructura de la región y convertirla en una zona vital para la economía colombiana.  Entonces, es  deber del Gobierno ser  consecuente y apoyar que nuestra industria sea competitiva, cosa que no es posible serlo si el costo de uno de sus principales insumos como es la energía y el gas, están a precios por encima del promedio nacional y ni decir del internacional.

La cuarta es que si no se cambia la fórmula con la que se fija el precio del gas y por ende suba de precio  y las industria del caribe se ponga en peligro, el Distrito contaría con menos recursos para inversión social, pues el 30% de los tributos por ICA que se recaudan en Cartagena provienen directamente de la Industria

La quinta es que si el valor del servicio sigue subiendo, estarían en peligro cerca de 50 mil empleos directos generados por la industria manufacturera de Cartagena y Bolivar, pues las empresas no serían sostenibles y la crisis dejaría a más de unos cuantos sin trabajo.

La sexta, pero no menos importante que el resto, es que en el mundo los precios de hidrocarburos están bajando, por ejemplo el desplome del precio del petróleo dejó por debajo de los 40 dolares por barril del crudo en Estados Unidos. Por eso es inaceptable que en Colombia se presente la situación contraria, los precios suban y la industria, en este caso la costeña, se vea perjudicada con un alza que pone el peligro el sector.

Todas estas razones deben ser tomados como argumentos de valor para que el gobierno regule el precio del gas y de energía en la Costa, pues la región se encuentra en una de sus mejores etapas y sería un error imperdonable inhibir su crecimiento por el que hemos estado trabajando tanto.  

No es una opción echar a la basura el esfuerzo mancomunado por parte de empresarios, bancada y gobierno que han posicionado a la región como una de las más productivas a nivel latinoamericano.

Congresista Andrés Garcia Zuccardi

Por Andrés García Zuccardi

Senador de la República de Colombia

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario