La Clínica de la 80 ayuda a descongestionar la red hospitalaria de la ciudad, en medio de la pandemia del coronavirus

Compártelo:
Luego de un cierre que parecía definitivo, la Clínica de la 80 -por gestión de la Alcaldía de Medellín- reabrió sus puertas para brindar servicios puntuales a la ciudadanía y apoyar al sistema de salud de la ciudad, debido a la alta ocupación que tiene por la pandemia del COVID-19.

Por:  Alcaldía de Medellín.

Poco a poco se iba convirtiendo en otro elefante blanco más y nadie daba razón de qué iba a pasar con esta mole de cemento conocida como la Clínica de la 80 -perteneciente a la antigua Saludcoop-  ubicada en un sector del barrio Belén y que fue cerrada por las autoridades de salud debido al incumplimiento de las normas de calidad.

Con la llegada del coronavirus a nuestra ciudad, la Alcaldía de Medellín tomó cartas en el asunto y decidió reabrirla y readecuarla, proceso que se inició el 27 de marzo de 2020, tras llegar a un acuerdo con el agente liquidador de Saludcoop.

La reapertura

La intervención integral inició con la conformación de un equipo de trabajo de la Alcaldía de Medellín, por intermedio de las secretarías de Salud e Infraestructura Física, Inclusión Social, General, la Empresa de Desarrollo Urbano -EDU-, Metrosalud, el Dagrd, la Escuela de Bioingeniería del Instituto Tecnológico Metropolitano -ITM-, Emvarias, Epm y Metroparques, entre otras, que se dieron a la tarea de planear la recuperación de este espacio para el servicio de la ciudadanía.

Durante la fase cero de desinfección, adecuación y recuperación, la Clínica recibió algunas donaciones del sector privado que aportaron a la intervención total de sus 22 mil metros cuadrados de infraestructura y de los 6.700 metros cuadrados de su fachada. Además, el 14 de abril de 2020 -por medio de la Alcaldía de Medellín- se adquirieron dos plantas eléctricas que garantizan la energía necesaria para el funcionamiento de los equipos vitales ante posibles eventualidades.

Para marzo de 2020, con la llegada de los primeros casos de COVID-19 al país, y ante la necesidad de estar preparados por el aumento de estos y por la saturación de la red hospitalaria de la ciudad, la Alcaldía de Medellín acordó con el agente liquidador de la EPS el préstamo en calidad de comodato y de forma gratuita de este inmueble -por un periodo inicial de 6 meses- el cual se ha ido extendiendo según lo dicta el comportamiento de la pandemia.

Con una inversión inicial de $18.000 millones y la aplicación en los próximos días de unos recursos adicionales, la Clínica comenzó a prestar servicios bajo la operación del Hospital General de Medellín, mediante un convenio interadministrativo con la Alcaldía de la ciudad.

Gracias a esta reactivación, en los 10 meses que lleva de funcionamiento se han atendido 3.478 pacientes -con corte al 31 de marzo de 2021- lo que ha permitido descongestionar los servicios de mediana y alta complejidad de la red hospitalaria de la ciudad.

Los servicios que presta

Es de anotar, que desde su reapertura la clínica no cuenta con Unidades de Cuidados Intensivos -UCI-, sino que fue concebida con el objetivo de prestar servicios de mediana complejidad que permitan descongestionar y brindar apoyo a la red, para que los otros hospitales de la ciudad se puedan concentrar en la atención de pacientes COVID-19 en sus camas UCI.

Por ello, su especialidad es la atención de patologías relacionadas con las vías respiratorias y para eso tiene en funcionamiento 150 camas de Unidades de Cuidados Respiratorios Especiales  -UCRE- dotadas de ventiladores de alto flujo y para los próximos días se espera la apertura de otras 40; también presta asistencia en medicina interna de segundo nivel, clínica para pacientes con escaras -que es el tejido muerto que se desprende de la piel sana luego de una lesión-, y recibe algunos pacientes con enfermedades terminales que tienen orden de no reanimación o simplemente para terminarles los tratamientos que necesitan aislamiento.

El talento humano

La renovada clínica de la 80 cuenta con un equipo interdisciplinario para brindarle una atención integral a los pacientes, el cual está conformado por profesionales de la salud en medicina interna y general, enfermería, terapia respiratoria, nutrición, bacteriología, psicología, trabajo social, química farmacéutica y regencia de farmacia; para un total de 250 personas, además de otras 90 de apoyo administrativo y logístico, para una fuerza laboral total de 340 servidores.

Es de aclarar que allí no se reciben servicios de urgencias, ni de consulta general y únicamente tiene pacientes que se han referido de la red hospitalaria, puesto que para la atención a la ciudadanía, la línea 123 sigue siendo el canal oficial.

La reactivación de este centro médico marca un hito para la salud en Medellín, debido a que en poco tiempo se recuperó un espacio que estaba abandonado y en mal estado, que pasó a convertirse en un sitio vital para apoyar a la red hospitalaria de la ciudad durante esta pandemia.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario