Ajíes y Pimientos de La Otra Cara /Fiscalía y altas Cortes, felices con Ley de Aforados

Ajíes y Pimientos de La Otra Cara

La felicidad de la Fiscalía y altas Cortes
Están de plácemes en las altas Cortes y en el búnker de la fiscalía general por cuenta del proyecto de Ley de Aforados. Si bien ese proyecto aparece firmado por los ministros Juan Fernando Cristo y Yesid Reyes, parece que lo hubieran redactado mas bien en las cafeterías del Palacio de Justicia. En la práctica, la procedencia de la acción penal contra alguno de estos funcionarios quedó condicionada por tal cantidad de principios y talanqueras, que encauzar hechos criminales de miembros de las cortes será prácticamente una afrenta a la rama judicial y un desafío de creatividad legal. Y en lo que atañe a la responsabilidad disciplinaria y fiscal, el proyecto la minimiza sin tapujo alguno, pues la norma que propone el gobierno dice que, si hubiere acusación penal, ésta envolvería las investigaciones disciplinarias y fiscales a que hubiere lugar por los mismos hechos. Al resto de los funcionarios públicos, como se sabe, se les aplica independientemente las tres responsabilidades sin importar si se desprenden o no de los mismos hechos. En síntesis, magistrado de alta corte o fiscal general que sea encausado penalmente, no será sujeto, en la práctica, de investigaciones disciplinarias y de responsabilidad fiscal. En alguno círculos del Congreso, incluso oficialistas, no dejan de preguntarse qué necesidad tenía el ejecutivo de semejante ofrenda en las narices de todos y a plena luz del día y no dejan de señalar la inconstitucionalidad de esa normatividad.

Sólo faltas de mala conducta y nada más
Y si se diera el caso de un aforado enjuiciado disciplinariamente, sólo sería responsable por faltas disciplinarias de “mala conducta”, con lo cual aquellas faltas graves y leves que aplican a todos los funcionarios públicos de todas las ramas del poder no le aplican al fiscal  general ni a los magistrados de altas cortes. En un corrillo de la Contraloría General alguien dijo: “¿Tan bueno para ellos, no?”. En la Comisión Primera del Senado, por su lado, dicen que el proyecto es una sarta de inconstitucionalidades pues, según los expertos, el hecho de que tengan fuero no los exime del cumplimiento íntegro del código penal, del estatuto disciplinario ni menos de la legislación de responsabilidad fiscal.

- Publicidad -

La Financiera española que se quebró
Agarrados del santo de los imposibles, 7.600 depositantes colombianos esperan en vilo el futuro de sus dineros en la Internacional Compañía de Financiamiento SA que acaba de ser intervenida por la Superfinanciera. La entidad fue intervenida el pasado 18 de noviembre y su liquidación ha generado estrés por todo lado.

Por los pasillos de la Superintendencia, el asunto de la Internacional llega en momentos en que el Superintendente financiero en propiedad, Gerardo Hernández, purga su condena disciplinaria de suspensión por 10 meses en el ejercicio de su cargo como consecuencia de sus omisiones en la vigilancia del descalabro de interbolsa. La Procuraduría se la rebajó de destitución con inhabilidad de un mundo de años, a suspensión en el ejercicio del cargo por 10 meses.

En la embajada de España, por su parte, están sudando frío desde que el tema saltó a los medios, pues trascendió que en el escándalo está de por medio el ex senador del Partido Socialista español Candido Rodriguez Lozada, lo que, por si solo, va a dar para titulares de prensa permanentes y a cuatro columnas. Se da por hecho que este episodio dejará seriamente lesionada la imagen de la marca España en el exterior, si se considera también que los principales accionistas son ibéricos y porque se sospecha que saldrá a relucir tarde que temprano el nombre del archi-cuestionado Venerando Lamelas, el mismo de las Torres Bacatá y el mismo que tiene silla propia en las fiscalías españolas.

Y por los lados de Fogafin, la intervención implica que sea su gerente, Ines Maria Agudelo, la que designe al liquidador definitivo de la Financiera. La gerente Agudelo es tristemente célebre haber atropellado en 2011 al auxiliar de policia Cesar Andrés Ceballos Obregón en estado de alicoramiento a la salida de una rumba en Andrés Carne de Res de Chía. Como se ve, todos traen cruz a cuestas en toda esta historia de la Financiera española.

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario