Lo que se le Olvidó ver a la Corte Suprema

Compártelo:

Sixto Gonzalez

Por: Ing. Sixto González A.

Luego de un exhaustivo análisis en consonancia con el número de pruebas inéditas ahora conocidas a propósito de la audiencia de preclusión por parte de la Fiscalía General de la Nación realizada en boca del Fiscal Coordinador Delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Dr. Gabriel Ramón Jaimes Durán; en más de 32 horas de ardua exposición de los argumentos de sustentación, ha logrado plasmar y revelar a la opinión pública y, en especial a la Juez 28 de Conocimiento de Bogotá; los siguientes 11 incontrovertibles hechos:

  1. Juan Guillermo Monsalve es un delincuente altamente peligroso: asesino, narcotraficante, extorsionador, secuestrador, jefe de su propia banda de maleantes; con importantes recursos económicos y que dirige sus operaciones delictivas inclusive dentro de la cárcel y del cual Carlos Eduardo López, alias Caliche  -como subalterno suyo- desnuda ante la Fiscalía.
  2. Alias “Caliche”, era una especie de miembro “satélite” de esa banda y ejecutaba diferentes tipos de pedidos o “vueltas” ordenadas desde la cárcel por su “patrón” Monsalve. Con una relación de más de 10 años con este último; y que conoce detalles del accionar delictivo de este.
  3. Monsalve, al ser condenado a 37 años de prisión busca afanosamente desde el 2007 la libertad, y para eso contrata a la abogada Mercedes Arroyave (jurista antioqueña, representante también de Pablo Hernán Sierra) e intenta ingresar a la JEP afirmando falsamente que fue miembro de las AUC implicando a los Uribe (Santiago y Álvaro) en el caso “Las Guacharacas”.
  4. Es así como llega al radar de Iván Cepeda (presentado a este por la abogada Arroyave), quien busca junto a Piedad Córdoba y Rodrigo Lara, por mar, cielo y tierra, testigos que declaren en contra de Uribe en una especie de vendetta personal, dado que este lo acusa sin fundamento alguno de la muerte de su padre Manuel Cepeda Vargas, el entonces senador por el partido Unión Patriótica (UP) luego de supuestamente -él- haberse desligado de la guerrilla de las FARC., y que fue muerto (1994) por un comando integrado por paramilitares y algunos miembros del Ejército según fallo de la CIDH (organismo autónomo de la OEA, con un claro sesgo ideológico de izquierda), y en favor de los intereses motivados por las bajas en combate de los más altos líderes de la guerrilla logradas en favor de la Nación, en su gobierno a los enemigos naturales de Uribe y de la gran mayoría de colombianos: las FARC.
  5. Monsalve ante Cepeda accede a mantener a como dé lugar la mentira en búsqueda de la anhelada libertad o de beneficios carcelarios y monetarios, que este último y por boca de una decena de testigos que se desprenden de esta causa ha instigado a declarar falsamente a cambio de prebendas en contra de Uribe para saciar así su odio y patológica obsesión, como es el caso del “Tuso Sierra”, la ex Fiscal Hilda Niño, Máximo Cuesta, Johan Cadavid, Elmo Torregrosa, Carlos “Fosforito” y “Racumín” entre otros.
  6. Cepeda con el tiempo deja de cumplir con esas dadivas a Monsalve y este organiza un atentado sicarial en contra de Cepeda. Información que se le es suministrada a Caliche y este ante esa decisión de exterminio a Iván Cepeda por parte de su jefe, le aconseja que mejor se cambie de “bando” y que así obtendría mejores resultados que la muerte del Senador. Todas estas decisiones tomadas dentro del marco patológico de la mente criminal de 2 sociópatas: Monsalve y el “Caliche”, y es así como este último a «motu proprio» inicia la búsqueda para “ayudar” a su patrón Monsalve haciendo contactos con líderes del uribismo por medio de terceros hasta llegar a Uribe y a sus abogados; bajo la falsa premisa que lo hacía porque era partidario de Uribe y del uribismo, cuando ahora por los testimonios dados por el mismo queda claro que él obraba a favor de Monsalve porque su real motivación era la relación delincuencial que había entre ambos: jefe y subalterno.
  7. Al mismo tiempo, el compañero de celda de Monsalve: Enrique Pardo Hasche lo convida también a que “Caliche” tiene razón y que es mejor para él que se retracte, de esta forma hay 2 personas cercanas alrededor de Monsalve intentando contactar a los abogados de Uribe para dar la “buena nueva”. Quedando de manifiesto que el contacto hacia Uribe fue desde la cárcel hacia afuera y no lo contrario.
  8. La información llega a Uribe por medio de Prada contactado a su vez por un tercero al que Caliche se acerca para tal fin y, por otro lado, también Pardo Hasche hace lo mismo por medio de María Mercedes Williamson para llegar a Jaime Lombana y a Uribe.
  9. Caliche y Hasche les cuentan a esos allegados al uribismo que Monsalve quiere retractarse de todas sus mentiras hechas contra Uribe; ante eso la respuesta de Uribe siempre fue: «que diga toda la verdad». Como se evidencia en todas las interceptaciones (algunas de ellas violando el privilegio abogado-cliente) hechas por la autoridad competente de ese entonces.
  10. Monsalve le cuenta a su mujer Deyanira Gómez sobre la movida que está por ejecutar y ella que tiene un grado más alto de instrucción académica que él, le dice que lo que va a hacer es una gran estupidez; que logre nuevamente un contacto y hable con Cepeda porque al retractarse le van a aumentar la condena por “falso testimonio” por lo menos 8 años más.
  11. Como resultado de ese nuevo giro propiciado por Deyanira, surge ese nuevo contacto. Cepeda acepta y lo hace mudar nuevamente a una mejor ubicación carcelaria con mayores privilegios, que fueron evidenciados en los videos e imágenes incautadas a este por el INPEC., en donde se muestra a Monsalve llevando una vida carcelaria de extravagancias, lujo, licor, francachelas y prostitutas, al mejor estilo de Pablo Escobar en un otrora en “La Catedral”. De allí, nace la nueva estrategia en contra de Uribe; aprovechando el contacto con el abogado Cadena como resultado de la gestión de acercamiento a Uribe realizada por Caliche y Pardo Hasche, así le preparan la celada junto a Deyanira para inculparlos por «fraude procesal y soborno».

En las diferentes indagatorias a los diferentes testigos, hoy ya mostradas por la Fiscalía, y de anterior desconocimiento público se puede apreciar una clara miopía de la Corte Suprema, la manipulación de las pruebas y la no valoración a las declaraciones de los otros testigos claves y que hace que la Fiscalía se dé cuenta del mafioso entramado y determine como lo ha hecho en buena hora; que los testigos “estrellas” mintieron, manipularon pruebas y que además hay otros dos actores dentro del proceso que hoy posan de víctimas y, que deben ser investigados, incluyendo además a operadores judiciales (algunos del más alto rango), a dos conocidos “periodistas” manipuladores mediáticos y por supuesto al artífice y cerebro ideológico de toda esta vergüenza para la historia de la justicia en Colombia: Don Iván.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario