Los fenómenos políticos americanos


 

Los Estados Unidos de América es la democracia más antigua del mundo que está vigente, ha sido el pilar de su defensa y promoción en el mundo, incluso entablando guerras con el fin de establecerla o protegerla en otros países.

En su política interior han  tenido una democracia de 228 años, que ha estado basada en un bipartidismo que ha reinado la política americana desde sus orígenes, como lo han sido el partido republicano de principios conservadores y el partido demócrata de principios liberales, alternándose el poder interrumpidamente sin oposiciones importantes.

Pero hoy en día estamos viviendo un proceso muy interesante, pero a la vez peligroso en el electorado americano producto de la antipatía reinante hacia la política tradicional, como resultado de la polarización extrema entre estos dos partidos que ha llevado a casos inverosímiles para una nación con tanta historia democrática, como el bloqueo republicano en el congreso a la asignación del presupuesto que incluso coloco en riesgo la economía mundial.

Existen fenómenos similares recientes en otras latitudes, como los indignados en el viejo continente, y en Latinoamérica con personajes que dicen representar la antítesis de los políticos tradicionales, pero se han desviado hacia movimientos y corrientes más radicales de derecha especialmente en Europa con tendencias antisemitas, racistas y homofóbicas entre otros, y en Latinoamérica ahora también en España (Movimiento Podemos) de origen socialista y populista que se mimetizan en la anti política tradicional, pero cuando llegan al poder implantan regímenes autoritarios, represivos y de lucha de clases.

Lo particular en Estados Unidos, es que estas tendencias de extrema radical se resguardan y arropan el interior de los partidos tradicionales, con todos los beneficios que esto les otorga a nivel organizativo, mediático y burocrático. La extrema derecha en el partido republicano con Donald Trump y la extrema izquierda en el demócrata con Bernie Sanders, con la gran diferencia a casos anteriores que habían existido, es que en esta oportunidad tiene reales opciones de ganar o por lo menos de ser los actores determinantes en las próximas elecciones del primer cargo de la potencia del mundo, con consecuencia inimaginables.

Por Carlos Patricio Eastman Barona

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario