Compártelo:

 

A escasos dos meses del 78avo aniversario del desembarco de Normandía (en clave, Operación Overlord), realizado durante la Segunda Guerra Mundial, por los países Aliados: Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, entre otros, que finalizó con la liberación de los territorios de Europa occidental ocupados por la Alemania nazi. Operación aerotransportada sucedida el 6 de junio de 1944, recordada como el ‘Día D’, acreditada como la más grande y compleja operación militar en el mundo.

Epígrafe igualmente recibido -como parte de dicha gesta militar- la ‘Operación Neptuno’ (nombre también cifrado), planeada con lujo de detalles, cuya logística implicó el transporte de la tropa a las playas de desembarco, el material requerido para su abastecimiento, el apoyo de fuego de artillería antes del desembarco como luego a las fuerzas de tierra, lo cual involucró 1.200 aeronaves, 5.000 barcos, el desplazamiento de 160.000 soldados que franquearon el canal de la Mancha, de Inglaterra a Francia. Proeza de importancia capital que cambió -¡qué duda cabe!- el rumbo de la Segunda Guerra Mundial.

Opacados por PETRO

Preámbulo que -guardadas proporciones- traigo a colación, para registrar, lo que para Colombia representa la elección del 29 de mayo, período 2022-2026 -perdón por la exageración-, que marcará -según criterio de este humilde escriba- el rumbo político del país, y que las encuestas unánimemente dan a PETRO como ganador,  y derrotado, al anodino, engreído, híbrido FICO GUTIÉRREZ de ‘Equipo por Colombia’; candidato -in péctore- del repudiado, Iván Duque y otra vez ‘de Uribe” (el que él dijo), copia al carbón del otro fracasado, el tibio Sergio Fajardo.

Certamen, falto de garantías, transparencia, con cargo al desfachatado, envilecido, parcializado Gobierno, cuya protuberante interferencia -con rancio acento hegemónico-, pisotea el derecho fundamental de elegir y ser elegido, irrespeta claramente la voluntad popular, por delictual, imperativa orden del autócrata que pontifica ex cathedra, maneja la nación como su fundo de caza privado, lisonjeado por su torpe mandadero, como legendario ‘presidente eterno’, a nombre del cual contraataca, contrasta, replica, tergiversa, veja -sin titubeos- sin fiscalización de autoridad alguna, al temido PETRO.

Alucinante, concertado, insolente intervencionismo, que ultraja la Constitución, ofende la majestad del cargo de presidente que inauguró, dignificó, honró el Libertador, y desacreditó, mancilló, el apócrifo, nefasto, sumiso ‘don nadie’, hechura del INNOMBRABLE. Indescriptible estrategia que consiste en clonar a Duque, el más incapaz, insignificante, postizo mandatario de nuestra historia republicana, que sobrepasa con creces, al farandulero, frívolo, disoluto Andrés Pastrana.

Medianía impuesta por el endiosado, privilegiado santón del CD, llevado en andas por el rebaño de ayayeros, ganapanes y paniaguados, soportes de la innegable, nueva reelección -en cuerpo ajeno-, de la prolongación de las evidentísimas: incapacidad moral, ética, libertinaje, contrarias al criterio de honestidad, limpieza, pilares vertebradores del interés nacional.

Probidades que brillan por su ausencia en el apocalíptico, catastrófico Iván Duque, cuyo impensado fenómeno de transustanciación, duplicaría -a sabiendas- el exacerbante amiguismo, ignorancia, impreparación, inexperiencia, característicos. Elegido -en mala hora- por oportunismo político, rechazo al chavismo, resultando el remedio peor que la enfermedad. Mea culpa que recojo con la premisa: A otro perro con ese FICO, que sería “más de lo mismo”.

Según Caracol Radio, FICO -exalcalde de Medellín- evitó la captura de uno de los grandes capos de la Oficina de Envigado, Gustavo Villegas., señalamiento de Julio Perdomo (51 años), alias JP o el Viejo, vocero de la Oficina, capturado el 17 de marzo de 2017, quien involucró al susodicho exalcalde, Federico Gutiérrez, afín a su patrocinador en la sombra.

Repudiable maniobra, encubierta por un océano de engañosa propaganda encaminada a que el indefenso, esclavizado, empobrecido pueblo -que es tornadizo, undívago, veleidoso-, salvajemente sobreexplotado con mayúscula crueldad, salga a votar nuevamente verraco por FICO, subordinado al confrontacional, desacralizado, indeseable, infraterno capataz -de arcabuz, ballesta y gumía- que no da puntada sin 0dedal. ‘Jugadita’ del insufrible enemigo de la paz, que los correligionarios de bien atajarán con dolor de patria.

Mula muerta atravesada en el destino democrático de Colombia, responsable -como el que más- del desorden institucional, social, político, resultas del descaradamente cómplice de la consentida, nauseabunda, rampante corrupción, propia de una República bananera, en la que naufraga el país.

Humillante realidad que veladamente -para salvar el pellejo- DUQUE intenta esquivar reencauchando a FICO; tarea imposible, en razón a la alerta de la indignada, ofendida ciudadanía, presta a defender -inquebrantable- los sagrados intereses patrios, por encima de los agenciados por el canallesco, patético régimen, estimulado por el ansiosamente soñado final del infierno que como oneroso legado deja el desgobierno, la Inconducta del enajenado, envanecido, obtuso, perverso cipayo.

Trivial atorrante que tiene en estado terminal la República, producto de los reverdecidos, nefandos, falsos positivos; criminales masacres; asesinatos de líderes sociales; de defensores de DHs, junto a los afrentosos abusos, chanchullos, latrocinios que vienen desde la época del Gobierno del químicamente impuro, humanamente incorregible, que expiará en una fría mazmorra -más temprano que tarde-, sin los farisaicos remilgos de sus incondicionales.

Bogotá, D.C., 03 de abril de 2022

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Compártelo:
Imagen por defecto
mario arias gómez

Abogado, periodista y escritor


Deja un comentario