Ojo con el 2022!

Esta es una expresión que le venimos escuchando al expresidente Álvaro Uribe desde hace ya varios meses.

Y la viene repitiendo con mucha insistencia como si estuviera lanzando o publicitando un nuevo y revolucionario producto al mercado de la política.

Y no es para menos.
Las fuerzas de la izquierda ya mostraron todos sus dientes y la capacidad logística y financiera de promover y hacer dańos de cualquier tamańo con tal de conseguir su propósito, que no es otro que desestabilizar el gobierno de Iván Duque.

Cerrar con bloqueos por más de un mes una autopista panamericana como la vía Cali- Popayan fue un acto criminal y monstruoso con el que le dieron la bienvenida al Presidente Duque.

No había ninguna deuda pendiente con los indígenas del Cauca.
Al contrario, tienen demasiado territorio sin utilizar, demasiados subsidios sin control de ejecución y una autonomía en los Resguardos que atropella la justicia y el estado de derecho.

Eso de sacar con las multitudes a gritos y piedra los policías y a los soldados de sus territorios es un aberrante abuso.
Y detrás de eso está la droga que está por todas partes en el Cauca.
Pero esa droga que protegen y toleran , los está llenado de muertos.

Víctimas de su propio invento, no calcularon que ese gigante dinero de la droga, iba a gestar una feroz batalla entre muchos grupos narcoterrorístas que se están matando entre sí y de pasó a la población civil.

Petro estuvo con Gustavo Bolivar vistando y respaldando ese demencial acto del bloqueo de la vía Panamericana. Cómplice e instigador
hasta el cogote.

“Sacaremos la gente a la calle todos los días para no dejar gobernar a este Gobierno corrupto” dijo Gustavo Bolivar en un video que ha circulado profusamente.
Y Duque llevaba apenas un mes.

Era a todas luces una consigna terrorísta.

Las marchas, bloqueos, incendios, vandalismo y destruccion que promovió la izquierda, le dejaron muy en claro al país, que se quieren tomar el poder a como dé lugar y atropellando todo lo que se les ponga al frente.

Y quien financió a 8000 indígenas viviendo al lado de la carretera más de un mes?
Cuanto costó ese acto terrorísta?
7000 millones?
De donde salió ese dinero?
De donde sino de la droga?

Quien pago el desplazamiento, la alimentación y el alojamiento de 7000 indígenas de la Minga a Bogota?
Quien sino la droga?

Después el país vivió los aberrantes abusos de la JEP y la Corte Suprema de Justicia que se prestaron para facilitar la fuga de Santrich a Venezuela y evitar así su extradición a USA.

Luego el ataque de la Corte a Uribe, que lo privó de la libertad varios meses y lo obligó a renunciar a su curul de Senado para salirse de esa jaula cartelizada y perversa y buscar un juez imparcial.

Después las Mingas y todo un plan de actividades desestabilizadoras que vienen en camino, que solo la Pandemla pudo detener.

Los Alcaldes de Bogota, Medellín y Cali son muy cercanos a la izquierda pero a estas alturas, los tres van muy mal.
No saben gobernar, saben desestabilizar y hacer populismo barato.
Tanto que el movimiento para revocar a “ pinturita “ en Medellín es en serio y es gigante.

Uribe no solo lanzó la advertencia con mucha insistencia sino que se puso en serio a liderar el trabajo en ese tema.

Las reuniones con el Clan Char, Dilian Francisca Toro, el exgobernador de Casanare Barrera, Congresistas de la U, se Cambió Radical y otros personajes de los partidos de centro y derecha, buscan una aproximación para ir formando un bloque político muy fuerte para enfrentarlo en 2022 con Petro que parece será de nuevo el candidato de la izquierda.

El llamado del primer elector del país, ha convocado la asistencia de muchos partidos, y líderes interesados en escuchar sus argumentos y todos muy preocupados por el comportamiento despiadado y desafiante de la izquierda que tiene también muy claro que el poder hay que tomarlo ahora, o ahora.
Parece ser su último turno al bate.

Para el país es una buena noticia ver a tantos políticos que ayer estuvieron tan distantes, hoy reunidos ante la convocatoria de Álvaro Uribe y sobre todo, que entendieron que unidos pueden detener y derrotar el ataque feroz de la izquierda

Divididos no.
Enhorabuena!

Imagen por defecto
Álvaro Ramírez González


Deja un comentario